CRÍTICA (Con spoilers) | “La verdad”: Un gran reparto para una trama algo previsible

LA VERDAD CAP1-8

Tras una larga espera por fin se ha estrenado La verdad en Telecinco. La serie gira en torno a Paula García, una niña que desapareció hace nueve años. Al principio de la serie nos ponen un flashback del momento en el que secuestraron a la niña. Lo único que se ve es que se la llevaron en un coche. La promoción de la serie ya avanza que los hechos no concuerdan con lo que cuenta Paula cuando logra escapar.

La serie empieza con Lalo, con el que contacta la madre del secuestrador para informarle de dónde está la chica. Sin embargo, el hijo descubre que su madre le ha delatado y se prepara para irse con la chica. Lalo, quien en esos momentos parece un policía de paisano pero en realidad es un periodista, conduce a toda leche con una lluvia que ya avisa que habrá accidente. En un giro dramático de los acontecimientos (como diría Fermín de La que se avecina), Lalo se estrella en una curva, pero no le pasa nada grave. Y aquí la parte surrealista de esta escena. No es una carretera infinitamente ancha, más bien todo lo contrario y no pasan muchos coches, por eso no me explico por qué cuando el secuestrador y la secuestrada pasan por ahí, Lalo ni los mira.

Más adelante Paula (Elena Rivera) huye de su secuestrador y logra darle esquinazo cuando un camionero decide ayudarla, pero la chica vuelve a huir cuando dicho camionero para en la gasolinera y lo ve llamando y hablando con la policía. Ahí se empieza a ver que hay algo raro. Se supone que la policía está para ayudar, ¿no? Yo empiezo a sospechar de la chica, sobre todo cuando está pensativa y la policía se acerca a ella, donde ella pide que no le hagan daño.

La policía llega a casa de los padres de Paula. La madre (Lydia Bosch) los recibe sonriente como si no fuera con ella la cosa. Y cuando Costa, la encargada del caso, le informa que están ahí por Paula le cambia la cara. ¿Perdona? O la visita la policía muy a menudo o es obvio por qué están ahí desde el principio. Aunque a lo mejor es que su hijo siempre se mete en problemas… No sé, pero muy lógico no es. Y para poner la guinda a la incoherencia, casi se nos muere la madre de la impresión de saber que su hija está viva.

Paula está en comisaría y no quiere hablar con nadie, solo con Marcos (Jon Kortajarena). ¡Anda que no sabe nada! Ella solo quiere hablar con el guaperas. Pero ahí es cuando la serie mejora y a la vez se hace predecible. En el interrogatorio, o mejor dicho, intento de interrogatorio, Paula se insinúa a Marcos. Ahí confirmo mis sospechas de que no es la verdadera Paula. Y que La Vecina Rubia se va a gastar mucho dinero en chicles, porque si la chica ya actúa como si Marcos fuera su novio en el primer capítulo, no quiero ni imaginar que hará en los próximos.

El hermano de la supuesta Paula había pasado desapercibido, pero cuando están solos y charlan hay algo raro. Incluso parece tontear un poco con él. Al final de la serie la falsa Paula hace una llamada a escondidas, antes de ir a la fiesta de bienvenida que le han hecho en casa (como si en vez de estar secuestrada viniera de terminar la universidad), y ya nos desvela su verdadero nombre: Sara. Los padres habían mandado al hermano a buscarla y es este quien escucha la llamada. Sabe que miente, pero se hace el loco cuando ella cree que la ha descubierto, y se la lleva a la fiesta. El no-hermano y Paula, ahora Sara, me tienen bastante intrigada.

¿Cuál es la verdad en “La verdad”?

Elena Rivera ha brillado con luz propia, interpretando a la perfección un personaje del que nadie nos fiamos. Una gran actriz. Jon Kortajarena, de momento, me ha sorprendido al demostrar que no solo como modelo es bueno, también lo borda en su interpretación. Junto a José Luís García Pérez son mis actores y personajes favoritos de la serie. Creo que la serie en sí prometía mucho en las promociones que han hecho, pero han sido demasiado evidentes y en el primer capítulo descubrir que Paula no es Paula no es nada acertado. Podrían haber sido más misteriosos y estirar ese momento. Aún así, todos queremos saber quién es Sara y por qué ha suplantado la identidad de Paula García. Yo le daría una segunda oportunidad a la serie por esa razón y por la calidad de los actores, eso compensaría las incoherencias que han tenido.

En las redes ha habido de todo. Desde que la serie era muy mala a quienes la veían porque les tiraba la tierra (santanderinos/as), pero lo que más se ha repetido es que solo veían la serie por Jon Kortajarena. En el fondo, todos/as queremos que Marcos nos interrogue, o mejor, que nos haga un cacheo a fondo, pero no nos atrevemos a admitirlo. Yo quiero conservar mi pelazo libre de chicles.


HABLAMOS CON LOS PROTAGONISTAS DE “LA VERDAD”

Mariví González

Feminista. Hada madrina en prácticas. Opino sobre muchas cosas, para bien o para mal. Periodista freelance. Intento de influencer cultural.

1 Comentario

  1. JFMontford 27/07/2018 at 00:29 -  Responder

    Kortajarena también lo borda… En fin, sal un poco más y conoce un poco de mundo, querida…

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top