Entrevistamos a Boza: «Aborrecer tus creaciones es una etapa más del proceso creativo»

3 (Copiar)Intensa, serena, con una desgarradora fuerza in crescendo con cada canción. Carmen Boza no decepciona y su directo realmente emociona, altera, impresiona.

El público que abarrota ‘El Sol’ aguarda impaciente el inicio del concierto. Son las 23:00h cuando ésta aparece en escena, ornamentada entre los acordes de ‘La mansión de los espejos’; su single y canción titular de su nuevo trabajo. Piano, suave, sin prisa. La melodía fluye y Boza se funde con ella. Y así avanzan los temas; mezclando los más novedosos con viejos clásicos, buscando el antónimo de cada movimiento. El público corea, se anima. ‘El Sol’ disfruta. Carmen combina guitarra con piano, todo ello sumado a los nuevos sonidos que la banda que le acompaña proporciona a la escena. Son tintes diferentes a los que acostumbra, pero convence con creces. Los asistentes responden al sonido rock de la gaditana, piden más, y desde el escenario son deleitados con un final extremo, fiero, camaleónico.

Hablamos con ella previo concierto pero eso nos permite comprender con mayor exactitud el global de la actuación. Carmen Boza ha vuelto, y esta vez lo hace para quedarse.


TITULARES

«Agotar las entradas en ‘El sol’ dos noches seguidas supone haber alcanzado un objetivo»

«Elegir las canciones de un disco para no decepcionar al público me parece un error como premisa»

«El 90% de las canciones de los dos últimos años no tienen vigencia real para mí»

«Creo que el lenguaje lo une todo»

«Lo peor que le puede pasar a un artista es no trascender»

«Diría que mis primeras canciones encajan más en el concepto de “comercial” que manejo»


5 (Copiar)

- Se dice que los periodistas tendemos a hacer siempre las mismas preguntas, que no variamos de un standard fijo. Por eso me gustaría que la primera cuestión fuese cosecha propia. ¿Qué te gustaría que te preguntasen y que todavía no han hecho?

Precisamente esta pregunta suele estar dentro del estándar del que hablas, hay miles de preguntas que no me han hecho, pero en general no me encanta que me pregunten cosas; si hubiese algo en particular que quisiera contar, supongo que no esperaría a que me lo preguntasen.

- En ese caso, pasemos a la música. Valencia, Alicante, Murcia y ahora Madrid. ¿Cómo ha sido el recibimiento del público en estos conciertos?

Empezamos a girar “La mansión de los espejos” justo después de publicarlo, en octubre. No obstante, era la primera vez que visitábamos Alicante y Murcia y fue absolutamente genial. Yo tenía muchas ganas de ir a tocar y ellos de escuchar, así que es todo lo que puedo pedir.

- Tus próximos conciertos son en Madrid, en la sala ‘El Sol’. Un lugar que, dijiste, te encantaría llenar. ¿Qué supone para ti haberlo logrado, haber colgado el cartel de “entradas agotadas”, por partida doble?

Supone haber alcanzado un objetivo; a veces está bien ponerse objetivos pequeños, soñar cosas difíciles pero posibles, y juntando todas esas pequeñas victorias y derrotas te mantienes siempre alerta para, un tiempo más tarde, darte cuenta de que has hecho mucho más camino y aprendido muchas más cosas que si estuvieses persiguiendo la zanahoria.

- El siguiente paso ya llenar el Palacio de los Deportes…

En realidad el siguiente paso es seguir tocando, disfrutando y haciendo canciones. Es una idea bastante ambiciosa si lo piensas bien.

6 (Copiar)- Este jueves llega la hora de la verdad en Madrid como parte de tu gira ‘La mansión de los espejos’; tu primer disco de estudio. Y, como tal, la responsabilidad, el no decepcionar a esas personas que han colaborado con el crowdfunding, es mayor. ¿Qué criterio has utilizado para escoger las canciones que han compuesto el disco?

En realidad el criterio no ha tenido mucho que ver con no decepcionar al público porque me parece un error como premisa. Dicho esto, aunque sea el primer disco de estudio, no es la primera vez que grabo. Además, llevo tanto tiempo escribiendo que el mero paso del tiempo ha hecho descartar una serie de canciones. Es el sentido vital, el de las letras. Las canciones para el autor tienen una vigencia, para el público pueden tener una vida mucho más larga. Es mucho más fácil que una persona que ha escuchado una canción y le haya marcado una parte de su vida, la siga escuchando mucho tiempo después. Pero, en mi caso, las canciones que he ido escribiendo en estos dos años no tienen vigencia real. El 90% no la tienen porque ahora no las escribiría o no diría esas cosas de esa manera. Entonces, cuando me paré a ver las canciones que irían en este disco, lo que hice fue buscar las que más me representaran en el momento en el que estoy ahora como compositora y como persona. Con mi lenguaje. No solo verbal, sino también musical. Lo une todo. Creo que el lenguaje lo une todo.

- En ese caso, si tuvieras que elegir una de las canciones del disco, una que reflejase a Carmen Boza en su mayor exactitud, ¿cuál sería?

Creo que “Culpa y castigo”.

- Lo cierto es que tus canciones son cuanto menos metafóricas. Es por ello que, de alguna forma, es increíble la facilidad con la que tu público las traduce haciéndolas suyas; pese a que hayan salido de ti. ¿Cuáles crees que son las similitudes, ese punto en  común existente, para que aunque sean tan personales, puedan extrapolarse tan fácilmente?

Creo que las personas sentimos muy parecido, sólo que con nuestro propio lenguaje. Como dije antes, ‘el lenguaje lo une todo’ y en mis canciones hablo de sensaciones y sentimientos comunes a todos nosotros con un lenguaje también común. Trato de, situándome en este escenario, construir imágenes poéticas utilizando las palabras y su métrica, su ritmo interno, y este creo que es el motivo: uso las palabras que esa gente tiene en la punta de la lengua.

- Una frase que dijiste una vez y que es muy llamativa es la siguiente: “es muy triste tener que bailar con un muerto para que continúe el espectáculo”. Esto, en parte, derivó hacia tu ausencia sobre los escenarios durante un tiempo. ¿Tienes miedo de que vuelva a sucederte, de tener que bailar con un muerto para que continúe el espectáculo?

Cuando dije eso y, efectivamente, al poco tiempo dejé de tocar en directo, probablemente fuese porque no tenía interiorizado el hecho que expuse antes: que para el autor de una canción, ésta deja de tener vigencia al tiempo de nacer y cuanto más la interpretas más extraña te parece. Es parecido a cuando repites tanto una palabra que la deformas, olvidas su significado. No tengo miedo, porque he aprendido que esto sucede y seguramente me va a suceder toda la vida.

- Entonces no compartes la frase de que “lo peor que puede ocurrir a un artista es aborrecer sus propias creaciones”…

Lo peor que le puede pasar a un artista es no trascender, no emocionarse con el mero hecho de crear que es para lo que vive. Aborrecer tus propias creaciones, desde mi punto de vista, es una etapa más en el proceso creativo; no por completo, pero sí en parte, es evolucionar.

4 (Copiar)

- Hay un sector de tu público que considera que tu música se ha vuelto más comercial.¿Crees que podrían estar en lo cierto o que son meras apreciaciones?

Este debate habría que abordarlo desde la acepción de “comercial” a la que se refiere ese sector de mi público, que no sé cuál es exactamente. No obstante, creo que probablemente te refieras a algo que sucede con una cierta parte del público que me descubrió al principio, cuando hacía otro tipo de canciones, y al que no le gusta el punto último en el que me encuentro después de lo que yo considero, en retrospectiva, que ha sido una evolución.

Paradójicamente, diría que estas primeras canciones encajarían mejor en la acepción de “comercial” que manejo; aunque está claro que la mía y la de este sector de mi público que señalas, no es la misma.

- En cualquier caso, en aquel momento decidiste apartarte de la escena durante un tiempo. ¿Cuándo te diste cuenta de que tenías que volver, de que era sobre los escenarios donde querías estar?

Cuando me tomé el tiempo que necesitaba para aprender a disfrutar y valorar lo que realmente me hace feliz.

- Finalmente regresaste con un proyecto para desarrollar. Un disco que ha derivado en esta gira y que parece que va a más. ¿Es pronto para hablar de nuevos proyectos?

El proyecto, aunque suene egocéntrico, soy yo misma. Son las canciones y la propia evolución lo que mantiene la máquina en marcha. Sigo tocando, sigo escribiendo, sigo inspirándome. Sin duda esto tiene que derivar en más canciones, más disfrute, más sufrimiento y más evolución.

- Ya para finalizar, y en vista de que en invierno hace demasiado frío para plantearse los propósitos de año nuevo, ¿por qué no intentarlo con la primavera? Por ello,  ¿cuáles serían los propósitos de Carmen Boza para este año nuevo?

Quisiera dejar de fumar, limar algunos defectos y tocar la guitarra eléctrica.

¿Podremos verte en un futuro con la guitarra eléctrica entonces?

Espero que con la guitarra eléctrica, unos pocos defectos pulidos y el penúltimo cigarrillo en la boca.

1 (Copiar)Fotografías: Elga Rojas (PerditionPicture)
www.perditionpicture.com
Miriam Puelles

Dicen que nací con un mando a distancia bajo el brazo, pero ni así pude evitar ver a Leticia Sabater hacer flexiones por televisión. Sin embargo, no todo fue malo. Aprendí a imitar a Lina Morgan, me creí un genio de lámpara con Paz Padilla, cantaba “*furor furor nana nana nanara*” a todas horas y siempre quise participar en ‘Soy el que más sabe de TV del mundo’. Tal vez por ello ahora me dedico a escribir sobre mi adorada pequeña pantalla. Y, tal vez por eso, hice de ello mi modo de vida.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top