CRÍTICA DE TEATRO | “María Teresa y el león”, de Carolina Román

critica obra maria teresa y el leon madrid teatro

Son incontables las mujeres ausentes en los libros de texto y, en consecuencia, en la memoria de una sociedad que, aunque pelea por dar nombre a esas mujeres olvidadas, tiene mucho camino por recorrer. La educación es un pilar fundamental en esta ardua tarea y el teatro, haciendo una vez más el papel que no siempre se lleva a cabo en las aulas, pone nombre y apellidos en las tablas a una de esas mujeres comprometidas y luchadoras: María Teresa León.

María Teresa y el león es un viaje por unos años de la vida de María Teresa León, una escritora española perteneciente a la Generación del 27. Nacida en Logroño en 1903, escribió cuentos, novelas, artículos, guiones y ensayos, fue activista, formó parte del Consejo Central del Teatro durante la Guerra Civil, fundó la revista Octubre y salvó las obras del Museo del Prado, entre otras muchas cosas. También fue la mujer de Rafael Alberti y, precisamente por este hecho, todo lo anterior se vio relegado a un segundo plano.

La actriz y dramaturga Susana Hornos, bajo la dirección de Carolina Román, pone cuerpo y voz a María Teresa León, llevando a la Sala Mirador el relato de algunos años de su vida. La obra pasa por los recuerdos de la escritora, por su exilio, por su amor, por sus deseos y por cómo se vio afectada por la enfermedad de Alzheimer, el león que nubló sus últimos años.

Tengo que empezar diciendo que, no sé si por las altas expectativas o por las ganas que tenía de conocer en profundidad a la escritora, me quedé con ganas de más. La obra se compone a base de pinceladas de la vida de María Teresa León y sentí que eso no era suficiente, que quería dejar de ser una mera espectadora de su viaje y unirme a él. Supongo que no haberlo logrado del todo se debe a que no conocía a María Teresa y a que la obra tiene una duración limitada, insuficiente para narrar la vida de una mujer con tanto por contar.

Sin embargo, la producción tiene muchas cosas que destacar, empezando por la interpretación de Susana Hornos. Ella, sola en el escenario, se desgarra, se emociona, siente y recuerda, dejándose la piel desde que pisa las tablas. Encarnando a María Teresa, la actriz transita por las emociones y momentos con una presencia arrolladora, haciendo imposible apartar la mirada.

Otro de los puntos fuertes de la obra es el vestuario y la escenografía, a cargo de Alessio Meloni. Simple, sencillo y original, el espacio en el que se desarrolla la historia no solo sirve de sustento, sino que acompaña la historia como un personaje más. Lo que cuenta María Teresa queda situado y arropado por lo que tiene a su alrededor, ya sea a través de los elementos, de la luz o de las sombras.

María Teresa y el león es un precioso punto de partida para conocer la vida y pensamientos de María Teresa León, visionando parte de su historia a través de los ojos de Carolina Román y Susana Hornos, igualmente talentosas. Tres mujeres unidas a través del tiempo en el escenario de la Sala Mirador de Madrid, dándose  la mano para demostrar que, a pesar de los leones y el miedo, siempre permanecen los recuerdos, la memoria y la valentía.

MÁS INFORMACIÓN___

Venta de entradas

Marta Carrasco

Nacida en Madrid. De pequeña me daban miedo los teatros, ahora no salgo de ellos. Amante de las series, del cine, de la música, de los libros y de todo lo que te hacen sentir. Necesito escribir y a veces no leo lo que escribo. Deseando ver lo que la vida me va poniendo en el camino.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top