CRÍTICA DE TEATRO | “Don Juan, un musical a sangre y fuego”, de Ignacio García

crítica don juan un musical a sangre y fuego

El galán por excelencia se presenta en el Teatro Philips de Gran Vía de Madrid con el musical Don Juan, un musical a sangre y fuego, adaptación de la obra de José Zorrilla.

Los clásicos no disponen de la velocidad ni la facilidad de sorprender de la que gozan los musicales modernos. Éste hereda la densidad de la obra literaria, por lo que es posible que no todos los amantes del género salgan satisfechos del teatro, no es un musical al uso, pero la historia es la que es y así nos la cuentan.

El viaje de este casanova hasta nuestros días viene acompañado de un gran trabajo en la elección de voces y asignación de personajes, una acertada apuesta coral. Al margen del lucimiento que se les presume a los protagonistas, Don Juan y Doña Inés, destaca quien se llevó el aplauso más efusivo, Brígida (Patricia Clark). El personaje es la alegría impetuosa en una historia lúgubre, a la actriz se le ve disfrutar y eso el público lo agradece.

¿El pero? Que este Don Juan viene con ganas de adaptarse al siglo XXI, pero sólo a medias, unas coreografías sí, otras no, unas voces recuerdan al señorío de aquellos tiempos y otras traen a la mente a voces del panorama actual, en cualquier caso es preferible que sea así a que se presente un Don Juan totalmente renovado, lo que seguro habría provocado las críticas de los más puristas.

Es difícil diferenciarse cuando se trata de una obra tan conocida y destripada, si el guion no lo permite hay que intentarlo con otros aspectos y en este caso ese papel lo juegan los decorados. Más bonitos o más feos, eso va en gustos, su movilidad y su reutilización ofrece al público la posibilidad de viajar a través de las múltiples escenas al mismo tiempo que los personajes.

No entiendo la costumbre, por lo que se ve asentada, de que los musicales duren una eternidad. Siempre he pensado que es mejor dejar al espectador con ganas de más que dar pie a que mire el reloj y lo cierto es que la segunda parte se hace larga.

Pese a que, como a todo, se le puede sacar pegas, hay que valorar la arriesgada apuesta del equipo creativo de traer al Don Juan al 2016 con tal despliegue de medios y la culturización que puede llevar a cabo al acercar un clásico de nuestra literatura a aquellos que no sean amantes de ese tipo de lecturas, que verán en el musical la oportunidad perfecta para conocer la vida y martirio de “El Tenorio”. Estos que no se despisten, ¡que va a empezar el Carnaval!

 

MÁS INFORMACIÓN

Venta de entradas

Margarita Pérez

Me apasiona que me cuenten historias desde las tablas, desde la gran pantalla o desde la caja lista. ‘Mary Poppins’ me enganchó al cine, ’10 negritos’ al teatro. Nací con una tele debajo del brazo y un lápiz en la mano izquierda. «Librívora» desde la cuna. Escribo porque no sé vivir de otra manera. Ingeniera de Telecomunicación. Madrid, Madrid, Madrid…

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top