MAREA CRÍTICA: ¿Sin club de fans eres alguien?

Todos nos estamos acostumbrando a comentar en las redes sociales nuestras series o películas. Es una forma de encontrar a gente que tenga los mismos gustos que nosotros e incluso se puede considerar una forma de conocer gente. Pero se está generando un fenómeno que hace unos años no existía, y son los clubes de fans de red social, y no me refiero a los clubes de fans registrados con página web, cuentas… y que suelen ser de músicos, grupos o actores internacionalmente conocidos y con gran trayectoria, sino a los clubs de fans “de red social” que aparecen cuando un actor o personaje se hace famoso, o cuando una serie está en su máximo apogeo, y que lo único que realizan es comentarios a través de las redes incluyendo, en algunos casos, comentar cuándo bajan a por pipas o lo mal que les ha ido un examen. Señores y señoras, siento comunicarles que crear y gestionar un club de fans no significa eso.

Muchos, durante alguna época de nuestra vida, nos hemos visto inmersos en ese mundo e incluso hemos sido gestores de clubes de fans. Y no os voy a mentir, cuando algunos empezamos era la seña de identidad del personaje en cuestión. No era una forma más de comentar, ni un lugar donde los jóvenes, (la mayoría menores de edad), comentaban series o hechos que en muchos casos no son apropiados para la edad del que comenta. Cada vez que intentamos buscar la cuenta de un personaje nos encontramos con varias cuentas que son dedicadas al mismo y que desaparecen o se dejan en desuso cuando el actor desaparece o la serie termina. E incluso se han dado casos de que el fantástico fan se ha enganchado a otra serie y le ha cambiado el nombre a la cuenta.  Y yo me pregunto: ¿no pueden los jóvenes comentar desde sus propias cuentas sin necesidad de demostrarle al actor su amor haciéndole un club de fans? Hay GRANDES actores que no tienen club de fans solamente porque no son “mojabragas”, o porque sus personajes no son los  “malotes”  de la serie, y esto no resulta para nada justo. Un actor no es solamente una serie, una película o un momento pasado, presente o futuro; un actor es toda su carrera, toda su vida, desde el comienzo hasta lo que aún no ha realizado.

A día de hoy he escuchado varias veces la expresión “no eres famoso si no tienes un club de fans”, y no creo que sea así. Hay actores que no necesitan una legión de cuentas de Twitter para mostrarse tal y como son, al igual que hay actores con una carrera dilatada que no cuentan con clubes de fans en redes sociales, pero no porque nadie haya pensado en hacerlo sino porque las personas que lo han pensado más tarde han visto que no era necesario. Hay múltiples formas de dar apoyo y de ser fan de una persona.

Y a todo esto, me pregunto si todos esos jóvenes cuando crezcan y tengan unos años más continuarán con esas cuentas o si por el contrario las dejaran tiradas porque sus prioridades han cambiado. Y aún más, me pregunto si realmente esos jóvenes deberían ver determinadas series o programas, o si por el contrario deberían hacer cosas “más productivas”. Cierto es que tal vez si esos clubes desaparecieran perderíamos todos los que formamos parte del escenario, pero si algo tengo claro es que ese actor o actriz no dejaría de serlo por tener un único club, en vez de 2500. Porque al final esos 2500 provocan celos y peleas entre sí para ver quién es el “fan número uno”, otra expresión horrorosa.

En definitiva, creo que el mundo de las redes sociales nos trae lo positivo de poder comentar nuestros gustos y conocer gente maravillosa, pero hay que tener en cuenta el autocontrol en cuanto a la pasión por los personajes (no reales) de las series y por los actores, los cuales debemos recordar que son personas ante todo y no productos de televisión. Y que por ello, debemos tener cuidado con lo que hacemos a su alrededor porque puede afectarles. Y sobre todo, y ante todo, que no se es más fan por hacer un club de fans al personaje y twittearle todos los días, porque eso mismo que haces tú hoy, mañana lo puede hacer otro.

Alazne Villar

De un lugar parecido a Invernalia, animadora sociocultural y turística de profesión, voluntaria de trinchera y 2.0 por vocación, snob seriefila y geek por diversión; a ratos humana y a ratos zombie, seriéfila a jornada completa y horario flexible. ¿Qué hago aquí? El día que lo averigüe dejaré de escribir… (en busca de la perfección).

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top