ENTREVISTAMOS A JUAN SOLO: «No quiero ser artista de un solo sencillo. Quiero hacer carrera»

FZ2A7105

Quedan escasos 40 minutos para que Juan Solo comience su concierto en la mítica sala Búho Real de Madrid. Este cantante mexicano de 27 años se encuentra promocionando por primera vez en España su último álbum ‘Ni solo, ni mal acompañado’, trabajo que vio la luz gracias a una gran campaña de crowdfunding.

Con una enorme sonrisa me encuentro al cantante en un pequeño camerino de la sala repleto de diferentes cajas e instrumentos donde nos ponemos a charlar de lo que más ama Juan: la música.


TITULARES

«Los artistas nos debemos a la gente»

«Ni solo, ni mal acompañado son doce historias de mi vida puestas en canciones»

«Pienso que El Pescao tienen un público que se parece mucho al mío»

«Estoy a favor de las redes sociales porque entendí que no son números, son personas dejándome ser parte de su vida con mi música»


- Llevas unos días ya aquí de promoción en España, pero para la gente que aún no te conoce, ¿quién es Juan Solo?

Soy un cantautor mexicano que dejó la carrera de medicina para perseguir su sueño más grande: abrirse camino con sus canciones. Hoy, cuatro años y medio después de haber decidido lanzarme de manera independiente a través de redes sociales, estoy aquí por primera vez en Madrid, feliz de que sea mi música lo que me haya abierto la puerta, y sobre todo esta increíble relación que hemos hecho con El Pescao.

- ¿Cómo termina un estudiante de medicina convirtiéndose en cantante?

Cuando encontré mi vocación algo sucedió dentro de mí, como si me hubieran encendido algo. De repente, eso me apasionaba de manera increíble y no quería hacer otra cosa. Ya estudiando medicina, llegaba a la universidad con la guitarra y solo quería sacar el repertorio que iba a cantar el viernes que seguía. Lo que costó un poco fue decirle a mi madre que no quería seguir con la medicina, pero al final también ella, con el tiempo, se ha dado cuenta que no dejé medicina para dedicarme a la música como un hobby, sino bien soy un loco que le gusta salir a cantar y siempre estoy buscando cómo se escucha mi música.

- Tu último trabajo se llama Ni solo, ni mal acompañado ¿De dónde viene el título?

He venido construyendo un camino, como te decía, a través de redes sociales. Me he dado cuenta que los artistas nos debemos a la gente, pero a mí me ha tocado vivirlo desde un punto bastante honesto, que es este disco. El disco está financiado por un crowdfunding que hice en México. Quisimos juntar en 45 días más o menos como 15.000 euros y juntamos 16.000. Entonces este disco no podía llamarse de otra forma más que Ni solo, ni mal acompañado porque es gracias a toda la gente que en la página de internet y en una hucha también me aportaban dinero.

Hoy tenemos en las manos un disco que nos fascina. Son 12 canciones que nos van a ayudar a hacer una carrera, que ha sido desde el principio mi objetivo. No quiero ser un artista que pegue un sencillo en la radio y se vuelva cosa de un día, dos o de un mes. Yo siempre he querido hacer carrera.

- Entonces, ¿cómo definirías este disco?

El disco es, primero, resultado del trabajo. También desde el inicio nos preguntamos si queríamos tener un disco como un pretexto para salir a trabajar. A veces como músico nos pasa mucho: no toco porque no tengo disco; no salgo a promocionar mi música porque no tengo disco. En este momento la industria vive un momento distinto en el que aun sin disco hay mucho que promocionar, hay mucho que platicar, hay mucho que mostrar.

Después, son doce historias de mi vida puestas en canciones con las que quiero ganarme un lugarcito dentro de la gente que me escuche, porque al final es eso. Yo canto una canción que compuse para mi mamá y tú le pones tu historia; esa es la magia que tiene la música. También quiero levantar la mano como un artista que puede decir cosas importantes, y que tener mi proyecto independiente no debe decir que sea un proyecto informal o que no tenga planeación o marketing. Estamos pensando en todo aunque nuestro equipo sea de cuatro personas.

- Normalmente los cantantes soléis cantar principalmente al amor o al desamor, ¿están basadas tus letras en experiencias propias?

Sí, porque la gente que yo admiro pienso que escriben con verdad. Se me ocurre que Joaquín Sabina no nos está contando mentiras. Me gusta buscar ese tipo de música porque a la hora de interpretarlo es mucho más fácil volver a esos lugares, aunque sea como una licencia, y después regreso a mi vida normal. Me gusta mucho compartirme desde un lugar autentico en cada una de las canciones.

- Acabas de mencionar a Joaquín Sabina. ¿Qué referentes musicales tiene Juan Solo?

Crecí escuchando salsa, música latina… No sé, me acuerdo que las primeras canciones que escuchaba eran de Juan Luis Guerra, Rubén Blades, Poncho Sánchez, que le gusta mucho a mi papá… Por otro lado, mi mamá era mucho más pija en sus gustos musicales, escuchaba Earth, Wind & Fire, Bee Gees y un cantautor mexicano que se llama Juan Gabriel. Esos los escuchaba de pequeño, más todo lo que me fue gustando después. Como soy alguien sin prejuicios musicales, me gustan mucho las melodías y disfruto una melodía de Sabina o una de Marc Anthony por igual. Creo que también por eso mismo mi música es un poco de todo, un reggae, una bachata, una canción latina… porque yo soy todo eso.

- Además de cantar también interpretas. Eres uno de los protagonistas del musical Hoy No Me Puedo Levantar en México. ¿Conocías el musical antes de hacerlo?

Sí, yo era fan del musical antes de que me invitaran. Iba constantemente porque la música de Mecano conmigo tiene un efecto increíble emocionalmente. Como el musical tiene unas 20 canciones, cada vez que iba me golpeaba una distinta, según lo que estaba viviendo en ese momento. Ahora estoy en Madrid, que veo la Puerta del Sol y entonces Un año más me viene y empiezo a entender mejor de qué se trata. Me ha venido muy bien la visita a Madrid, porque sí es una ciudad mágica, tal cual me lo imaginaba desde que interpretaba a Mario, que salía del pueblo a Madrid a triunfar.

- El single de ese último trabajo es Contigo puedo ser quien soy. ¿Qué tiene de especial esta canción?

Tiene varias cosas. Lo primero es que habla del amor con un sentimiento auténtico, de no necesitar convertirnos en otra persona para gustarle a otras y apostar por ser quienes somos. Creo que nos pasa muy poco en nuestra vida. Es muy raro que conozcas a dos novios que se dejen ser absolutamente. En algún punto, llega el momento en el que te quieren cambiar algo. Empieza un poco a moldearnos lo que pensamos que puede gustarle más a la otra persona y más bien esta canción va justo de lo otro, de apostar por amar los defectos de esa persona tanto como las virtudes.

También nosotros dejamos que el público opine mucho de qué va y qué es lo que más les está gustando. Le hicimos un vídeo que nos gusta mucho con unas botargas, un panda y otro osito. Todas las cosas que voy viviendo lo quiero retratar, me gusta mostrar mi proyecto tal cual, y aquí pues no me ves llegar con 20 personas de producción. Con la guitarra me basta, y si viniera solo igual lo disfrutaría. Es un camino más indie a lo mejor, pero que me va dejando gente en mi vida impresionante.

- Ayer tuviste la oportunidad de telonear a El Pescao. ¿Qué sensación tuviste? ¿Cómo fue el primer contacto con el público español?

Fue perfecto. Pienso que David tiene un público que se parece mucho al mío en México. Muy fiel, que lo consiente, que le deja saber que ahí está. También me prestaron sus oídos durante cinco canciones de manera increíble. Pienso que mi proyecto y el de David son proyectos gemelos en países distintos y esta hermandad que hemos hecho en la música es increíble. Como personas nos parecemos mucho, tenemos muchas cosas el uno del otro. No estamos aquí con este afán de volvernos famosos y de reconocimiento, estamos con el afán gigantesco de cantar y que nuestra música nos deje vivir de lo que más amamos. Ayer cuando cantamos Azul y blanco nos pusimos a brincar y creo que fue un momento de esos que siempre se van a recordar.

- Cuéntanos un poco cómo surge esta colaboración con David Otero. ¿Cómo funciona Upclose?

Upclose fue la herramienta que nos permitió por fin conocernos y decir: “Hola, ¿cómo estas? Mucho gusto” (risas), pero antes yo había escuchado Azul y blanco, la había posteado en mi Twitter y David me contestó posteando una canción mía en el suyo. Pienso que David es un gran ejemplo de cómo se acaban los pretextos cuando te pones a hacer las cosas.

Me vi los hangouts de cuando tiraban ideas para el proyecto de Ultramar, me leí todos “Los viernes están muertos”… Empecé a conocerlo. Creo que David tiene esa magia de mostrarse muy él; cuando lo empiezas a leer sabes que lo estás leyendo a él. Pensé que iba a tardar mucho tiempo en conocerlo personalmente, pero cuando vino a México mi oficina fue un poco el conducto para que pudiera trabajar como se debe. Estuve colaborando con él en otro concierto allí en México, se pasó su cumpleaños con nosotros… Fue una visita muy mágica también. Estas alianzas son las que deberían ser siempre, las que son a través de la hermandad de la música y no de la conveniencia y del vamos a ver qué te intercambio.

- Me comentabas que la primera vez que hablaste con El Pescao fue mediante Twitter. Tú tienes más de 132 mil seguidores allí, más de 75 mil en Instagram y más de 150 mil en Facebook. Entiendo que estas a favor de las redes sociales…

Sí, muy a favor porque entendí que no son números, son personas dejándome ser parte de su vida con mi música, y así de responsable me lo tomo. Trabajo mucho en mis redes. Dedico mucho tiempo del día, no solo a la generación de contenidos sino también a ser muy receptivo de lo que la gente me comparte. Puedo decirte que la gente que es parte del club de fans, y que los he visto con regularidad, yo sé qué estudian, conozco a sus hermanos, cuáles otros artistas les gustan, qué equipo de fútbol le va… Soy muy cercano y me intereso mucho en sus historias porque al final también para mí son inspiración y creo que todos ellos forman parte de mi música y de este sueño.

Cuando venía para Madrid me llovían tweets de buenos deseos. Al final saben que en este proyecto yo pongo la cara, pero ellos son también protagonistas, y pienso que estamos en un momento en la música en la que la gente valora mucho eso.

- A lo largo de tu carrera has recibido dos nominaciones a los premios Ariel. ¿Cómo sienta que recompensen tu trabajo?

Mola muchísimo (risas).  Es increíble. Por decirte tengo esos dos, tengo una Gaviota de Plata al Mejor Intérprete de Viña del Mar y el Ayuntamiento del lugar donde nací me acaba de reconocer con el Mérito Emprendedor, que es una de las cosas más importantes que se le pueda dar a alguien nacido en Puebla. Son como esos premiecitos de decir: “ok, voy por buen camino y merece la pena hacer el triple porque vengan más cosas”.

- ¿Qué vamos a poder ver esta noche ahora aquí en la sala Búho Real?

Esta noche vine a Madrid a desnudarme el alma por completo, a decirles con mi guitarra quién soy, a contarles mi vida, mi historia. Platicaré mucho con las canciones porque me gusta que se enteren de dónde vienen, lo que me ha pasado, las cosas que he vivido y que ahora se han convertido en pinturas para poder hacer canciones. Si hoy me escuchan personas que no me habían oído nunca antes para mí eso es supermágico porque es la posibilidad de abrirme a otras vidas, a otras historias… Sé que esta sala es mágica, mítica, es todo. He recibido comentarios de que aquí comenzó muchísima gente muy importante y me ilusiona mucho. Es mi primera visita, así que también me van a ver emocionarme y si me dan ganas de llorar, lloraré y si me dan ganas de reír, lo haré  también. Un concierto como los back to basics, guitarra y corazón en mano.

- Y para conocerte un poco mejor dinos…

Una ciudad que te haya enamorado… Madrid.
Una comida que detestes… El tomate crudo.
Un disco que te haya marcado… Bachata Rosa de Juan Luis Guerra.
Una canción que no pares de escuchar… Te soñé de un cantautor dominicano que se llama Vicente García.
Un libro que hayas leído recientemente… Acabó de leer uno que se llama Los hijos de los días de un autor que se acaba de morir que se llama Eduardo Galeano.


Fotografías: Archivo | Marta Sánchez

Gonzalo Rodríguez

Graduado en Comunicación Audiovisual. Escribo sobre música y cine en @YourWayMagazine. Devoro series y pelis y no me duermo sin escuchar antes la radio. Curioso, que no cotilla. Friki de la televisión. Con muchas ganas de seguir aprendiendo cada día y conseguir mis metas.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

CONTACTA CON NOSOTROS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top