MAREA CRÍTICA | Del revés: una lección de ética

Pixar nos tiene acostumbrados a crear personajes y películas para enseñar a los más pequeños cuestiones de ética y de la vida cotidiana. No soy fanática de las películas de animación, no por ningún motivo, sino que supongo que será porque no forma parte del tipo de películas que suelo ver. Pero esta vez me habían hablado tanto y tan bien de Del Revés que decidí verla. Para mi sorpresa, era mejor de lo que muchos me habían dicho o de lo que había leído en las críticas.

Del revés es una obra maestra que nos muestra qué ocurre dentro de nosotros con los sentimientos, y que enseña a pequeños y mayores cómo funcionamos interiormente en algo que todos dejamos pasar sin pensar por qué ocurre: los sentimientos. Muchos piensan —o pensamos— que los sentimientos son algo espontáneo que no influye en nuestros recuerdos y que no tienen nada que ver con los enlaces familiares o sentimentales que tenemos a lo largo de nuestra vida, pero esta película nos muestra que sí tienen que ver, y mucho.

La protagonista es una pequeña de once años la cual, en pleno comienzo de la adolescencia, tiene que vivir un cambio radical de vida, lo que provoca que pase de ser una niña dictada por la alegría a ser una niña manejada por la tristeza. Los pequeños personajes actúan como el resto de seres vivos del planeta, sin darse cuenta que los momentos alegres existen porque existe la tristeza. Nos ponemos contentos porque antes nos pusimos tristes; si no existiera la tristeza no podríamos valorar la alegría ni los momentos alegres. Los dos personajes principales son la alegría y la tristeza, aunque hay otros como el asco, el miedo o la ira. Esos tres pequeños que nos fastidian muchos momentos y que provocan que, en consecuencia, estemos tristes o contentos, dependiendo de las secuelas que dejen ese miedo, esa ira o ese asco.

Es cierto que el personaje de Alegría tiene gran peso durante toda la película, ya que intenta por todos los medios dominar al resto de sus compañeros de aventura para que la pequeña protagonista pueda vivir feliz. Es una clase ideal de liderazgo, de trabajo sobre el resto y de cómo el ser más pequeño puede convertirse en líder y por mucho que se caiga seguir siéndolo y seguir guiando al resto, sobre todo, no dejando de creer en lo que es ni en lo que hace. Teniendo en cuenta la crisis de valores actual, es toda una lección para los adultos más que para los niños.

Por otro lado tenemos los recuerdos, que sin darnos cuenta están compuestos por los sentimientos. Todos recordamos algo por lo contentos que estábamos o lo triste que nos encontrábamos. O recordamos una bronca por el nivel de cabreo que tenemos. Si no recordásemos los sentimientos que nos provocan los recuerdos, no nos acordaríamos de aquello que nos pasa. Esto se almacena en algún lugar de nuestro interior y, cuando una parte de nosotros quiere, lo activa para que vuelva a nuestra mente. Muchas veces nuestra forma de contar lo que ocurrió ya dice si ese recuerdo es malo o bueno. Somos así. Sin darnos cuenta estamos compuestos por sentimientos que son los que guían nuestra forma de ser y actuar, y por esto os recomiendo la película Del Revés si no la habéis visto, ya que es una lección de aprendizaje y liderazgo, y una vez más, Pixar educa a los adultos para que estos sean quienes enseñen a los más pequeños sobre la vida.

Para aquellos que la hayáis visto, deciros que Pixar ya prepara un corto a modo de segunda parte de la película. Y hablando de cortos, ¿habéis visto Lava? Es el corto que se emite antes de la película en los cines y que nos enseña, en este caso a los más mayores, que todo deseo se vuelve realidad si lo deseamos con todas nuestras fuerzas. Así que ya sabéis, seguid deseando aquello que queréis, y dejad que Alegría os invada durante este final de verano.

¡Nos vemos en septiembre!

Alazne Villar

De un lugar parecido a Invernalia, animadora sociocultural y turística de profesión, voluntaria de trinchera y 2.0 por vocación, snob seriefila y geek por diversión; a ratos humana y a ratos zombie, seriéfila a jornada completa y horario flexible. ¿Qué hago aquí? El día que lo averigüe dejaré de escribir… (en busca de la perfección).

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top