El final del #TVwins ha llegado: Pasaporte a la isla y el desgaste de la audiencia

Cuando algo funciona, el deseo último es que perdure toda la eternidad. No obstante, en algunos casos, el estiramiento forzado no hace sino perjudicar el comportamiento y la efectividad del mismo. Y la televisión no es un caso aparte.

Parecía imposible que un formato tan desarrollado y afianzado en Telecinco pudiese llegar a su fin y se encontrase incómodo en la parrilla con unas cifras de audiencia incapaces de situarle líder en su franja. Sin embargo, ese momento ha llegado y Pasaporte a la isla, el reality low-cost de la cadena, no consigue afianzarse en la noche de los domingos.

Peleando por ubicarse como tercera opción, el ‘campamento’ llegó a la cadena tras casi un año de realities en antena ininterrumpidos. En principio no debería haber sufrido esta debacle en las audiencias, en cambio, el público ha dicho «basta», «no más», y ahora comienza el planteamiento del porqué, del «¿qué hemos hecho mal para merecernos esto?»

El problema es que el de Pasaporte a la isla no es un caso aislado en la pequeña pantalla. El mero hecho de alargar un concepto de formato (que no un formato en sí) hasta casi su muerte es un habitual: en las ficciones. De sobra es conocida la última temporada de Los hombres de Paco, un giro de guión que parecía más un spin-off de lo que fue que la serie en sí misma. Sucede igual con Aída, que pese a recordarse como una serie histórica de nuestra televisión, la ficción de Globomedia sufrió mucho durante la última temporada para mantener unas audiencias decentes y, finalmente, la producción despidió bien el último capítulo más por historia que por contenido.

Es entonces cuando se plantea un dilema interminable entre directivos y público: ¿es mejor morir en lo alto o morir en la debacle?

Por un lado, los fans de una serie tradicionalmente querrían que su ficción preferida se mantuviese en antena por los siglos de los siglos. Y, para qué negarlo, los directivos de la cadena donde se emita opinarán igual. Si funciona, es rentable; y si es rentable, da beneficios. Un #TVwins que podríamos decir.

El conflicto es que, desde hace unos pocos años, aquí ha surgido una corriente que opta por pocas temporadas con gran calidad en todos sus capítulos antes que por la reducción de estos estándares pero en un mayor tiempo de emisión. O lo que es lo mismo, la moda importada de EE. UU de hacer que los productos concluyan en lo alto y no por su desgaste. Porque si algo sucede con el público televisivo, es que la repetición continua de las mismas cosas terminan por cansarle (salvo Sálvame, pero eso es un caso aparte de estudio).

sinid_prin

¿Estamos ante un nuevo concepto que más allá de perpetuarse en EEUU comienza a adquirir peso en nuestra televisión? Series como El Príncipe o Sin Identidad fueron concebidas desde sus orígenes como productos de dos o tres temporadas, ricas en giros, rítmicas, con final establecido. En consecuencia, ¿por qué no podría pasar lo mismo con los géneros de entretenimiento o no ficción?

Tal vez. Todo producto merece un descanso; y, aunque en este caso entren muchos más factores en juego, una cosa es certera y común en todo ello: por una vez, un reality le ha salido rana a Telecinco. O lo que dirían los más críticos, «este es un pequeño paso para la cadena, un gran paso para la humanidad».

 

*Las opiniones vertidas en este artículo no tienen por qué corresponderse en su totalidad con las del autor del mismo ni mucho menos con las del medio. Hablamos de televisión, no de ciencia.
Miriam Puelles

Dicen que nací con un mando a distancia bajo el brazo, pero ni así pude evitar ver a Leticia Sabater hacer flexiones por televisión. Sin embargo, no todo fue malo. Aprendí a imitar a Lina Morgan, me creí un genio de lámpara con Paz Padilla, cantaba “*furor furor nana nana nanara*” a todas horas y siempre quise participar en ‘Soy el que más sabe de TV del mundo’. Tal vez por ello ahora me dedico a escribir sobre mi adorada pequeña pantalla. Y, tal vez por eso, hice de ello mi modo de vida.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top