REVIEW | Maestros de la costura #4: Moda canina, humoristas y mi expulsión favorita

maestros de la costura expulsion eduardo programa 4

Esta semana en Maestros de la Costura se han lucido con la creatividad. Por fin pude ver algo diferente a maniquíes o modelos esqueléticas para las pruebas. ¡Ya era hora! Además, antes de empezar con las pruebas, Mahi nos sorprendía a todos con su faceta más filósofa comentando que «La vida es una continua prueba de expulsión». Es que a Mahi hay que adorarla sí o sí.

En la primera prueba apareció Bibiana Fernández con sus caniches, Hope y Joe. Aquellos caniches eran adorables, incluso habían dicho que Hope tiene perfil social. Yo adoro mucho a los animales, pero debo confesar que el único animal influencer al que sigo es a Chloe, la gatita del youtuber Anton Lofer. Los aprendices disponían de setenta y cinco minutos para confeccionar dos abriguitos para los canes. Bien entrada la prueba, decidieron que también debían de hacer un detalle para la dueña de los caniches. En esta prueba veo un poco la luz al final del túnel… veo a Eduardo trabajar y hacerlo bien. Quiero creer que hay un cambio. Sin embargo, al finalizar la prueba, el jurado le da el quinto lugar y Caprile le aconseja «Tienes que tomarte en serio la costura». Muy bien, Caprile, ese consejo deberías de habérselo dado antes, no aprovechar una prueba en la que, para mi gusto, por fin hace las cosas bien para soltar ese consejo. A Lorenzo le ha dado por atacar y no solo no valora a Antonio por no coser sus iniciales, si no que le dan el último lugar. ¿Estamos locos o qué? ¡Con lo bonito que eran los abriguitos de mi Antonio! Los tres mejores son: Jaime, Luisa y Alicia. Cuando Jaime consigue el número uno, yo quiero pasar a la segunda prueba para verlo mandar.

En la segunda prueba o prueba de grupos los aprendices se van a El Corte Inglés de Castellana en Madrid. Más concretamente a la sastrería de Emidio Tucci. En esa ocasión tienen que hacer los arreglos que los clientes ‘misteriosos’ les pidan. En el grupo de Jaime están: Luisa, Anna y Alicia. ¿Y quién es el segundo jefe de taller? ¡Bombazo! Eduardo vuelve a dirigir, en este caso a: Mahi, Sergio, Pa y Antonio. Los jefes de taller escogen a uno de su grupo como ayudante en la prueba. Jaime escoge a Alicia, Eduardo a Pa. Entonces aparecen los clientes, que son nada más y nada menos que Fernando Albizu y Xavier Deltell. Recupero un poco la fe en el programa al ver que no tienen que hacer nada para alguien con medidas perfectas. Cuando los aprendices empiezan a trabajar, por alguna razón que desconozco, Eduardo empieza a poner caras raras y a comentar que no tiene feeling con Fernando Albizu. Ya me parecía raro a mí que no tuviera ninguna queja… De hecho en esta prueba ha perdido completamente los papeles, no hay nada bueno que se pueda decir de él. Tenía la esperanza de que, al no tener que trabajar junto a Alicia, sería mejor, pero no. Él siempre encuentra a alguien a quien atacar, y se ha ido por Sergio y Pa. Lo veo cristalino, a Eduardo si no le bailas el agua no se va a llevar bien contigo. Cuando Caprile se acerca para ver cómo van, Edu le lanza una perlita de las suyas «Te arreglamos el cuerpo». A lo que Lorenzo responde que «su cuerpo está perfecto». ¡Un aplauso para Caprile, por favor! Por sorpresa aparecen dos nuevos clientes: Josema Yuste y El Monaguillo. Alicia fangirlea con El Monaguillo y se le cae el traje de la mesa por los nervios. Creo que esta rubia también se está haciendo ilusiones y le están quedando preciosas. La prueba sigue y en esos noventa minutos se nota que el equipo que mejor trabaja es el de Jaime, obviamente. Edu ha mandado de muy malas maneras, ha convencido al cliente para arreglar lo que a él le ha dado la gana, incluso le ha dado tiempo a machacar a Pa y Sergio. «Tocapelotas», «¡Cállate!» o «No contradigas» ha sido una pequeña muestra de lo que le ha dicho a Sergio cada vez que mi cristiano favorito ha abierto la boca. Sin embargo, los resultados de los dos equipos son desastrosos y el jurado decide llevar a la prueba de expulsión a los máximos responsables: los jefes de taller y sus respectivos ayudantes.

Las ¿sinceras? disculpas de Eduardo

En la prueba de expulsión con Pa, Jaime, Edu y Alicia, lo primerísimo que ponen es a Eduardo disculpándose por su actitud. No me creo sus disculpas, y parece que Caprile, quien dice «Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras», tampoco. En la prueba prima la creatividad, pero también la historia, por ello tienen que confeccionar un traje que rinda homenaje al típico español. Los aprendices deben mezclar modernidad con tradición folclórica española. Ni siquiera han empezado y ya visualizo a Jaime en su salsa como buen valenciano bordador que es.

Durante la prueba Eduardo pide el alfiler de oro para que Antonio le ayude, pero en diez minutos poco pueden hacer y justo cuando Antonio se va, Edu se corta. Mi admirada Alicia saca a relucir su buena fe y abandona lo que está haciendo para acercarse a Edu con una tirita. Para no variar, Edu pasa de ella. Durante la prueba Eduardo comenta que no entiende qué hacen aún allí Anna y Sergio, que deberían estar expulsados. Este chico no tiene filtro. Me arriesgaré a decir que ellos sí han demostrado que están en el programa para aprender, por lo que veo bastante justo que continúen. Durante un tiempo el jurado decide que no pueden usar las maquinas de coser y yo me vengo arriba porque Jaime es un hacha cosiendo a mano. Al finalizar la prueba, quien ha hecho un mejor traje ha sido Alicia, que se prueba la parte de arriba y le queda monísima. ¡Qué mona va esta chica siempre! El segundo, Jaime, se ha liado cosiendo a mano más tiempo del debido, pero el resultado precioso.

La expulsión está entre Pa y Eduardo. Tensión. Creo que alargan el momento para ponerme nerviosa. Por unos segundos dudo y me aterroriza que puedan a echar a Pa solo por seguir con el show… pero no, Eduardo eliminado. ¡Ya era hora!

Para finalizar debo decir que al final del programa miré las redes sociales, y como me temía, las disculpas de Eduardo eran más falsas que una moneda de tres euros, ya que seguía tuiteando con la misma mala actitud de siempre. Para mí, sin lugar a duda, ha sido mi programa favorito hasta la fecha. La semana que viene más, he visto que se avecina repesca. ¡Qué nervios!

Mariví González

Feminista. Hada madrina en prácticas. Opino sobre muchas cosas, para bien o para mal. Periodista freelance. Intento de influencer cultural.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top