Cuatro ex vecinos que deberían volver a ‘La que se avecina’

La que se avecina ya rueda su novena temporada. Los  vecinos de Montepinar volverán un año más a hacer las delicias de los 4 millones de espectadores con los que se despidió la temporada pasada. Y es que, a partir de la sexta temporada, la serie comenzó una subida de audiencia espectacular, llegando a sobrepasar en ocasiones la barrera de los 5 millones de espectadores, cifras que no conoció la ficción ni en sus primeros capítulos.

Tras dos primeras temporadas en las que la serie naufragó sin encontrar una personalidad propia, en la tercera, y con la incorporación estelar de Antonia San Juan, LQSA empezó a ser realmente una comedia diferente, mucho más absurda y esperpéntica que su antecesora.

Los comienzos nunca son fáciles, pero lograr mantener una serie en un buen nivel de calidad después de ocho años en antena tampoco es pan comido. Hasta ahora la ficción ha sabido retener a los espectadores que se engancharon cuando ésta pegó el “subidón”, pero el desgaste es notable y solo un milagro puede salvar a LQSA de una caída libre que empezó hace ya un par de temporadas. En una serie tan coral, la principal baza para mejorarla es la incursión de nuevos actores, sin embargo, los regresos de Isabel Ordaz en su papel de Araceli (la “hierbas”) Madariaga, -nada que ver con el personaje de peluquera que conocimos al principio-, María Adánez como “la pija” con más mala leche, o el de Antonia San Juan tras su descanso como Estela Reynolds, han resultado una verdadera decepción, a lo que habría que sumar las muchas excentricidades en las tramas y el cada vez más acusado histrionismo de los personajes (esa Nathalie Seseña ya no puede estar más exagerada y fuera de tono). Otras reincorporaciones, en cambio, sí se han resuelto con éxito, como la de Fernando Tejero, que volvió con un personaje totalmente diferente al de Emilio, el portero de Desengaño 21.

Por lo tanto, ¿debería La que se avecina reforzarse con un arsenal de antiguos actores de Aquí no hay quien viva pero con personajes totalmente diferentes? El problema no reside en que un actor vuelva a encarnar el mismo personaje: José Luis Gil interpretó al mítico Juan Cuesta, y Enrique Pastor, de similares características, ha resultado igual de imprescindible. Sin embargo, uno de los errores que se cometió con Rebeca, la abogada resabiada que interpretó María Adánez (de la que se ha anunciado que no seguirá en la nueva temporada), fue la intención de construir un personaje nuevo que no pegaba con el contexto del resto, cuando una nueva versión más extrema de Lucía habría resultado, por lo menos, más graciosa.

Cuatro actores, entre los muchos que lograron tener un personaje inolvidable en Aquí no hay quien viva, a los que merecería mucho la pena volver a ver en una comunidad, son:

LOLES LEÓN

El eterno regreso. Loles León abandonó Aquí no hay quien viva en la segunda temporada y los rumores sobre su vuelta no cesaron desde entonces. Todos los espectadores esperaban que Paloma Cuesta despertase del coma, ya que eso significaba que la actriz volvería a la serie. Y es que Loles era perfecta no solo para hacer suya a Paloma, un ama de casa chillona, envidiosa y cotilla, sino también para una serie donde los personajes tienen tanta personalidad e importancia. Ahora, tras un cruce de declaraciones cargadas de buenas intenciones, y con la actriz en paro, su regreso parece el más factible, así como el más deseado por los espectadores, y el más jugoso para la serie.


LUIS MERLO

Según confiesan algunos, Luis Merlo iba a pasar a formar parte de la comunidad de vecinos de Mirador de Montepinar cuando estos se mudaron desde Desengaño 21, pero la cosa se torció. Mauri fue, sin duda, uno de los personajes más carismáticos de la anterior serie y jamás se podrá olvidar. Así que, en este caso, que Luis Merlo volviese como el gay neurótico y disparatado que era Mauri no sería plato de buen gusto para muchos que lo recuerdan con tanto cariño. De volver, Luis Merlo debería encarnar a un personaje más a juego con las características de los personajes de La que se avecina, ya que Mauri tenía una gran dosis de verdad que aquí desentona con las inverosímiles situaciones. ¿Un depresivo con tintes psicóticos, tal vez?


LAURA PAMPLONA

El público no la recuerda como debería, pero Alicia Sanz fue uno de los mejores personajes de Aquí no hay quien viva. Laura Pamplona interpretó a una diva low cost, una actriz de pacotilla que sólo había anunciado salchichas y cuya madre sentó el precedente para Estela Reynolds. Junto con Malena Alterio presentaban un tándem mucho más interesante que, por ejemplo, el de Cristina Medina y Vanesa Romero (Nines y Raquel). La actriz abandonó la serie de forma precipitada a mitad de la tercera temporada y nunca más se supo de ella. Y aunque es una de las menos reclamadas por la audiencia, un regreso con un personaje a la altura de Alicia daría un soplo de aire fresco a un reparto femenino demasiado quemado y embarazado.


DANIEL GUZMÁN

¿Y si la fallida vuelta de María Adánez (no por culpa de la actriz, sino del guion) se hubiese reforzado con la entrada de Daniel Guzmán? El actor interpretó a Roberto, un chico un tanto inmaduro que luchó con uñas y dientes por el amor de su novia, y ambos nos dejaron los momentos más románticos de ANHQV. Ahora, unidos como pareja de nuevo, podrían haber devuelto a La que se avecina algo de humanismo. Pero como ya es tarde para eso, Daniel Guzmán debería tener la oportunidad de seguir demostrando que es experto en papeles de fracasado en apuros, como bien hizo en La familia Mata. Nadie mejor que él para cubrir el perfil de bonachón que se ha quedado vacío tras la salida de Luis Miguel Seguí.


Ya sea con incorporaciones que tengan cabida en la serie, o ahorrándose meter a actores con calzador cuando no hay personajes de peso para ellos, La que se avecina tiene que hacer los deberes este verano para conseguir el beneplácito de los espectadores más críticos y solo lo logrará renovándose para comenzar una nueva etapa. Actores como los nombrados podrían convertirse en una gran baza para la serie, pero teniendo siempre clara una cosa: nunca, ninguno de ellos, logrará tener un personaje que pueda hacer sombra a sus roles en Aquí no hay quien viva.

Víctor Santos

Polifacético, aficionado al humor y a escribir. Estudiante de publicidad. No sabe cantar, no sabe bailar, pero no se lo pierdan

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top