#Emmys 2015: ¿Debe Mad Men arrasar con todo?

La Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión se ha pronunciado y nos ha dejado, un año más, unos candidatos a los Premios Emmy que nunca contentan a todo el mundo.

Nominaciones inmerecidas, olvidos imperdonables o la eterna guerra de “mi serie es mejor que la tuya” dividen estos días a los seriéfilos más apasionados. Todos tienen una opinión, una quiniela de la justicia donde queda bien claro quién debe alzarse con la estatuilla y qué series merecen ser las grandes perdedoras de la noche por esa última temporada infumable o, simplemente, por ser tan mainstream que repelen.

Será el 20 de septiembre cuando descorchemos la botella de champán que guardamos cada año para celebraciones especiales o nos vayamos a dormir porque hemos excedido el número de tweets permitidos comentando lo injusto de los ganadores. Mientras, y como nos encanta el drama, ¿qué tal si apostamos por cuáles deberían ser las vencedoras en este apartado?

WALTER WHITE VS. DON DRAPER: ¿SE REPETIRÁ LA HISTORIA?

5558c505f3e75

Si el año pasado Breaking Bad le puso difícil a cualquier otra serie optar a algún premio en drama, esta vez la historia se repite con distinto protagonista. Mad Men, la serie de AMC –casualmente la misma cadena que emitía Breaking Bad– se ha despedido este año de todos sus seguidores tras siete temporadas, lo que hace presagiar que la Academia querrá rendir tributo a una de las ficciones más valoradas de los últimos tiempos. ¿Puede alguna serie arrebatarle la photo finish a Mad Men?


seriedMEJOR SERIE DRAMÁTICA

Nominadas: Better Call Saul, Downton Abbey, Game of Thrones, Homeland, House of Cards, Mad Men y Orange Is The New Black.

Better Call Saul, el spin off surgido de Breaking Bad, es la benjamina de la categoría pero llega pisando fuerte. Una sola temporada le ha bastado para subirse al carro de las nominadas a mejor serie, aunque no creo que dé la sorpresa.

Downton Abbey y House of Cards han demostrado su solvencia con su quinta y tercera temporada, respectivamente. Para la ficción de Netflix está complicado vencer a los rivales con los que comparte terna. Esta tercera entrega de las aventuras de Frank Underwood no han bajado el listón en lo que a calidad se refiere, pero sí han perdido un poco de la chispa que la hizo brillar los años anteriores. Por su parte, Downton Abbey nunca se ha llevado un Emmy a la mejor serie, lo que a priori deja entrever que este tampoco será su año.

Orange Is The New Black es, quizá, la oveja descarriada de la nominación. La serie creada por Jenji Kohan tiene más tintes de comedia que de drama, pero la nueva normativa acota las nominaciones a Mejor serie cómica a aquellas ficciones cuyos capítulos no sobrepasen los treinta minutos de duración, por lo que series como Orange Is The New Black se ven obligadas a competir en drama sin ser puramente dramáticas, lo cual prácticamente imposibilita sus opciones de hacerse con el premio, aunque solo el estar en la terna de nominadas ya es un premio en sí, teniendo en cuenta la competencia.

Game of Thrones, Homeland y Mad Men son las tres con más papeletas de llevarse el gato al agua. Aunque la quinta temporada de Game of Thrones no despegó hasta los capítulos finales, nadie podremos olvidar algunas de las escenas más impactantes –e importantes– que nos dejó esta tanda de capítulos.

A Homeland su última temporada le ha servido de renacimiento. Tras bajar a los infiernos con la anterior, la serie de Showtime ha vuelto a conectar con su público y nos ha cautivado de nuevo con tramas acorde a lo que nos tenía acostumbrados. Sería difícil que Homeland diera la campanada por la pérdida de categoría que ha experimentado, pero lo tendría totalmente merecido.

Para Mad Men las cosas vienen más de cara. Nos ha regalado ocho magníficos años que merecen reconocimiento y además no tiene ninguna competidora con una temporada plenamente redonda. La estatuilla a la Mejor serie dramática será para ella.


prinn

MEJOR ACTOR PRINCIPAL

Nominados: Bob Odenkirk (Better Call Saul), Kyle Chandler (Bloodline), Kevin Spacey (House of Cards), Jon Hamm (Mad Men), Liev Schreiber (Ray Donovan) y Jeff Daniels (The Newsroom).

No tengo apenas duda de que Jon Hamm subirá al escenario a recoger su premio a Mejor actor dramático. Enfrente tiene grandes nombres pero, tras siete años optando a este galardón, es hora de que Don Draper dé su último speech sobre el escenario del Microsoft Theater de Los Ángeles. Jeff Daniels podría arrebatarle su momento de gloria si la Academia decidiera que la infravalorada The Newsroom –serie que también finalizó en esta presente temporada– y un enormísimo Will McAvoy también merecen su despedida, pero no parece probable.

MEJOR ACTRIZ PRINCIPAL

Nominadas: Taraji P. Henson (Empire), Claire Danes (Homeland), Robin Wright (House of Cards), Viola Davis (How To Get Away With Murder), Elisabeth Moss (Mad Men) y Tatiana Maslany (Orphan Black).

Categoría imposible la de Mejor actriz dramática. Resulta difícil hacer una predicción de algo de lo que, prácticamente, tampoco se puede hacer una elección.

Viola Davis y la nueva ficción de Shonda Rimes han sido una de las revelaciones de la temporada; Taraji P. Henson no se queda atrás y Empire ha cautivado a buena parte del colectivo seriéfilo; Claire Danes ha dejado los ‘pucheros’ a un lado y ha vuelto a ser la Carrie Mathison que nos gusta; Robin Wright ha bordado la temporada más importante para su personaje en House of Cards, llegando en ocasiones a quedar por encima de su partenaire televisivo, que ya es decir; Elisabeth Moss es la ya mítica Peggy Olson de Mad Men, un personaje vital en todo el desarrollo de la serie que merecería reconocimiento, pero Tatiana Maslany no es un personaje, ni dos ni tres. Su nominación era pedida a gritos entre los fans de Orphan Black desde hace años, y ha tenido que interpretar seis roles diferentes dentro de la misma serie para que la Academia la incluya en esta lista. Este es su momento, aquel que se ha ganado desde un producto de ciencia ficción que se emite en una cadena muy minoritaria. Albergo pocas esperanzas de que esta concesión vaya más allá de su nominación, pero su nombre debería estar entre los ganadores de la noche.


secun

MEJOR ACTOR Y ACTRIZ SECUNDARIO/A

Nominados: Jonathan Banks (Better Call Saul), Ben Mendelsohn (Bloodline), Jim Carter (Downton Abbey), Peter Dinklage (Game of Thrones), Michael Kelly (House of Cards) y Alan Cumming (The Good Wife).

Nominadas: Joanne Froggatt (Downton Abbey), Lena Headey (Game of Thrones), Emilia Clarke (Game of Thrones), Christina Hendricks (Mad Men), Uzo Aduba (Orange Is The New Black) y Christine Baranski (The Good Wife).

En la categoría masculina, Jonathan Banks podría ser quien pusiera la primera piedra en el camino hacia el éxito, en lo que a premios se refiere, de Better Call Saul, pero sus compañeros de nominación no se lo pondrán fácil. Sin duda, descuadra la nominación de un Peter Dinklage que, si bien es imprescindible en el drama de HBO, esta temporada apenas ha tenido momentos donde lucirse especialmente. En su lugar hubiera visto mucho más acertado incluir a Alfie Allen (Theon Greyjoy) que lleva muchos capítulos bordando un personaje complicadísimo y que en la última temporada ha protagonizado brillantemente alguno de los momentos más duros de la serie. Las desventajas de no ser un Lannister…

La terna femenina tampoco pone las cosas sencillas a la hora de aventurar una vencedora, pero personalmente creo que este es el año de Lena Headey. Si su interpretación de Cersei Lannister en la sexta de Game of Thrones no es digna de este Emmy, entonces nunca lo será. ¿Tendremos que condenar al paseo de la vergüenza a algún miembro de la Academia?


invi

MEJOR ACTOR Y ACTRIZ INVITADO/A

Nominados: F. Murray Abraham (Homeland), Reg E. Cathey (House of Cards), Beau Bridges (Masters of Sex), Pablo Schreiber (Orange Is The New Black), Alan Alda (The Blacklist) y Michael J. Fox (The Good Wife).

Nominadas: Diana Rigg (Game of Thrones), Rachel Brosnahan (House of Cards), Cicely Tyson (How To Get Away With Murder), Allison Janney (Masters of Sex), Khandi Alexander (Scandal) y Margo Martindale (The Americans).

Los actores invitados son aquellos personajes que aparecen en menos de la mitad de la temporada de una serie, sean papeles recurrentes u ocasionales. En el caso de la nominación masculina mi favorito es Beau Bridges. Su personaje en las dos primeras temporadas de la serie de Showtime ha sumado calidad y una dosis dramática de una realidad más común de lo que creemos por aquellos tiempos, pero… ¿The Good Wife se va a ir de vacío?

En cuanto a las mujeres, sus personajes en las respectivas series son tan dispares y con matices tan distintos entre sí que elegir a la mejor nunca será del todo justo. De la excentricidad de Scandal a la elegancia de Masters of Sex, pasando por la ambigüedad de House of Cards, el misterio de The Americans o la tensión de How To Get… Mi voto iría para Diana Rigg, una inconmensurable Lady Olenna Tyrell en Game of Thrones de la que siempre me quedo con ganas de ver más.


direguiMEJOR DIRECCIÓN Y MEJOR GUION

Nominados a dirección: Tim Van Patten por ElDorado (Boardwalk Empire), Jeremi Podeswa por Unboweb, Unbent, Unbroken (Game of Thrones), David Nutter por Mother’s Mercy (Game of Thrones), Lesli Linka Glatter por From A To B And Back Again (Homeland) y Steven Soderbergh por Method And Madness (The Knick).

Nominados a guion: Gordon Smith por Five-O (Better Call Saul), David Beniof y D.B. Weiss por Mother’s Mercy (Game of Thrones), Matthew Weiner y Semi Chellas por Lost Horizon (Mad Men), Matthew Weiner por Person To Person (Mad Men) y Joshua Brand por Do Mail Robots Dream OF Electric Sheep? (The Americans)

Parece cantado que el final de la quinta temporada de Game of Thrones otorgará a David Nutter un Emmy a Mejor dirección. Ese Mother’s Mercy es un no parar de cliffhangers bien hilados y contiene una de las escenas más duras de la ficción. No obstante, se ve las caras con grandes capítulos magníficamente dirigidos que han sabido conjugar varios elementos y que, bien por horror, sorpresa o sufrimiento, nos han regalado alguno de los mejores momentos seriéfilos del año.

En guion la cosa parece más destinada a premiar, de nuevo, al drama de época creado por Matthew Weiner. De hecho, vaticino que ocurrirá lo mismo que la pasada edición con Breaking Bad: Ozymandias fue el antepenúltimo capítulo de la serie y sin embargo logró la estatuilla por delante del episodio final, Felina. En esta ocasión, voto porque Mad Men verá premiado su Lost Horizon antes que a su broche de oro, Person To Person.


Faltan menos de dos meses para comprobar si mi criterio se asemeja al profesional o me uniré al grupo de los que sobrepasen el límite de tweets permitidos. Mientras tanto, ¿vosotros qué opináis? ¡Dejad vuestro comentario!

Rocío Muñoz

Me embarqué en YourWay Magazine para vivir desde dentro lo que siempre había seguido desde fuera. Lo mismo te entrevisto que te fotografío. Fuente inagotable de conversación sobre series, música y TV. Tan rara como cualquiera.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top