MAREA CRÍTICA | Televisión de cambio primaveral

Hoy comienza uno de esos meses intensos en los que nos despedimos de series a la vez que damos la bienvenida a otras que comienzan. Sin duda, se avecina un mes duro de cambios, un mes en el cual nuestra vida social resurgirá a la vez que nuestro ordenador respirará tranquilo.

En unas semanas esperamos la vuelta de series, así como esperamos series de relleno, de esas que ves mientras tiras palomitas a la televisión al son que te preguntas qué haces viendo eso y manchando el suelo de tu cuarto. Una de esas series era Aquí paz y después gloria, la cual ha desaparecido por sorpresa de las pantallas en mitad de temporada. Bueno, más bien en el comienzo de la temporada, (aunque ahora anuncian su vuelta). Debemos reconocer que era mala con ganas, y que hemos visto una de las peores versiones de Resines en la historia de la televisión. Se sabía que Telecinco no apostaba por ella, y mucho menos los espectadores, pero me resulta horripilante que no crean en dicha serie pero sí crean y hagan líder a Allí abajo que, como ya adelanté en el artículo anterior, es una serie que no me gusta absolutamente nada. Carece de gusto y de elegancia, y de nuevo demuestra que este país es un país de “caca, culo y pis”. Los seriéfilos cuando vimos el primer capítulo temimos nuestra extinción. Todos hemos visto series malas y series peores, pero Allí abajo es imposible de definir debido al mal gusto. Una cosa es realizar una caricatura televisiva de dos formas de vivir y de ser (la andaluza y la vasca) y otra muy diferente dejar en evidencia culturas, formas e incluso temas tan serios como la sanidad.

Por otra parte, seguimos esperando muchas series que tenían que haber comenzado por estas fechas, pero que gracias a la lucha de la contraprogramación que mantienen las cadenas no se han estrenado. Sí lo ha hecho Vis a Vis, La Que Se Avecina y El Príncipe (principalmente). En este artículo voy a hablar de las dos últimas, y es que me reservo las críticas de Vis a vis hasta que avance un poco más, porque ya sabemos que en ocasiones a partir del cuarto o quinto capítulo comenzamos a ver las verdaderas esencias de las series, y más cuando son primeras temporadas.

Volvamos al tema. Hemos vuelto al humor que nos lleva acompañando desde ANHQV. Cierto es que el Recio cada vez nos pone más nerviosos, pero debo reconocer que entre tanto humor comienza a aparecer la absurdez. Se han ido personajes, han inventado personajes, hay capítulos que son completamente surrealistas pero ahí siguen, al pie del cañón. Sin duda son la esperanza del humor de este país. Es una serie capaz de reírse de los estereotipos sociales sin hacer daño, con una risa inocente que te sale sin pensarlo. También debo hacer mención a nuestros amados hombres de El Príncipe, los cuales han vuelto más fuertes que nunca; debe ser porque es la última temporada de la serie. Una pena, pero es una de esas series con fecha de caducidad que por mucho que se quieran estirar no es que no se pueda, es que no se debe porque si se estiran se cargan el formato.

Y para acabar, quiero realizar una mención a una de mis series: Mentes Criminales. Creo que nunca he hablado de ella, pero en estos días debo hacerlo. Y es que los seguidores de las buenas series no solo estamos de enhorabuena con una serie como esta, sino que además [ALERTA SPOILER] hace tan solo unos días, y tras diez temporadas, consiguió que nos acurrucáramos en la silla volviendo a las pesadillas de la infancia y que acabásemos llorando de la mano del más fuerte del equipo. [FIN SPOILER]. Eso es complicado de conseguir y ellos lo consiguieron. Creo que están haciendo un final de temporada de película de Hollywood. Te enganchan, te van metiendo en  las tramas, te enloquecen, se relajan, y cuando crees que ha pasado todo llega un final de temporada que va a ser de traca. Es una GRAN serie americana, de las pocas que saben tratar a los seguidores y darles aquello que quieren y necesitan.

A partir del siguiente artículo, y hasta el mes de junio/julio, analizaré los finales de temporada, así como los inicios de las series veraniegas que nadie vemos.

¡Hasta la próxima!

Alazne Villar

De un lugar parecido a Invernalia, animadora sociocultural y turística de profesión, voluntaria de trinchera y 2.0 por vocación, snob seriefila y geek por diversión; a ratos humana y a ratos zombie, seriéfila a jornada completa y horario flexible. ¿Qué hago aquí? El día que lo averigüe dejaré de escribir… (en busca de la perfección).

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top