[RESEÑA] “Música para feos” de Lorenzo Silva y “Gente que viene y bah” de Laura Norton

libros1

Fue ojeando en una de las grandes librerías de la ciudad cuando supe que quería leer ese libro. En el membrete ponía: «La felicidad es separarse y no tener miedo de no volver a verse». Me pellizcó el corazón y en ese momento me pareció la verdad más absoluta que había leído jamás. Días después, lo tuve entre las manos y en menos de veinticuatro horas me quedé sin páginas que devorar de Música para feos. Al terminarlo, cerré el libro, y tumbado sobre mi cama lo abracé y cerré los ojos durante un buen rato para digerir todos los sentimientos que se esconden tras esas páginas.

Mónica, una joven periodista, y Ramón, un hombre enigmático y no tan joven, son los protagonistas que desatan esta desgarradora y pura historia de amor. La nueva novela de Lorenzo Silva es un grito de esperanza para aquellos que avanzan sus días esperando a que llegue ese momento en el que el calor se instale en ellos en forma del amor más verdadero que se puede llegar a sentir. Así es la vida de Mónica y de Ramón días antes de que, por azar o destino, coincidan en un local de un Madrid que, para aquellos que lo conocemos tan de cerca, hace que lo identifiquemos a la perfección como escenario de esta novela, y que, si es posible, lo lleguemos a querer un poquito más. La historia, relatada en primera persona por el personaje de Mónica —quien se va dando cuenta de que lo que al principio parecía un ligoteo inocente acabará por convertirse, sin duda, en algo que condicionará el resto de sus días— te hará sumergirte en una escritura que creerás tan real como la propia vida. Con este libro, Lorenzo Silva nos da un empujón de madurez y nos invita de una manera muy prudente a no dar la espalda a temas que, por mucho que no nos gusten o no queramos saber de ellos, están de una actualidad muy presente.

Estoy seguro de que la historia de este libro se nos quedará guardada para siempre a todos los que la hemos leído en una esquina del corazón donde irán a parar todas esas historias que son capaces de llegar hasta allí para no salir jamás. Música para feos es una muestra de que el amor, cuando de verdad es amor, termina derribando todos los muros que pueden existir y se deja llevar por una marea que de manera inconsciente arrasará con todo.


libros2

Son pocos los capaces de superar la décima edición con su debut literario, pero ella sí que lo consiguió y con creces hasta llegar a la decimoquinta. Tras, sin duda, ser la escritora revelación del año pasado con No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas —novela que se llevará al cine próximamente con Clara Lago como protagonista y María Ripoll como directora— Laura Norton vuelve de nuevo llenando de alegría las librerías de todo el país con su nuevo libro, Gente que viene y bah.

Esta nueva historia la protagoniza Bea, una joven mujer cántabra que vive en Madrid y que está a punto de casarse con su novio, y además compañero de trabajo, Víctor. En una disparatada fiesta de trabajo, Bea descubre que va a ser despedida de la empresa en la que trabaja como arquitecta y que su futuro marido se está enrollando con la presentadora del telediario más guapa y exitosa del momento. A partir de ese momento, se desencadena una historia que te enganchará a ella con la facilidad con la que Norton nos conquistó con su primera novela. Tras su despido, Bea decide marcharse una temporada a casa con su familia, donde desde luego ninguno de los días que pase será normal y tendrá que ir sorteando todas las sorpresas que están a la vuelta de la esquina. Un padre marinero, una madre con superpoderes, una hermana política, otra con un hijo sorpresa y un hermano casi desconocido para ellos son los que compartirán techo con Bea durante su estancia en el pueblo de San Esteban, más otra cantidad de personajes que se irán uniendo a la novela y que te parecerán imprescindibles para completar la historia.

Se podría decir que la familia de la arquitecta es de todo menos idílica, pero de lo que no cabe duda es de que a pesar de ello, todos los miembros que la componen te irán enamorando a medida que la historia avance y vean cómo su peculiaridad es lo que les hace especiales. Laura Norton, con el final que escoge para su nuevo trabajo, nos da una lección de lo importante que es aprender a relativizar las cosas, y que a veces las más importantes las tenemos al lado sin darnos cuenta. Gente que viene y bah está cargada de un humor que nunca sobra, y también estoy seguro de que seguirá acumulando ediciones en su, hasta ahora, corta pero prometedora carrera dentro del mundo de la literatura.

Mario Temiño

Nacido en Madrid. Parte creadora. Entrevisto y escribo sobre libros en YourWay Magazine. Cine. Televisión. Técnico en producción audiovisual y aficionado a escribir y leer en mis ratos libres.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top