MAREA CRÍTICA: No me llames serie adicta, llámame seriéfila

Si tú eres una de esas personas que mientras hace trabajos ve series, que va en el tren viendo una serie en el móvil o una de esas personas que sabe exactamente qué día estrenan un nuevo capítulo, este es tu artículo. Hoy no voy a hablar de series, ni actualidad, ni tampoco voy a criticar a nadie, voy a dar a conocer a una especie poco conocida, a una raza de humanos incomprendidos que viven por y para las series; y en la que por supuesto, me incluyo.

¿Qué es un/a seriéfilo/a? A continuación os voy a dar las claves necesarias (10 entre muchas que hay) para que podáis identificar a los seriéfilos:

  1. Identificación de escenarios: Ha visto tantas series que es capaz de identificar una escena diaria, con un momento de una serie, y por supuesto, si os encontráis en problemas se acordará lo que hizo tal personaje de tal serie, y os sacará del apuro (U os meterá más…).
  2. Calendario mental: Es capaz de saber cuándo emiten y cuando cuelgan los capítulos de 10 series diferentes cada semana. Parece increíble, pero no necesita una agenda para saber cuándo debe poner que canal, o mirar que web.
  3. Recomendador de series: Aunque muchas veces te aburran sus historias, sus mitomanías, sabes que si necesitas una serie para ver y acudes a él, no solamente te dará una serie, si no que te dará los enlaces a través de los que puedes ver la serie. Por mucho que te fastidie, sabes que cuando estas aburrido, solo te queda acudir a él.
  4. No hay equívocos: Como he dicho antes, puede estar viendo 10 series entre las que está empezando y las que sigue, pero cuidado, ver mucho no siempre significa que se líe con las series. Muchas veces dudas que no equivoque personajes, le pones a prueba preguntándole por un capítulo de hace tres meses… y OMG! Se acuerda del capítulo, la serie y del personaje.
  5. Repeticiones everywhere: No se cansa, ni se cansará de ver la misma serie una y otra vez, y como el capítulo sea realmente bueno, puede verlo hasta aprenderse el guion. Es de estas situaciones en las que le preguntas al cabo del día que está viendo, y te dice que está viendo la misma serie, y la misma temporada que hace un mes. Y por supuesto, si estás viendo una serie que ya ha visto, hará de pitonisa con las frases de sus personajes favoritos.
  6. Spoiler: Quien diga que odia spoilear a sus amigos, miente. Sabe que no has visto un capítulo, te echa en cara que no lo hayas visto porque no tiene con quien comentarlo, pero está esperando como tigre en los matorrales a que hagas una mínima pregunta del estilo “¿Qué te ha parecido?” para soltarte 3 o 4 spoilers. Ahora, no se te ocurra hacerle un spoiler a él porque es capaz de mandarte a una cárcel de máxima seguridad hasta él que lo vea.
  7. Comodín para ligar: Todos nos hemos fijado en esa persona amante de una serie en concreto sin tener ni idea de dicha serie. Y claro, te gusta, y que haces? Vas donde tu amigo seriefilo para que te cuente cosas de la serie, o mejor, lo presentas como tu súper amigo para presumir, y no hay nada que decir, si esa noche la chica decide pedirte una cita… Porque entonces tu amigo seriefilo tendrá 40 llamadas tuyas durante la tarde previa a la cita para que le recomiendes como vestirse, como afeitarse, como peinarse, en base al personaje que le gusta a la susodicha. Y lo sabes.
  8. Mundo paralelo: ¿Cuántas veces le has llamado y estaba viendo una serie? ¿Cuantas veces te lo has encontrado en el metro y estaba pegado a la Tablet? Se levantará y mientras desayuna se pondrá un capitulo. Comerá y mientras come se pondrá un capitulo y así constantemente hasta terminar la temporada, o lo que es peor, la serie.
  9. Defensor ideal: Estas hablando con él, y de pronto ves que su cara va cambiando a medida que va leyendo un artículo de critica (De estos que escribo yo de vez en cuando por aquí…), y sabes que significa que su serie, una de las mil que tiene guardadas, ha recibido una mala critica. Sabes, que no puedes hablar mal de sus series estando él, porque pasara de ser tu mejor amigo, a ser tu peor enemigo… 
  1. Depresión vacacional: Pero de pronto, después de todos estos puntos, llega un momento en que le ves cabizbajo, de pronto quiere salir a la calle, no habla de series… No te preocupes, no ha comenzado una terapia de desintoxicación, significa que su serie favorita, esa serie por la que vive y casi muere de inanición, ha terminado, o al menos, la temporada.

Entonces, para animarle es fácil, engánchale a otra serie.

Alazne Villar

De un lugar parecido a Invernalia, animadora sociocultural y turística de profesión, voluntaria de trinchera y 2.0 por vocación, snob seriefila y geek por diversión; a ratos humana y a ratos zombie, seriéfila a jornada completa y horario flexible. ¿Qué hago aquí? El día que lo averigüe dejaré de escribir… (en busca de la perfección).

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top