Entrevista a Raúl Gómez: «Ha sido más complicado escribir este libro que prepararse para una maratón»

raul gomez maraton man #0 libro la vida mola programa television deporte

Seguro que conoces a Raúl Gómez de haberle visto danzando por los platós de televisión. Lleva dieciocho años dedicándose al entretenimiento y, casualmente, también lleva dieciocho maratones terminadas. Hasta entonces no se había visto preparado, pero el corredor asegura que este ha sido el momento idóneo para publicar su primer libro “La vida mola”, donde Raúl hace un repaso de sus treinta y seis años de vida sin dejarse pendiente ningún capítulo.

Maraton Man es el programa de televisión que conduce en el canal #0 de Movistar+, donde podemos verle viajar por el mundo contando historias apasionantes a través del deporte. Raúl saca hueco para concedernos una entrevista y llega entusiasmado y con muchas ganas de contarnos todo sobre su primer libro y acabar convenciéndonos de que, efectivamente, la vida mola.


TITULARES | Entrevista a Raúl Gómez

«Hay muchas mujeres que han salido a ponerse unas zapatillas y a demostrar que también pueden correr maratones»

«Que mis hobbies se hayan convertido en mi trabajo es una suerte y lo vivo como tal»

«Lo que más me ha enseñado viajar es a respetar por encima de todo»

«Maraton Man me ha hecho ser mejor persona»


raul gomez maraton man #0 libro la vida mola programa television deporteP. “La vida mola” es tu primer libro, ¿cómo ha sido el proceso de escritura hasta terminarlo?

La verdad es que el proceso ha sido interesante. Me habían ofrecido muchas veces la posibilidad de hacer un libro desde que se emitió la primera temporada de Maraton Man, pero hasta este momento no me había lanzado porque creía que no tenía suficiente que contar. Después de tantos años y casi cinco temporadas con el programa y la mochila llena de experiencias y lugares, me he lanzado. Ha sido más complicado escribir este libro que prepararse para una maratón. Es un libro vital donde, con la excusa del running, voy recorriendo lugares, experiencias, momentos buenos y malos y personas excepcionales que me han ayudado e inspirado.

P. En el libro hablas del concepto “el muro”, que es la sensación de bloqueo cuando crees que tu cuerpo no puede más. ¿Cómo se prepara uno para ese momento?

El muro se te aparece a partir del kilómetro treinta cuando ya las piernas están muy cansadas y la cabeza también. Es en ese momento cuando tienes que tener claro que estás ahí por algo, porque te has preparado mucho para eso y porque quieres llegar a la meta. Hay que inundar la cabeza de pensamientos positivos y de personas, pero en la vida todos nos encontraremos o nos hemos encontrado con nuestro muro personal. Hay que saber derribarlo y seguir adelante y hay veces que cuesta mucho, pero la única manera de avanzar es seguir adelante. Perdí a mi hermano con dieciocho años y lo quise tan bien que no tengo la sensación de que se fuese sin saber que yo le quería y sé que a él le gustaría que yo siguiese corriendo por él.

P. ¿Puede el deporte contribuir a la felicidad de cualquiera de nosotros?

Yo creo que el deporte, sea cual sea, nos mejora en todo. A mí me gusta el running y muchas personas de las que he ido conociendo se han apoyado en él. Después de visitar más de cuarenta países me he dado cuenta de que el running solo suma, te hace sentirte mejor contigo mismo, te regala creer más en tus posibilidades, ponerte retos y entrenar y echarle paciencia. Siempre se compite contra uno mismo y siempre acabas ganando. Cumplir retos, sea cual sea la distancia y el reto, está en la mano de cualquiera y solo hay que tener ganas de echar a correr.

P. Tú que lo vives desde dentro, ¿es peligroso la posibilidad de obsesionarse con el deporte?

La obsesión casi nunca es buena. Hay que gestionar las obsesiones tanto en el trabajo como en el deporte o con las personas que queremos. Si te obsesionas con el deporte al final acabas dejando de disfrutar de una cosa como es el running. Si no te diviertes el deporte no sirve para nada. Otra cosa es que un corredor profesional se obsesione con querer ser el mejor porque de ello le depende la vida. A mí una vez al año me gusta probarme e intentar ser un poquito más rápido, pero creo que no hay que perder la cabeza y ponerse retos que estén al alcance de la mano.

P. Una de las cosas que te caracteriza es que le has dado voz a muchas mujeres deportistas, pero seguimos estando lejos de la igualdad de géneros en el deporte, ¿no?

En el libro hay un capítulo dedicado a las mujeres porque al viajar por el mundo he visto que hay países en los que las mujeres solo por serlo ya lo tienen bastante complicado. Hay lugares donde ellas no tienen poder de decisión ninguno y hay muchísimo que hacer. En esos lugares he encontrado a mujeres que hacen mucho por las mujeres de ese país; que corren o tienen clubs de corredores, iniciativas para ayudar a las mujeres a cumplir sus sueños, a estudiar, a tomar decisiones…

Al final esto es un problema tanto de los hombres como de las mujeres y en España creo que vamos por buen camino. Cada vez hay más ruido, las mujeres salen más a la calle y tienen cada vez más puestos de relevancia. Cuando yo empecé a correr había muchas más mujeres animando en las metas a sus maridos y ahora la cosa está cambiando; hay muchas mujeres que han salido a ponerse unas zapatillas y a demostrar que también pueden correr maratones.

P. Te dedicas también al entretenimiento, ¿es parecida la sensación del pistoletazo de salida a la de cuando se enciende el piloto rojo en la televisión?

Pisé un plató por primera vez de la mano de Jordi González, han pasado dieciocho años y me sigo poniendo igual de nervioso antes de entrar a un plató en directo que del pistoletazo de salida de una maratón. Cuando respetas y te apasiona tanto algo quieres hacerlo bien, nunca quiero defraudar a gente que me ve en televisión ni defraudarme a mí mismo en una maratón. La ilusión, la pasión y el respeto siguen intactos y espero que sea así por mucho tiempo más.

raul gomez maraton man #0 libro la vida mola programa television deporteP. Además, has conseguido juntar tus dos pasiones en Maraton Man, ¿cómo vives mezclar la televisión con el deporte?

Es increíble, me siento muy afortunado de juntar el viajar y correr con contar historias. En estos últimos años he viajado a más de cuarenta países y que mis hobbies se hayan convertido en mi trabajo es una suerte y lo vivo como tal. Me siento muy agradecido y en el programa y en el libro intento poner el altavoz a personas anónimas que tienen mucho que contar y que a veces no les prestamos atención. Maraton Man es un programa que emociona, que te inspira, con el que te ríes y te educa en ciertos valores. He querido que el libro sea lo mismo, que te emocione y aprendas muchísimo, además de conocer un poquito más a ese tío que corre y que va diciendo que la vida mola por el mundo.

P. Ahora te toca vivir quizás una de las maratones más importantes de tu vida, la paternidad, ¿cómo lo afrontas?

Efectivamente, la maratón de las maratones de mi vida llega en cuatro semanas si todo va bien y es con el nacimiento de mi hija, que ya la amo con fuerza y aún no le he visto ni la carita. Llevo treinta y seis años entrenando, espero ser un buen padre. Tengo ganas de no dormir y de lanzarme a esa nueva aventura. El último capítulo del libro es una carta dedicada a mi hija y es el resumen de todo lo que he aprendido en esta corta vida. He intentado que sea lo más sincero posible y cuando la gente lea el libro espero que al final estén de acuerdo conmigo en que la vida mola.

P. Como comentábamos, has visitado hasta cuarenta países con sus diferentes culturas, ¿cuál ha sido la mayor enseñanza de Maraton Man?

Viajar es espectacular. Lo importante es moverse y salir de la zona donde vives. Da igual que viajes lejos o cerca porque siempre aprendes algo. En nuestro día a día no solemos hacer muchas cosas por primera vez, pero viajar es un regalador increíble de primeras experiencias.

Lo que más me ha enseñado viajar es a respetar por encima de todo, aunque no entienda lo que veo y aunque no esté de acuerdo con la manera que tienen de afrontar las cosas. Me ha enseñado también a escuchar mucho, me gusta cuando viajo entrar en las casas, comer con ellos, dormir si me dejan dormir allí porque no somos tan diferentes ninguno. Todos buscamos vivir en paz, lo más felices posibles y tener una familia y un trabajo. Maraton Man me ha hecho ser mejor persona y ya no juzgo por las apariencias, detrás de cada persona hay una historia.

P. ¿Te ves dando el salto a una cadena generalista con un formato propio?

Me gusta mucho el entretenimiento y nunca digo de esta agua no beberé. #0 es un lugar maravilloso para hacer televisión porque se atreven a hacer cosas nuevas y prima la calidad en las historias. Es una suerte poder estar en un canal que te permite jugar y hacer una televisión distinta, estoy muy agradecido. Maraton Man se podría emitir en una cadena generalista pero a lo mejor hubiésemos tenido más complicaciones. Nunca cierro puertas porque me apetece seguir haciendo cosas nuevas, pero también espero seguir con Maraton Man muchos y muchos años, espero que me jubile y que sea mi hija la que me sustituya. Estoy dándole vueltas a nuevos formatos, aunque es más complicado, pero si me escucharon una vez por qué no lo van a hacer de nuevo.

Fotos: Mario Temiño

Mario Temiño

Nacido en Madrid. Parte creadora. Entrevisto y escribo sobre libros en YourWay Magazine. Cine. Televisión. Técnico en producción audiovisual y aficionado a escribir y leer en mis ratos libres.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

CONTACTA CON NOSOTROS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top