¿Es Netflix el nuevo enemigo del cine español?

netflix cine polemica enemigo perjuicio beneficio debate españa

¿Netflix perjudica o beneficia al cine?

El último Festival de Cannes trajo consigo un amplio debate sobre hasta qué punto las películas de una de las plataformas más fuertes de la televisión, Netflix, debían tener un hueco en este tipo de certámenes. Pedro Almodóvar fue uno de los que decidió mostrar su descontento ante la participación de dos películas de la plataforma en este festival. El director afirmaba que «las nuevas plataformas deben asumir y aceptar las reglas del juego». Por su parte, Will Smith contestaba diciendo que «son dos tipos de entretenimiento compatibles y Netflix permite el acceso a obras que mucha gente no podría ver de otra manera». A partir de ese momento, el debate quedó abierto.

Siempre se ha denominado cine clásico a aquel que se consume en las salas. En España, y desde que la crisis comenzó, se puede observar el declive que este arte ha sufrido. Se plantea la idea de que este descenso en audiencia se deba a la aparición de plataformas como Netflix o Movistar+ que ofrecen multitud de películas, en algunas ocasiones de estreno relativamente reciente. ¿Hasta qué punto esto es positivo o negativo para el cine español?

Si se observa el catálogo de ambas plataformas vemos que hay una oferta amplia en lo que a séptimo arte se refiere. Cierto es que en este punto entra en juego el coste al que se pueden disfrutar las películas, ya sea en el cine o, en este caso, en las plataformas. Netflix ha conseguido realzar, entre otras cosas, la trayectoria de algunos actores españoles que han encontrado en ella un lugar donde exponerse y sacar más partido si cabe a su trabajo. El cine de la gran pantalla y los directores de los largometrajes que en esta se proyectan también logran dar visibilidad a estos. En este momento entra en juego el consumo: ¿qué adquiere más un espectador, los productos de las plataformas o los que se ofrecen en las salas de cine?

Si hacemos referencia a la relación calidad-precio se llega a la siguiente idea: en nuestro país tienes suerte si ves una película por 7€ —precio medio del cine en España según un estudio de Facua – Consumidores en Acción— ya que, en la mayoría de ocasiones, se supera este coste. En cambio, la tarifa más cara de esta plataforma, que permite que disfruten del servicio hasta cuatro personas al mismo tiempo, tiene un precio de 12€ mensuales. ¿Qué es más rentable, ver películas sin límite por 12€ o ver solo una por 7€? La respuesta es simple y lógica.

NETFLIX, UN GRAN ESCAPARATE PARA NUESTRO TALENTO

Como otro punto a favor del consumo de películas españolas a través de las plataformas señalaremos la distribución masiva que se produce. Además de para la gente que no puede permitirse ir al cine para disfrutar de un largometraje, es importante destacar la distribución que se realiza en el resto de países donde la plataforma se disfruta. Esto provoca que no solo aumenten los ingresos de la plataforma, sino que, además, aumentan los ingresos de su director y con ello los ingresos que logra obtener el cine español.

Estos soportes, además, ofrecen la posibilidad de dar un espacio a aquellas películas que el cine aparta de sus salas y dar el empujón que necesita a gente con ideas buenas y pocos recursos. Pequeños proyectos como el último de Eduardo Casanova, Pieles, ha sido producido por Netflix y ha llevado al joven director a expandir su obra por todos los rincones del mundo. Con ejemplos como este, seguimos manteniendo la misma opinión positiva de esta nueva «forma de hacer cine».

Como conclusión final, y tras lo expuesto anteriormente, sigo manteniendo mi opinión positiva sobre la distribución de cine de forma «no tradicional». Está claro que cuanta más distribución, más conocimiento en otros lugares y más oportunidades de seguir realizando proyectos. Quizás de aquí a unos años varíe mi opinión, pero mientras se siga haciendo cine español de la «forma que sea» podremos seguir consumiéndolo que, a fin de cuentas, es lo que lo mantiene vivo.

Mireia Sánchez

Valenciana pero viajera por el mundo. Periodista. Colaboradora en varias revistas online. El micrófono, mi pasión, la cámara amiga con derecho a roce, y un papel y un bolígrafo, mis mejores aliados. Persiguiendo un sueño pero con los pies en la tierra.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top