[CRÓNICA] We love ü, Mürfila (Sala Taboo, Madrid)

murfilataboo (Copiar)

Sin necesidad de pantallas, ni bailarines, ni pirotecnia; solo acompañada de su inseparable guitarra. Ahora, incluso, sin la fuerza a lo Sansón de su larga melena rubia. Pero no importa. Ella es todo lo que hace falta para meterse en el bolsillo a cualquiera que le dé una oportunidad en directo. Y lo sabe.

Mürfila es de esas artistas que a los oyentes de las radio fórmulas les suena a chino. No aparece en grandes espacios televisivos, no le siguen cientos de miles en Twitter, ni ocupa portadas de revistas púberes. Es artista de minorías. Ahí está la magia.

Mentiría si dijera que no me encantaría verla actuar frente a catorce mil personas, en ese palacio antes deportivo y ahora profanado por el afán de darles hasta nuestros recintos a los bancos, pero, como decía, la magia de Mürfila en directo reside en que no necesita de grandes montajes para llenar el escenario e hipnotizar a todo aquel que se cruza en su camino. A ella le sientan estupendamente las distancias cortas, como este sábado en la Sala Taboo de Madrid.

La velada comenzó con el descubrimiento de Ultraido, un artista con muchos directos a sus espaldas al que no había tenido la oportunidad de escuchar antes. Gran error el mío. Sentado con su guitarra y solo un foco apuntándole, supo llegar y convencer al público que ya iba llenando la sala. Arranque de alto nivel y preludio de lo que estaba por venir con la protagonista de la noche.

Han pasado varios años desde la última cita de la artista y su banda con el público madrileño, como bien mencionó ella misma. La última vez que nos vimos las caras fue con 9 Balas bajo el brazo en lugar de guitarras eléctricas, en otra de esas situaciones donde un artista se hace más grande: el concierto acústico.

Después, un parón de dos años para preparar Terrífica, el álbum publicado gracias a la ayuda de esa minoría menos escandalosa pero tanto o más comprometida. El crowdfunding logró hacer este trabajo realidad: diez canciones con el sello Mürfila y un sonido evolucionado, más compacto, pero tan guerrero en letras y melodías como de costumbre.

Su primer single es Rockandroll, canción con la que arrancó el concierto. Sin treguas ni medias tintas. Bien arriba desde el primer acorde.

20141122_232137 (Copiar)

Ataviada con la misma ropa que en las fotos del álbum, mantuvo su intención de no darnos ni un segundo de respiro y siguió presentando Terrífica, esta vez con uno de los temas más enérgicos del disco: Relámpago.

Manteniendo los símiles climáticos, podría decirse que el directo de la catalana es como un rayo. Cada canción es una descarga eléctrica que atraviesa los sentidos y contagia energía a raudales. Imposible estarse quieto.

Con una de las míticas, Me Pones, dejó claras sus intenciones: «¿vais a perder la cabeza? Pues empezad ya» instó al público, que cada vez estaba más entregado y desinhibido. Más hits de su carrera plagaron la sala de voces al unísono: El mundo se equivoca, Money y Mi guitarra quiere rock terminaron desatando la locura, justo antes de continuar estrenando disco con Truco o Trato.

Mürfila es una artista de pocas palabras sobre el escenario. No invierte tiempo en contar historias entre canción y canción; ella las cuenta cantando. Como en Soy Humano, donde buscó la complicidad con su público, mirando a los ojos a más de uno mientras cantaba, e incluso poniendo el micrófono para que los de la primera fila también fueran voz y no solo coros.

Otra de las imprescindibles en todos sus conciertos es Caracol, single extraído de su primer disco y que fue la antesala de lo que para mí fue uno de los momentos de la nocheLaflor, el corte cuatro de Terrífica, comenzó a sonar en la Sala Taboo. Un tema que ya suena envolvente en estudio y se convirtió en absolutamente mágico en directo.

Con esa aura especial en el ambiente que creó la interpretación, Mürfila se marchó del escenario, dejándonos con sus músicos, que empezaron a tocar unos acordes muy reconocibles para los seguidores de la cantautora: Caperucita estaba a punto de llegar.

20141123_001315 (Copiar)

La catalana volvía al escenario vestida de negro, más provocativa y con más ganas de jugar con el público que nunca. En concreto con un chico de la primera fila, que se convirtió en el perfecto partenaire para las insinuaciones sugerentes de la cantante.

Más Terrífica inundó la sala: Un día más y Océanos de tiempo dieron paso a la calma que, en este caso, precedió a la tormenta. Con la intensa y dolorosa Azul y Gris, la artista dio buena cuenta de que lo suyo también son las canciones lentas. Mención especial para la banda por ese in crescendo, que por más veces que lo escuche siempre me pone los pelos de punta.

Un conato de despedida y cierre provocó los gritos del público al son de “otra, otra”. Y, como era de esperar, la banda al completo volvió a subir al escenario. El show aún no había acabado.

«¿Vais a volar la cabeza o no? ¡Pues que se note!». Mürfila hablaba de volar las cabezas como pide la letra de la canción que da título a su nuevo álbum: Terrífica. Bajo el lema “don’t stop the dance” (no pares de bailar) que resuena durante toda la canción, llegamos, ahora sí, al momento de cerrar el concierto.

Sin dolor terminó de culminar una noche de puro rock desatado. Riffs, botes, gritos y hasta un momento «maracaná» nos regaló la catalana, junto a una hora y media frenética que deseamos volver a vivir muy pronto para seguir arrastrando a sus directos a aquellos amigos indecisos. Porque si vas a un concierto de Mürfila no puedo saber cómo entrarás, pero sí sé que saldrás deseando repetir.

20141123_001329 (Copiar)

MÁS INFORMACIÓN

Compra Terrífica en iTunes
Twitter: @Murfila

facebook.com/murfilaoficial
Canal Oficial de Youtube

Rocío Muñoz

Me embarqué en YourWay Magazine para vivir desde dentro lo que siempre había seguido desde fuera. Lo mismo te entrevisto que te fotografío. Fuente inagotable de conversación sobre series, música y TV. Tan rara como cualquiera.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top