CRÍTICA DE CINE | Fernando Colomo se reivindica con “La Tribu”

La comedia protagonizada por Carmen Machi y Paco León es lo más visto del pasado fin de semana.

critica la tribu cine pelicula española paco leon carmen machi baile

A sus 72 años, Fernando Colomo sigue haciendo reír a todo aquel que se sienta delante de la gran pantalla. El director madrileño lleva 50 años reflejando de manera satírica la situación de España a través de sus películas. A nadie se le olvidan producciones como Tigres de papel (1977), Bajarse al moro (1989), Los años bárbaros (1998) o La banda Picasso (2012). Aunque también encontramos otras que se alejan de esta tónica, como Rivales (2008) o su anterior largometraje, Isla Bonita (2015).

La Tribu combina ambos estilos. Está ambientada en la postcrisis y los personajes proyectan los comportamientos de la sociedad del momento, pero hay que matizar que la crítica no se presenta de manera tan directa como en algunas de las películas ya mencionadas.

La última producción de Fernando Colomo, basada en hechos reales, cruza las vidas de Fidel (Paco León), un ejecutivo que pierde la memoria tras sufrir un accidente, y de Virginia (Carmen Machi), una limpiadora cuya verdadera vocación es el baile. Un argumento que en ningún caso escapa de la realidad ni enseña algo que no esperemos después de ver el tráiler (exceptuando alguna escena), pero que entretiene.

La película toma la base de algunas series de televisión españolas, (personajes de la calle, lugares reales, situaciones verosímiles…). De la serie de Telecinco Aída recoge incluso los personajes, aunque en la pequeña pantalla Machi y León son hermanos y en esta ocasión madre e hijo.

Por otro lado, encontramos un elemento clave que distancia a la película de la serie: la fluidez. El ritmo en la primera es mucho más dinámico que en la segunda. Esto se debe en gran parte a los actores. Ni Carmen Machi ni Paco León defraudan, ambos exprimen al máximo cada frase y cada gesto del guion y lo ejecutan con esa naturalidad que les caracteriza y a la que nos tienen acostumbrados. Los actores secundarios (Maribel del Pino, María José Sarrate o Luis Bermejo) también contribuyen a ese dinamismo.

Los recursos más utilizados por parte de ambos son el baile, y en el caso de Paco León también las dificultades lingüísticas que padece a raíz del accidente. Recursos básicos, pero que no por ello dejan de ser eficaces.

Tenemos que analizar la película a partir de la idea con la que el director la rodó, que no es otra que hacer pasar un buen rato al espectador. Así pues, si tu objetivo es el de reírte y desconectar durante una hora y media vas a salir de la sala con la sensación de que has elegido bien.

Rubén Rozas

En proceso de periodista, defendiendo la verdad y apostando por la cultura. Música y poesía sostienen el mundo; espectador en la primera y actor en la segunda. La vida no es sino una obra de teatro que necesita de un guion y de una banda sonora, casi siempre improvisados.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top