El cine español, reprimido sin la bajada del IVA por el Gobierno

bajada del iva cine

La cultura española estaba de celebración el pasado viernes, y es que después de casi cinco años —en 2012 se produjo la subida del IVA cultural—, por fin este bien parecía estar al alcance de todos.  El Consejo de Ministros aprobaba el proyecto de Presupuestos Generales del Estado en los que la bajada del IVA cultural era protagonista. Sabemos lo importante que es para nuestros representantes políticos la cultura y por eso han decidido bajar el IVA de los espectáculos en vivo (incluidos los toros) y han decidido excluir el cine. Parece que una plaza de toros es escenario cultural pero una sala donde poder disfrutar de nuestros largometrajes es un bien de lujo.

Si nos situamos en lo recaudado el pasado 2016 en las taquillas de todos nuestros cines, y según informa ComScore, compañía de medición de audiencia y taquilla, nada más y nada menos que, con un precio medio de 7€ la entrada, 18.303.198 fueron los espectadores que disfrutaron de nuestro séptimo arte. Por si esto fuera poco, las películas proyectadas en España recaudaron un total de 109.782.568 €, pero nada, si bajaran el precio de las entradas no subirían los espectadores. Como dice Íñigo Méndez de Vigo, tendremos que esperar a que «la senda del déficit público lo permita».

Según las declaraciones de los mandatarios, los espectáculos y las actividades culturales que se beneficiarán de esta bajada de IVA lo necesitan más que el cine. No sabemos quién lo necesitará más, pero lo que queda claro es que los que se verán perjudicados no solo son nuestros actores, directores y demás profesionales del sector cinematográfico, sino que los principales dañados por esta decisión seremos nosotros, los ciudadanos.

Debido al alto coste que tienen las entradas muchos ciudadanos recurren a la piratería a través de Internet. Contando con los datos del último estudio de la EUIPO sobre este tema, un 71% de los españoles encuestados aseguraban que dejarían de hacerlo si el precio fuese más barato y estuviese al alcance de la situación económica del país. El sector joven, principal impulsor de la cultura en España, es el primordial motor de las descargas en Internet.

Como era de esperar, esta decisión ha traído diversidad de opiniones. Así de satisfechos se han sentido algunas celebridades relacionadas con esta profesión. Benito Zambrano, director, entre otras obras, de La Voz Dormida, aclaraba su descontento: «¿Qué hacemos los que nos dedicamos al cine, los que llevamos años para levantar un proyecto? Nos cuesta años de nuestra vida conseguir que llegue a los cines y que la gente lo pueda ver».

Por su parte, el reconocido director Álex de la Iglesia bromeaba ante la situación: «No es una cosa que me haya planteado, pero a ver si la solución está en hacernos todos toreros», aunque también dejaba claro que desde La Academia se ha intentado llegar a un consenso y se ha hecho lo posible, aunque sin éxito.

No solo los anteriores han querido mostrar su desacuerdo con la decisión del Gobierno, y es que Paco León tampoco ha querido callarse. «Un Gobierno que no identifica al cine como parte esencial de la cultura de su país, discriminando a su industria y sus espectadores, es una mierda». Así de claro se mostraba el sevillano.

El resto de la población ha hecho uso de su libertad de expresión aprovechando la rapidez de las redes sociales. En estas hemos encontrado opiniones que nos han dejado dudas sobre el pensamiento de los ciudadanos españoles. Por una parte, encontramos declaraciones que achacan al cine de «aprovechado» refiriéndose a que este vive de subvenciones: «Si no tuvieran subvención del Estado muchos que os llamáis cineastas, a ver de qué ibais a vivir…del cuento como vivís muchos», comentaba un usuario en Twitter. Ante esta idea, nos consuela leer titulares como que Más de 4.000 empresas del teatro, cine, música y Artes Escénicas piden ampliar al cine la bajada del IVA Cultural. Al menos sabemos que hay gente que piensa que es una locura premiar de esta forma a la cultura taurina y no a otra cultura más positiva para nuestro país.

Tras observar todos los datos y opiniones recogidas ante la decisión que el Gobierno ha tomado acerca del disfrute y desarrollo de nuestra gran pantalla, queda claro que no todos los ciudadanos tenemos el mismo concepto de cultura. Para algunos podría llegar a ser uno de los motores de la economía de nuestro país —solo hay que ver las cifras que mueve a pesar de su situación—, para otros no merece el placer de descender su IVA. Como habitualmente ocurre en nuestro país, los bienes que deberían estar a nuestro alcance están en los bolsillos de los de arriba.

Mireia Sánchez

Valenciana pero viajera por el mundo. Periodista. Colaboradora en varias revistas online. El micrófono, mi pasión, la cámara amiga con derecho a roce, y un papel y un bolígrafo, mis mejores aliados. Persiguiendo un sueño pero con los pies en la tierra.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top