Crítica de teatro | Lo malo de ser perfecto, de Antonia San Juan

Antonia San Juan, Luis Miguel Seguí y Félix Navarro presentan, bajo la batuta de ella, un espectáculo teatral que engloba 3 sketches, distintos, cada uno de su padre y de su madre, con algún que otro rasgo en común como el protagonismo de la actriz, el ensañamiento con la sociedad actual y el continuo lenguaje soez.

No es una comedia al uso, transgresora, mordaz y sarcástica, como es Antonia San Juan, con lo cual no defraudará o no debería defraudar a sus incondicionales. Lo que haga con el resto es otro cantar y aprovechando la coyuntura voy a hablar de eso, de los cantares, a mi parecer disruptivos, que en lugar de aportar algo a la escena pasan a engrosar el cajón de sastre.

A “Lo malo de ser perfecto” se le podría aplicar aquello de que el que mucho abarca, poco aprieta. Se tratan muchos temas en un espacio de tiempo corto y no sé si como recurso o como requisito por el apremio, los actores hablan muy deprisa trastabillándose en varias ocasiones. Me sorprende la rapidez con la que se presentan los temas centrales de cada sketch cuando seguidamente se repite cada frase; queda la sensación de que se hace bien por rellenar, bien por tener la necesidad de improvisar.

Al margen de que el no estar de acuerdo con los ideales de los personajes representados se pudiera considerar una razón para reaccionar negativamente ante ciertos comentarios, he de decir que los chistes fáciles y las disertaciones en pétit comité, a veces frívolas, sobre temas peliagudos generaron más de un momento de disconformidad en el patio de butacas.

Quizás la presentación plasmada en el panfleto oficial del teatro sea un tanto pretenciosa, pero no todo son pegas. De cada sketch se salva un punto fuerte que pone de acuerdo al público, gracias al guion y, sobre todo, a la buena interpretación de los actores, eso es innegable.

sin-tu00edtulo-1-actuaciu00f3n-16862

En el fondo Antonia San Juan consigue lo que se espera de un espectáculo, no dejar indiferente. Bueno, no dejar indiferente, ni títere con cabeza. En este caso, no creo que animaros a que vayáis al Nuevo Apolo a la aventura, sin saber a qué se expone uno, sea un buen consejo. La indicación más útil que os puedo dar es que “Lo malo de ser perfecto” es fiel al estilo de su directora y a partir de ahí, juzgad vosotros.


MÁS INFORMACIÓN

Venta de entradas

Margarita Pérez

Me apasiona que me cuenten historias desde las tablas, desde la gran pantalla o desde la caja lista. ‘Mary Poppins’ me enganchó al cine, ’10 negritos’ al teatro. Nací con una tele debajo del brazo y un lápiz en la mano izquierda. «Librívora» desde la cuna. Escribo porque no sé vivir de otra manera. Ingeniera de Telecomunicación. Madrid, Madrid, Madrid…

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top