CRÓNICA | Aitana brilla en el Universal Music Festival

aitana madrid play tour teatro real universal music fest concierto show critica cronica fotos galeria ot 2017 amaia


Aitana durante el Play Tour en el Teatro Real de Madrid | Foto: Marta Sirodey

Ayer el Teatro Real de Madrid acogió a cientos de personas con un único objetivo: ver a Aitana  en el escenario. Un público, a destacar muy joven pero con claras intenciones de querer darlo todo en el emblemático edificio. Padres, abuelos, hijos, primos… daba igual la edad para un mismo propósito: disfrutar.

Pasados un par de minutos de las doce de la mañana daba inicio la última sesión del Universal Music Fest de este 2019. Una Aitana Ocaña firme y segura, de blanco y plata, aparecía en alto sobre el escenario. Empezaba la fiesta.

Porque sí, el show que la catalana lleva consigo es una gran fiesta. Hay momentos para todo, pero ella, apenas empezó el concierto, animó a todos los asistentes a hacer lo que les pidiese el cuerpo en cada canción. Hay que mencionar que es el primer teatro donde la artista se presenta y… ¡qué teatro!

Así que dicho y hecho, un público que estuvo entregado en todos y cada uno de los temas no paró de acompañarla a una sola voz, coreando temas muy esperados como Vas A Quedarte —durante la que aprovechó que el recinto lo permitía para dar un paseo entre el público— Mejor Que Tú o Lo Malo.

Una puesta en escena digna de una joven que solo ha recogido éxitos desde que se publicara la primera parte de su álbum #Trailer y que luego solo reafirmó con #Spoiler. Hizo bailar al público con temas como Las Vegas, Popcorn o Bang Bang, este último interpretado dentro de un remember de Operación Triunfo junto a otros temas ya conocidos.

Aitana no reparó en hacer pausas para hablar de su paso por el programa y así agradecer el apoyo de todos sus fans, un ejército que ya camina de su mano paso a paso. También mencionó a una de las personas más especiales que se llevó del concurso, Amaia, a la que agradeció estar allí presente, dispersando así cualquier tipo de rumor entre ambas. Y no faltó la mención especial a sus padres, quienes fueron el gran empujón que necesitaba y quienes seguirán siendo su apoyo más incondicional.

Nada Sale Mal fue el tema con el que quiso cantar a la valentía, al acto de que en la vida quien no arriesga no gana y que las cosas buenas suceden cuando nos atrevemos a vivirlas.

aitana madrid play tour teatro real universal music fest concierto show critica cronica fotos galeria ot 2017 amaia

Aitana cerró el Universal Music Fest de este año con su show | Foto: Marta Sirodey

Una Aitana sin filtros también demostró que no todo es espectáculo y su voz acompañada de un piano resonó en cada butaca del Teatro Real con Someone like you, Chandelier y Con la Miel en los Labios, de la que cuenta que está dedicada a alguien especial que le ayudó mucho en su llegada a la capital madrileña. Una canción que nos dejó ver en su rostro una mirada confidente, sincera y agradecida.

Una niña hecha mujer de la noche a la mañana que, sin darse cuenta, pasó de estar con amigos en casa a cantar ante medio mundo. Ella, su voz, su magia… no hay que escucharla con nada más para saber que te engancha, que quieres más y que no quieres que acabe.

Una Aitana segura en cada canción pero que deja ver sin ningún tapujo cierta inseguridad entre sus palabras; frases que terminan en una risa floja que no acaba de encauzar, porque sí, porque tiene veinte años, porque asimilar y masticar todo lo que conlleva  el éxito de golpe no es algo fácil y creo que no me equivoco si digo que esa es su magia. La magia que enamoró a más de media España y parte de Latinoamérica en aquel programa de televisión que hoy creemos que queda tan lejos, pero del que no hace ni veinticuatro meses. La magia de no saber hacia dónde iba, la magia de trabajar duro y buscar el objetivo que tanto creemos tener tan claro. Esa magia es la suya. La del todo y la del nada, la de seguir aprendiendo cada día, en cada concierto y en cada ciudad.

Por el recorrido de sus canciones se habla de amor, de desamor, de fragilidad, de esperanza… De toda esa mezcla de mariposas que alguien puede sentir con esa edad viviendo un terremoto de emociones en tan poco espacio de tiempo.

Queda mucho por soñar, eso está claro, pero lo que me atrevo a afirmar con toda seguridad es que no hay techo para ella. Todo lo que quiera hacer, lo hará. Todo lo que le queda por aprender es lo que hace más maravilloso ver a gente tan joven pegando tan fuerte en la industria musical actual, siendo testigos de sus progresos, de sus equivocaciones y, sobre todo, de sus ganas imparables de luchar.

Texto: Marta Sirodey

Avatar

Más de seis años contándote todo sobre la televisión, la música, el cine, el teatro y la literatura de la mano de sus protagonistas.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top