CRÍTICA DE TEATRO | “La comedia de las mentiras”, de Pep Anton Gómez

critica opinion la comedia de las mentiras teatro la latina

Según la Real Academia Española, mentir significa «decir o manifestar lo contrario de lo que se sabe, cree o piensa». Hay muchos tipos de mentiras. Están las mentiras piadosas, las mentiras para no hacer daño, las que se dicen por aparentar, las mentiras hacia uno mismo… Todo el mundo ha mentido alguna vez y, quien diga lo contrario, miente. Pero mentir está mal, ¿no? Lo cierto es que, al final, la verdad acaba saliendo a la luz y es mejor ir de frente, siempre. ¿Siempre?

Precisamente sobre la mentira habla La comedia de las mentiras, una obra de Pep Antón Gómez y Sergi Pompermayer que reside en el Teatro La Latina hasta el 6 de mayo. Esta comedia, dirigida por Pep Antón Gómez, cuenta con un reparto formado por Pepón Nieto, María Barranco, José Troncoso, Paco Tous, Raúl Jiménez, Angy Fernández y Marta Guerras. Tras cosechar gran éxito en el Festival de Teatro Clásico de Mérida, esta divertida comedia llega a Madrid dispuesta a conquistar una vez más al público a través de enredos y carcajadas a partes iguales.

La comedia de las mentiras se puede resumir de la siguiente manera: Hipólita y Leónidas son dos hermanos que no se llevan muy bien entre sí. Hipólita está enamorada de Tíndaro y Leónidas, de Gimnasia. Sin embargo, ni Tíndaro ni Gimnasia son la pareja que el padre de los hermanos querría para sus hijos. Como este se encuentra de viaje, deja a cargo de su casa a su hermana Cántara, una mujer soltera que no cree en el amor (con motivos para ello, por supuesto). Finalmente está Calidoro, el esclavo de la familia que trata de poner algo de cordura entre tanta locura, recurriendo para ello, como no, a la mentira.

Si la mentira es algo común y convencional en nuestros días, la historia que se plantea en el escenario no lo es. Una maraña de personajes, a cada cual más peculiar, que plantean situaciones cuanto menos singulares que se entremezclan entre sí y se enredan a medida que pasan los minutos. De ahí la fortaleza de esta comedia, el no dejar respirar a un público que se divierte, que disfruta y que consigue viajar a una desconocida Atenas. Un espectáculo ingenioso, en el que los personajes resultan tan tópicos y las situaciones tan surrealistas que es fácil dejarse llevar y entrar de lleno en la locura.

Si algo tiene La comedia de las mentiras es un reparto que sujeta y sostiene la trama de una manera impecable. Esos tópicos antes mencionados consiguen convertirse en comedia gracias a unos actores y actrices que demuestran con creces su talento en las tablas. Pepón Nieto, que da vida a Calidoro, conduce la obra con una maestría ya de sobra conocida y María Barranco consigue llenar el escenario con su sola presencia, interpretando a Cántara de una forma formidable. Lo mismo se puede decir de Paco Tous que, a pesar de incorporarse a la historia algo más tarde, llega con fuerza encarnando al general Degollus para dar una divertida vuelta más a la trama.

La pareja formada por Angy Fernández y José Troncoso me parece especialmente destacable. Angy, que interpreta a Hipólita, pone patas arriba lo que encuentra a su paso como si de un terremoto se tratase, con una fuerza y una garra que hace imposible imaginar otra Hipólita. Por su parte, José Troncoso da vida a un Tíndaro dulce e inocente que enamora al patio de butacas desde el primer momento en que pisa el escenario. Juntos, la combinación perfecta. La otra pareja es la formada por Marta Guerra y Raúl Jiménez. En mi opinión, aunque el actor que interpreta a Leónidas hace un gran trabajo, su personaje no destaca demasiado, quizás por su «normalidad» dentro de tanta excentricidad. Marta Guerra encarna a Gimnasia con gracia y soltura, dando al personaje una comicidad maravillosa.

Es interesante como entre tanta comedia hay espacio para una pequeña reflexión sobre la hipocresía. La comedia de las mentiras tiene humor, reflexión y una muestra de grandes interpretaciones. Por último, mencionar las actuaciones musicales. Como amante del teatro musical, siempre agradezco un respiro en forma de música y, ya sea en los cambios de escena o en momentos concretos de la obra, la música pasa a primer plano y permite al público disfrutar de una tregua entre tanta mentira. Porque otra cosa no, pero mentiras hay unas cuantas. Lo que les aseguro es que todo lo que les he contado sobre La comedia de las mentiras es totalmente cierto. Bueno, quizás les estoy mintiendo. Lo mejor es que vayan al Teatro La Latina para que  lo descubran ustedes mismos.

MÁS INFORMACIÓN____

Venta de entradas

Marta Carrasco

Nacida en Madrid. De pequeña me daban miedo los teatros, ahora no salgo de ellos. Amante de las series, del cine, de la música, de los libros y de todo lo que te hacen sentir. Necesito escribir y a veces no leo lo que escribo. Deseando ver lo que la vida me va poniendo en el camino.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top