5 series españolas que merecen un remake

Los remakes vuelven a estar de moda. La última serie en subirse a esta ola de nuevas versiones es El príncipe de Bel-Air, que tendrá a Will Smith como productor. La popular comedia de los 90 regresará a la televisión estadounidense como también lo harán Twin Peaks, Xena, la princesa guerrera, Expediente X, Padres forzosos…

¿Y en nuestro país? No es una práctica habitual de las cadenas españolas hacer remakes de series exitosas nacionales, aunque en el pasado sí se intentó versionar ficciones americanas tales como Las chicas de Oro, Cheers y hasta Mujeres desesperadas (Ellas y el sexo débil), resultando todas grandes fracasos de audiencia.

Pese a todo, hay series españolas que, planteadas de una buena forma, podrían volver a la pantalla, deshaciéndose de las taras de su versión original (bastante evidentes en las ficciones de hace unos años) y mostrando su historia a nuevas generaciones de público. Estas son las series españolas que, por unos motivos u otros, merecen un remake:


7 VIDAS

7vid

7 vidas fue la primera sitcom como tal en España. El Friends nacional tardó poco en convertirse en una serie mítica a pesar de su sencillez, porque aunque el argumento inicial partía del despertar del coma del personaje de Toni Cantó, la idea no era otra que juntar a un buen reparto que interpretaba a un grupo de amigos que afrontaban situaciones cotidianas con mucho humor. Durante sus quince temporadas pasaron por la serie multitud de actores, por lo que no resultaría extraño ver a un nuevo elenco con similares personajes y, sobre todo, con el carisma de los anteriores.


ALA…DINA!

aladina

Dina era una genio que, tras siglos encerrada en una lámpara, es liberada por la familia de un viudo que la contrata como asistente del hogar, y aunque le impiden usar sus poderes, resuelve todos los problemas con la ayuda de éstos. Este divertido a la par que inocente argumento dio pie a una serie familiar que conquistó, sobre todo, a niños. ¿Podría Ala…Dina! emitirse ahora? Sí, por varios motivos: la protagonista ya se sustituyó a mitad de la serie de manera bastante torpe, y aunque en la memoria de todos está la Dina que encarnó Paz Padilla, sería fácil desprenderse del recuerdo de Miriam Díaz-Aroca. Además, la TV está falta de productos blancos como era este y necesita la vuelta de comedias fantásticas con magia de por medio que tanto triunfaron a finales de los 90 y principios de los 2000, como Sabrina, cosas de brujas. Su asignatura pendiente sería hacerla visible más allá del público habitual de Disney Channel.


EL INTERNADO

internado

El Internado tenía un error principal que cualquier espectador que vio la serie de principio a fin percibió seguro: los guionistas sabían cómo empezaba la serie, pero no cómo acababa. Pese a que El Internado gozaba de muchos atractivos por ser un primer paso hacia una ficción más adulta, con una estética y una fotografía cuidada, la falta de coherencia en muchas ocasiones, y el estiramiento que sufrió, hicieron de ella un producto muy imperfecto, que con un remake podría enmendarse. La pauta que siguen ahora las cadenas de no hacer más de una o dos temporadas de las series (El Príncipe, Bajo Sospecha, Sin Identidad…) ayudaría a que el desarrollo quedase claro y no se improvisara bajo la marcha. La mejora en la parte técnica que han recibido las últimas ficciones nacionales también ayudaría a ver su nueva versión con buenos ojos.


AQUÍ NO HAY QUIEN VIVA

aquino

Más que un remake, Aquí no hay quien viva podría regresar en forma de capítulo especial cuando el año que viene se cumple diez años de su final, al igual que hizo en su día Farmacia de guardia. Los inquilinos de Desengaño 21 volverían al que fue su edificio, que desalojaron en el último capítulo debido a una plaga de termitas. El público agradecería reencontrarse con la auténtica “hierbas”, el auténtico Juan Cuesta, y comprobar qué fue de Mauri, Emilio y Belén o la “pija” después del precipitado adiós. Una reunión que sería realmente emocionante para el público de la serie de vecinos más mítica de la televisión. Lo que está por ver es si Telecinco cedería a sus actuales actores de La que se avecina a Antena 3 por un día.


UN PASO ADELANTE

upa

Que Un paso adelante nació en el momento indicado es indudable: en nuestro país, gracias a OT estaban muy de moda las academias de artistas. Pero eso no quita que una nueva versión, con la calidad en la producción y montaje que tienen ahora las series,  sea mala idea. Un paso adelante ya fue una buena serie en su momento gracias a la gran química entre el reparto, sus originales tramas y el sincero tratamiento de éstas, que sumergían al espectador en el universo de las escuelas de artes escénicas, así como la incorporación de la música y el baile en sus capítulos. Un remake de ésta podría ayudar a olvidar experimentos musicales fallidos como fueron 18: la serie o Dreamland, que no tenían ninguna de las cualidades de su predecesora.

¿Funcionarían los remakes de estas series?  ¿Aceptaría el público volver a ver en la tele una serie que está reciente para casi todos? ¿Parecerían burdas copias o se les dotaría de personalidad propia? ¿Están las cadenas y la audiencia preparadas para ver remakes en España?

Víctor Santos

Polifacético, aficionado al humor y a escribir. Estudiante de publicidad. No sabe cantar, no sabe bailar, pero no se lo pierdan

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

CONTACTA CON NOSOTROS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top