Entrevista a Leticia Dolera: «La cultura tendría que ir por delante en los cambios sociales»

entrevista leticia dolera feminismo morder la manzana libro

A base de insistir y reivindicar, Leticia Dolera se ha convertido en una de las máximas representantes del feminismo en nuestro país, y una vez más está de actualidad. La actriz, guionista y directora acaba de publicar su primer libro de la mano de la editorial Planeta. “Morder la manzana” es su trabajo editorial que habla de feminismo y de los diversos conceptos que hay a su alrededor y los compara y ejemplifica con situaciones que le han tocado vivir por el simple hecho de ser mujer. Cada vez que se pronuncia siempre hay alguien que se siente molesto u ofendido y eso es prueba de que aún queda mucho trabajo que hacer a favor del feminismo.

En mitad de la promoción del libro conseguimos que la actriz nos haga un hueco en su apretada agenda para charlar con ella sobre uno de los temas del momento y nos explica todos los detalles de su punto de vista en esta lucha feminista en la que ha decidido entrar con todas las de la ley.


TITULARES | Entrevista a Leticia Dolera

«Un hombre con arrugas y canas nos parece que va ganando atractivo y una mujer con las mismas condiciones nos parece más vieja»

«El hecho de que los hombres tengan ciertos privilegios implica que las mujeres estén sufriendo una desigualdad injusta»

«Todavía existe la idea de que el machismo es lo contrario al feminismo cuando no es verdad»

«Deberíamos mostrar otro tipo de masculinidades en las que los hombres no deberían ser siempre el macho ibérico español»

«Lo que hay que hacer es no recortar en todos los centros de ayuda para mujeres que son víctimas de la violencia de género, no solo no recortar sino invertir más»

«Mariano Rajoy está usando el altavoz y la autoridad moral que le da ser presidente del gobierno para fomentar la desigualdad»


entrevista leticia dolera feminismo morder la manzana libro

Fotografía: Mario Sierra para Mujer Hoy

P. Leticia, acabas de publicar tu primer libro “Morder la manzana”, ¿cuándo empezaste a interesarte por el feminismo?

De manera consciente a los treinta años, cuando empecé a buscar financiación para mi primera película. Empecé a sentir cierto machismo y empecé a identificarlo como tal. Las mujeres desde que somos niñas, como vivimos en la cultura machista, no nos damos cuenta y naturalizamos ciertos comportamientos y ciertas discriminaciones que no detectamos como machistas. Pensamos que son cosas que nos pasan por casualidad o porque sí, y es cuando empiezas a hablar con otras mujeres cuando te das cuenta de que a todas nos pasan las mismas cosas, fruto de un sistema que se llama patriarcado que genera desigualdad y al final violencia.

Cuando me decían cosas como si había escrito el guion yo sola o me preguntaban quién me iba a ayudar a dirigir la película, ahí es cuando me empecé a dar cuenta y empecé a pensar si eso también se lo dirían a los hombres. En Los Ángeles una directora de casting me dijo que una mujer tiene que tener su carrera hecha antes de los treinta años para poder seguir trabajando, en cambio con los hombres es al revés, los consideramos más interesantes a medida que van cumpliendo años. Un hombre con arrugas y canas nos parece que va ganando atractivo y una mujer con las mismas condiciones nos parece más vieja.

P. ¿Por qué el feminismo sigue inquietando e incomodando a cierto tipo de gente?

Siempre es incómodo que te saquen de tu zona de confort y de lo que ya conoces. El hecho de que los hombres tengan ciertos privilegios implica que las mujeres estén sufriendo una desigualdad injusta. Eso incomoda, asusta y da miedo. Vivimos en la cultura de no cambiar de opinión, de no debatir y de enseguida posicionarte en contra de alguien que piensa distinto a ti. Estamos acostumbrados a no tender puentes de empatía, de debate y de comunicación y cuando alguien viene a removerte y sacarte de esa zona de confort lo más práctico es negarte y decir que eres una loca feminazi.

El feminismo es un movimiento político y una causa social que es de todas las personas, es de hombres y mujeres y viene a construir un mundo más justo e igualitario y a eso deberíamos aspirar, tanto hombre como mujeres.

P. En el libro explicas muchos conceptos que existen alrededor del feminismo, ¿hay una falta de información o desconocimiento por parte de la gente con respecto al tema?

Sí, creo que todavía existe la idea de que el machismo es lo contrario al feminismo —cuando no es verdad— y que el hombre es superior a la mujer por naturaleza. El feminismo es la idea de que el hombre y la mujer somos iguales, no son antónimos, aunque hay mucha gente que lo cree. Al igual que existe todavía la idea de que ya no hay nada por lo que luchar, que ya existe la igualdad, cuando los datos demuestran que no. Es un cambio radical porque es de raíz y profundo, estamos muy educados en los estereotipos desde pequeños y cambiar ese imaginario es difícil. Por todo eso está bien leer sobre feminismo y estaría bien que en el mundo del cine, de la música y la televisión, el relato también cambie y se diversifique. La cultura tendría que ir por delante en los cambios sociales y mostrar otras historias donde las mujeres seamos el centro de la acción y tomemos las riendas y decisiones.

También deberíamos mostrar otro tipo de masculinidades en las que los hombres no deberían ser siempre el macho ibérico español, esa masculinidad hegemónica que también os constriñe en cierto modo. No podéis hablar de sentimientos, no podéis ser vulnerables, tenéis que tener siempre valor, la violencia a mano como recurso y que se asigna al hombre, tenéis que traer el pan a casa porque si no sois unos calzonazos y tenéis que ser los que mandáis en las relaciones heterosexuales y tener cuantas más relaciones sexuales mejor. Todas esas barreras de la masculinidad también hay que romperlas porque está generando desigualdad y genera también miedo. A veces el miedo es lo que te hace ser violento y si rompemos eso la revolución será feminista y enriquecerá la vida de los hombres.

entrevista leticia dolera feminismo morder la manzana libro

P. Una de las cosas que más me ha llamado la atención del libro son los datos de violencia de género en Rusia, ¿cómo es posible que esto esté pasando en Europa?

¿Verdad? Yo tampoco doy crédito. Igual que tampoco entiendo cómo es posible que la trata de seres humanos sea uno de los negocios que más dinero da y que haya tantas mujeres explotadas sexualmente en contra de su voluntad porque son secuestradas o porque son engañadas. Todo esto está pasando en Madrid o Barcelona, grandes ciudades a nuestro alrededor, pero seguimos negándolo y seguimos diciendo que la prostitución la eligen las mujeres porque quieren. A lo mejor existe una minoría que sí, pero los datos hablan por sí mismos. Si esas mujeres que forman parte de este sistema de mafia no habla en los medios y las que lo hacen son las que sí, parece que no existen.

P. ¿Cuál sería la forma más eficaz de combatir contra la violencia de género?

Creo que, como el machismo es algo transversal y que afecta a todos los ámbitos de nuestra vida, se tiene que atajar de muchas maneras. La educación lo primero: la primaria y la secundaria. Hay que educar sin estereotipos sexistas y acabar con el príncipe y la princesa, entre otras muchas cosas.

Hay que abrir el debate de la sexualidad, y evidentemente, en el mundo cultural también tenemos que reflejar otro tipo de masculinidades, tenemos que tener mujeres al frente de la historia y que no seamos siempre la víctima o el objeto de deseo. Todo eso dará fruto dentro de muchos años, ahora lo que hay que hacer es no recortar en todos los centros de ayuda para mujeres que son víctimas de la violencia de género, no solo no recortar sino invertir más. Como hay muchas generaciones de mujeres que dependen económicamente de sus maridos, no porque no hayan trabajado sino porque han hecho un trabajo no remunerado e invisible que es el del hogar, muchas mujeres se encuentran en una situación de gran vulnerabilidad, porque como han sido sus maridos maltratadores los que han traído dinero a casa, si se divorcian ¿a dónde van? Han tenido un trabajo que no cotiza en la seguridad social y están en una situación de vulnerabilidad absoluta.

P. ¿Debería existir una ley que ampare a todas esas mujeres que han trabajado en casa?

Sí, creo que tendríamos que planteárnoslo seriamente. El primer paso sería que ese trabajo no esté feminizado, porque genéticamente yo no paso mejor el aspirador que un hombre ni voy a educar mejor a un niño de cinco años o cuidar a una persona dependiente mejor que un hombre. Ese es otro tópico que hay romper, porque una cosa es el embarazo y la lactancia y otra es todo lo que viene después.

P. Con respecto a la brecha salarial, Mariano Rajoy, al ser preguntado por ella en una entrevista, contestó: «no nos metamos en eso ahora». ¿Qué opinión te merece esto?

Me puse muy triste por dos cosas. Por un lado triste porque él como hombre piense eso y que como presidente del gobierno no solo lo piense si no que lo diga en un medio público. Evidentemente hay mucha gente que le ha votado y Mariano Rajoy está usando el altavoz y la autoridad moral que le da ser presidente del gobierno para fomentar la desigualdad.

entrevista leticia dolera feminismo morder la manzana libro

Leticia Dolera en la alfombra roja de los Premios Feroz 2018

P. Hablando de tu carrera profesional, ¿te ha beneficiado o perjudicado tu lucha feminista?

Creo que a nivel personal me ha beneficiado porque me ha enriquecido como persona y me ha hecho ser más consciente y más libre. A nivel profesional no soy consciente del efecto positivo o negativo, aunque todo el mundo me plantea que seguramente sea negativo, pero yo no pienso en ello porque pararía y creo que no hay que parar con este tema.

P. Para terminar, Leticia, tanto en los Premios Feroz como en los Goya fuiste muy crítica y acertada en tus intervenciones, ¿sentiste que molestaste a alguien dentro de ese ámbito?

Sí que es verdad que en los Feroz se creó un silencio muy tenso, aunque también te digo que sabían que iba a decir eso porque les dije que si subía al escenario iba a criticar que nos hubieran puesto de azafatas para reivindicar que las mujeres tenemos que tener más presencia en el cine. Sentí la complicidad de la gente de los Feroz, y si a alguien le ha molestado no lo sé.

Mario Temiño

Nacido en Madrid. Parte creadora. Entrevisto y escribo sobre libros en YourWay Magazine. Cine. Televisión. Técnico en producción audiovisual y aficionado a escribir y leer en mis ratos libres.

1 Comentario

  1. Maru Errando Molina 08/03/2018 at 08:20 -  Responder

    Muy buena entrevista.
    Trabajé con Leticia Dolera en una película de protagonista y ya apuntaba naneras. Una mujer muy trabajadora, sumamente responsable y profesional.
    Me alegra saber y ver que con su actitud, da voz a muchas mujeres que no pueden. Bravo Leticia Dolera

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top