CRÍTICA DE TEATRO | «La jaula de las locas», de Àngel Llàcer y Manu Guix

critica la jaula de las locas teatro rialto entradas angel llacer manu guix

De «La jaula de las locas» salimos todos para encerrar, con las canciones metidas en la cabeza y una sonrisa en la boca.

Honestamente, no soy yo mucho de actuaciones como las de «Zaza» (Àngel Llàcer) y no sé si las palabras jaula y locas juntas me sonaban a otra cosa, pero el caso es que por un rato largo fui más de plumas y boas de lo que me habría imaginado.

El aviso al inicio de la representación es cierto, la segunda parte se pasa volando. Con todo y con eso, habría estirado un poco menos el hilo de la transformación varonil de “Zaza”, demasiado repetitivo el gesto.

Al principio no entendí el porqué de dar un abanico tan grande en lugar de un folleto, pero cuando llegó el casting lo comprendí todo. No era una de las seleccionables y aun así me entraron calores al ver a los que sí lo eran, así que me vino de perlas. «Y hasta aquí puedo leer…».

Como es un espectáculo coral, no voy a hablar de nadie para mal, al fin y al cabo el resultado del conjunto es bueno, bien el cuerpo de baile, bien los secundarios, aunque vi un poco encorsetados a un par de personajes. Digo espectáculo coral con permiso de los dos pilares de la obra. Sin lugar a duda, las estrellas son Iván Labanda («Georges») y, sobre todo, Àngel Llàcer. La soltura de este último no es algo que vaya a descubrir yo ahora. Quiero pensar que nada de lo no escrito está preparado y que, por tanto, la espontaneidad de las respuestas es real. Del resto del elenco destacaría a Anna Lagares («Jacqueline»).

La comedia sentimental o el sentimentalismo cómico (no sé si fue antes el huevo o la gallina), es el eje de la historia. El humor como reacción natural del ser humano desdramatiza un cúmulo de situaciones que, fuera de las tablas, se antojan difíciles de gestionar para el común de los mortales.

Es un musical muy, muy divertido con guiños en forma de dardos apuntando al trasero de algún que otro radical y a la mentalidad de una sociedad a la que le cuesta entender que el amor es simplemente eso, en cualquiera de sus formas.

Eso es lo que tendríamos que sacar en claro al salir de la jaula. Eso y que no sirve de nada lamentarse del ayer y temer al mañana porque la vida empieza hoy.

MÁS INFORMACIÓN | «LA JAULA DE LAS LOCAS»

Web oficial
Comprar entradas

Margarita Pérez

Me apasiona que me cuenten historias desde las tablas, desde la gran pantalla o desde la caja lista. ‘Mary Poppins’ me enganchó al cine, ’10 negritos’ al teatro. Nací con una tele debajo del brazo y un lápiz en la mano izquierda. «Librívora» desde la cuna. Escribo porque no sé vivir de otra manera. Ingeniera de Telecomunicación. Madrid, Madrid, Madrid…

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

CONTACTA CON NOSOTROS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top