CRÍTICA DE CINE | “El mejor verano de mi vida”: Oda a la comedia interpretativa española

El próximo 12 de julio se estrenará la hilarante película de Dani de la Orden, encargada de reunir a los máximos exponentes nacionales del humor, con la colaboración de Atresmedia Cine, para que el público no pare de reír, sin dejar de emocionarse.

el mejor verano de mi vida critica pelicula cine leo harlem maggie civantos jordi sanchez opinion entradas

El largometraje de Dani, supone la entrada de lleno en el verano. Una película divertida, desenfadada, que representa el comienzo de las vacaciones de una familia y con un contexto veraniego (a pesar de ser grabada en pleno invierno) que nos avisa de que el verano ya ha llegado, también para el cine español.

El filme está protagonizado por Curro (Leo Harlem), un hombre de dotes paternales cuestionables, en plena crisis de pareja y con fuertes deudas económicas que decide prometer a su hijo Nico (Alejandro Serrano) unas vacaciones inolvidables en caso de que este saque todo sobresalientes. Cuando el niño lo consigue, Curro, consciente del lío en el que se ha metido, improvisa unas vacaciones que comienzan siendo desastrosas, pero que finalmente terminarán siendo las mejores que ambos han vivido nunca.

Leo Harlem, una nueva estrella protagonista

Bien es cierto que la irrupción de los cómicos  en el cine ha tenido gran presencia en los últimos años, casos como el de Dani Rovira o Berto Romero han sido predecesores.

Esta vez la oportunidad le ha llegado al veterano Leo Harlem, a quien habíamos visto en varias películas como “Torrente 5” o “Villaviciosa de al lado”, pero nunca adquiriendo esa responsabilidad protagonista, un rol que el humorista ha llevado a cabo a la perfección.

Un personaje nervioso, carismático, con don de gentes y muy sociable ha hecho que Leo se encontrara en su salsa, llevando a cabo una actitud que nos recuerda mucho a la que vemos en sus monólogos, lo que hace que este papel le venga como anillo al dedo y que podamos calificar su aportación a esta película como sobresaliente.

La gran responsabilidad de Alejandro Serrano

Si antes hablábamos de la responsabilidad de Leo Harlem, no debemos restar ni un ápice a Alejandro, quien con solo 11 años ha cargado sobre sus hombros coprotagonizar y ser el narrador de una película de primer nivel nacional como es “El mejor verano de mi vida”.

En la película hemos podido ver a Nico (personaje que interpreta) en todas sus facetas: enfadado, contento, jugando al fútbol, bailando e incluso llorando, todo con una profesionalidad y una capacidad de interpretación sorprendente para alguien tan joven.

Pero esto llama aún más la atención cuando el propio actor dice que, en el desarrollo de la película, «se utilizaba el guión como una base», dando rienda suelta a la improvisación y la más intuitiva acción interpretativa.

Oda a la comedia interpretativa española

Uno de los rasgos más destacables de la película es el extenso reparto de actores de primer nivel humorístico. Y es que es digno de señalar algunos de los exponentes cómicos que se han reunido en este largometraje, como Leo Harlem, Arturo Valls, Silvia Abril, Berto Romero, Jordi Sánchez, Isabel Ordaz, Ricardo Castella (aunque a última hora dudara de su aparición), Toni Acosta o Maggie Civantos.

Además, cabe también acentuar el cambio de roles que estos han sufrido en los diferentes personajes que han llevado a cabo. Son el caso de Silvia Abril, alocada y una importante figura materna en el mundo del espectáculo que aparece como una profesora aburrida, tranquila y con un aborrecimiento extremo por los niños; o Isabel Ordaz, siempre interpretando personajes tranquilos, con un cierto desapego por la vida y con una actitud que podríamos denominar como hippie, encargada de encarnar a una mujer rica, de clase alta con numerosos lujos y excentricidades. Estas variaciones aportan frescura y un matiz que pretende descolocar al espectador.

Aparición de influencers

Otra de las características sorprendentes de la película es la aparición de algunos influencers como Hamza Zaidi y María Valero. Uno con 2,5 millones de seguidores y otra con más de 200.000 que permiten que la película llegue a un público más amplio.

Esta técnica publicitaria es bastante inteligente, a la par que útil. Dentro de este auge masivo de las redes sociales, la posibilidad de adquirir personajes cuyo alcance en este mundillo es tan amplio no puede traer más que buenas noticias a los responsables de la película. Los influencers han llegado y lo han hecho para quedarse, a partir de ahí, todo lo que sea aprovechar estos recursos bienvenido sea.

La trama

La trama no es, ni mucho menos, innovadora, el hilo general de esta historia lo hemos podido apreciar en un gran número de películas. Cabe destacar la rareza fílmica de contar, al principio de la película y en tan poco tiempo, una parte muy pesada y longeva de las vidas de los protagonistas, donde al personaje interpretado por Leo le da tiempo a pasar de modesto limpiador a un importante vendedor en quiebra, pasando por su periodo estudiantil, claro.

Una película auténtica y emotiva donde se refuerza el poder de la comedia, que aparece como cura de males, causa del amor, etc. y donde lo más importante es que el espectador disfrute, algo que, sin duda, hará.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top