[CRÓNICA] Maldita Nerea construye recuerdos por las salas de Madrid (La Riviera 21/12/14)

Cuarto de horaEse tiempo sirvió de margen para acomodarse, examinar el escenario y prepararse para el concierto. Era la tercera vez consecutiva que Maldita Nerea tocaba en Madrid y ésta vez tampoco iba a faltar la energía.

Una tela blanca cubría todo el escenario cuando la primera canción empezó a sonar. El estribillo de Mira dentro fue suficiente para que el público comenzara a corear y bailar mientras la tela caía y dejaba ver a la banda.

Toda la gente que asistió estaba eufórica cantando ininterrumpidamente. Por si quedaba algún rezagado, No podíamos ser agua sirvió como llamada a la acción. Jorge animó cada frase de la canción en la que se decía “que la fiesta empiece ya”, cosa que el público captó a la primera.

Tras No pide tanto, idiota y El error, se hicieron las luces. No es que el concierto hubiese terminado, sino que Jorge pidió ver las caras de quiénes habían asistido, a los que les dijo “volveremos, por si aún quedaba alguna duda. Mientras tanto, mejor en bares pequeños…”. Estaba claro que Cosas que suenan a… comenzaría a continuación.



“Normalmente las chicas suelen cerrar los ojos en esta canción pero, cada vez más, veo a chicos que les gusta este tema. Eso es algo que me agrada mucho, hay que ser romántico de vez en cuando” contaba Jorge al presentar el siguiente tema. Y es que Perdona si te llamo amor fue un canto al romanticismo.

Al finalizar Piedra, papel o tijera y Fácil, el vocalista presentó a la banda. Luis, Rafa, Serginho, Tato y Jorge fueron aplaudidos y vitoreados mientras empezaba a sonar Mi única verdad, a las que siguieron Lo que tu prefieres, Te merece la pena y El último día.

Si bien el concierto estaba siendo una fiesta, había otra realidad que se quedó de puertas hacia fuera de la sala. Algunas personas menores de edad no pudieron pasar por la actual legislación, aunque hubiesen comprado las entradas sin problemas en empresas terceras. Por eso, entre canción y canción Jorge hizo una reflexión con la gente.

Conocían el problema que había ocurrido y no estaban para nada de acuerdo con la actual legislación que impidió que los menores no pudiesen entrar al recinto. Por ello, anunció que estaban preparando un concierto para diciembre de 2015 en el que pudiera entrar todo aquel que se había quedado con las ganas. También les dedicó la siguiente canción, La respuesta no es la huida.



Después de tocar En el mundo genial de las cosas que dices y Con trocitos, canción con la que simularon un duelo entre el bando izquierdo y derecho del público para ver quien gritaba más, Jorge hizo una confesión.

“Tato se ha mudado a un piso de Carabanchel” dijo, a lo que yo sólo pude responderle “0le túuuu!!!” al más puro estilo Gran Hermano 15. Jorge pidió una cerveza, -sin vuelta-, entre el público, con la que refrescaron las gargantas de toda la banda.

La fiesta continuaba con La canción que no termina, que fue el preludio de los agradecimientos por parte de la banda. Frases como “Las canciones no son nada si vosotros no cerráis el círculo” y “Nosotros hacemos canciones, vosotros hacéis que crezcan” hicieron que la gente terminarse de entregarse con ellos.

Y es que el público que asistió al concierto no paró de cantar a gritos cada frase, cada estribillo y cada estrofa. Canción tras canción dando lo mejor de sí para crear un ambiente que pocas veces se ve en un concierto.

El secreto de las tortugas sirvió para finalizar el concierto. Ese final de mentira que se da siempre y en el que las bandas buscan un feedback por parte de la gente para tocar las últimas canciones. Normalmente se grita “0tra, otra”, pero en esta ocasión pasó algo, de nuevo, inusual.

La gente tras corear “0tra, otra” y, viendo que no surtía efecto, empezó a cantar al unísono Tu mirada me hace grande. Fue un momento mágicoy eso que yo soy un simple espectador. No sé cómo lo sintió por triplicado Maldita Nerea. Increíble.



Jorge sale solo, se sienta al borde del escenario y comenta que han hecho un álbum de fotos con la empresa Hoffman (patrocinadores del evento) y que, el dinero recaudado con su venta iría dirigido a una asociación con la que colabora él. Acto seguido pide que repitan lo sucedido con otra canción: Nunca estarás sola suena por toda La Riviera mientras el resto
de la banda se une al vocalista.

El bis se compuso de Nunca estarás sola, Por el miedo a equivocarnos y la tan ansiada Tu mirada me hace grande, en la que los fans cantaron media canción mientras Jorge disfrutaba viendo lo sucedido.



En resumen, Maldita Nerea ha conseguido tres exitazos en Madrid uno tras otro y eso es por algo. Su música pegadiza y sus letras llenas de sentimiento hacen de una tarde de domingo cualquiera, un día que recordar. Y es que ya lo dijeron en el concierto, volverán pronto para dar más momentos como este.

Mientras tanto, no nos quedará más que esperar dando tumbos por Madrid.

>> Disfruta del resto de imágenes del concierto en nuestra galería <<

Crónica por Raúl Núñez (@RaulNV)
Fotografías: Rocío Muñoz

Raúl Núñez

Diseñador Gráfico, Seriéfilo y Gamer en Youtube. No concibo una vida sin música, por ello canto y compongo.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top