REVIEW | Maestros de la costura #9: Teatro, selección nacional de hockey y corsés

maestros de la costura mahi expulsada expulsion eduardo finalistas final alicia antonio luisa caprile programa tve

Queda poco para el final del programa y yo empiezo a tener nostalgia prematura. Echo de menos a Jaime y Sergio porque eran —y seguirán siéndolo— mi cuarto y quinto finalista. Pero the show must go on, y se lo están tomando al pie de la letra. El programa empieza, para variar, hablando del abrazo entre Caprile y Eduardo del anterior programa. Me aburren. Sí, lo admito. No es que se les vea el plumero, es que se han comprado la tienda entera. Después de cerrar la tienda ponen un vídeo donde asisten a una clase impartida por Lorenzo Caprile en la sastrería Cornejo, donde les habla de los trajes que ha hecho para teatro. Una de cal y otra de arena, o lo que es lo mismo; un poco idiotizan y otro poco menos, culturizan.

En la primera prueba deben reproducir un traje de época siguiendo la línea teatral del principio. Les organizan un tiempo para el corte, para la confección y para hacer los mantos. «A mí estas cosas vintage no me gustan» dice Mahi. Los aprendices se van acercando a un saco sostenido por Raquel Sánchez Silva y según el elemento que saquen les tocará hacer el traje para hombre o mujer. A Luisa le toca el de hombre, justo el que no quería. Cuando están más concentrados los paran para dar la bienvenida a Charo Izquierdo. ¿No podría aparecer antes para no interrumpirlos? Luego el jurado se queja de que no terminan nada, normal si a cada dos por tres los interrumpen. «Te veo en el EGO» le dice Charo a Eduardo. El EGO es la plataforma de jóvenes talentos de la moda, celebrada dos veces al año en el MERCEDES-BENZ FASHION WEEK Madrid. Pero el único ego en el que veo a Eduardo es en el suyo propio. A Alicia le atraviesa una aguja el dedo, pero demuestra tener más aplomo y profesionalidad que otros. No se queja, pide que se la quiten y la curen cuanto antes para poder seguir cosiendo. ¿Aún queda alguna duda de que Alicia merece ganar? No lo creo. Al finalizar la prueba, Eduardo ha hecho un truño de traje en comparación al resto de los aprendices, pero le dicen que se ha esmerado. «Te puedes esforzar más. Has hecho un buen trabajo». Yo espero pacientemente a que saquen la cabeza del trasero de Eduardo y dejen de ponerse en evidencia. El primer puesto se lo dan a Antonio, el segundo a Alicia, que aseguran que es un primer puesto en profesionalidad. Pero Caprile le ofrece a Antonio que forme parte de su taller para renovar el vestuario de una obra de teatro. ¡Viva la coherencia! «Me veo con posibilidades de ganar» asegura Eduardo. ¡Eso sí es ego y no el de la Fashion Week!

En la prueba por equipos se van a El Ganso, donde visten a las selecciones nacionales de hockey sobre hierba. Aparecen tres hombres del equipo masculino nacional y tres mujeres, y a los aprendices les toca confeccionar tres polos de medidas distintas en noventa minutos. Antonio y Alicia trabajan juntos. El segundo jefe de taller es Eduardo y se queda con Luisa. A Antonio le dan a elegir entre escoger a Mahi para su equipo o una sorpresa que le beneficiará, así que manda a Mahi con el otro equipo. La ventaja sorpresa es que contarán con quince minutos extra. Cuando los jueces empiezan a pasearse para ver cómo va cada equipo, Palomo se acerca a comentar al equipo de Eduardo. «Esto en mi pueblo se llama truño» les dice Palomo.

Caprile dice que, en general, ambos equipos han hecho un buen trabajo. Además nos la cuela a todos con «Tengo que decir algo, que si no lo digo reviento… Felicidades, Eduardo». No sé qué le pasa a Caprile, no deja de decir incoherencias. Se les ha debido fundir alguna neurona por el camino, eso o que aún siguen con el teatro metido en el cuerpo. «Te hemos visto trabajar de verdad» le dicen a Eduardo. Y como han dicho que solo uno de ellos se salvará de la prueba de expulsión, deciden que se salve Navarrete. El resto se lleva matando a trabajar y a aprender durante todos los programas, Eduardo solo en este. Normal que lo hayan salvado. Todo muy lógico. ¿Es el segundo acto de una obra de teatro mala o se os ha ido la pinza?

Eduardo, primer finalista de “Maestros de la Costura”

En la prueba de expulsión, Mahi, Alicia, Antonio y Luisa deben confeccionar un corsé a medida de las modelos que les han tocado, y personalizarlo con cada elemento que les haya sido asignado en la ruleta que han sacado para ello. Tengo una teoría sobre la tirria que Eduardo le tiene a Alicia: si Alicia fuese hombre, Edu iba a besar el suelo por donde pisaba igual o más que lo hace con Antonio. Al final de la prueba todo son halagos por el estilo personal de Luisa con los encajes, el rojo y negro. Eso sí, Mahi es muy pesada con el vinilo. Puede que Mahi no haya acertado, pero ni siquiera le reconocen su estilo. Unas reglas para unos, y otras para otros. No pueden ser menos coherentes. En este programa Mahi es la expulsada. De nuevo, echan a la que para mí era la tercera finalista de Maestros de la Costura. Pero no te preocupes Mahi, porque como tú dices: ¡son todos unos catetos!

Ahora entiendo porqué expulsaron a Jaime y los gemelos: evitaban que se lucieran en las pruebas que los llevaría directos a la final. Por suerte, sigo teniendo la fe y el convencimiento de que Alicia ganará. Estoy deseando ver la cara de Miss Envidia cuando ella sea la vencedora. ¡Qué ganas de verla triunfar!

Mariví González

Feminista. Hada madrina en prácticas. Opino sobre muchas cosas, para bien o para mal. Periodista freelance. Intento de influencer cultural.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top