MAREA CRÍTICA: La vuelta al cole seriéfila

Acabado el verano, todos volvemos a la rutina, de nuevo: las clases, el trabajo, los idiomas, el gym, ese curso que siempre quisiste empezar, tus amigos que vuelven de vacaciones, tu pareja que siempre coge vacaciones en septiembre… Una y mil cosas más que nos ocurren cuando comienza septiembre y que en las semanas, e incluso meses, posteriores recorta nuestro tiempo hasta el punto de replantearnos nuestra existencia. Pasamos de ver diez capítulos al día a ver uno o dos como máximo; pasamos de engancharnos a una serie por día a que nos dé pereza encender el televisor para ver esa serie nueva que llevan promocionando todo el verano. Y aquí los seriéfilos se dividen en dos clases:

• CLASE 1, O LOS LLAMADOS «YALOVERÉ»

Son aquellos que deciden ver los capítulos el fin de semana para así poder acostarse pronto sin darse cuenta que los fines de semana tienen que hacer todo aquello que no han podido entre semana. Por tanto, cuando llega el verano (de nuevo) se encuentran con que tienen tantas series para ver y actualizarse que necesitan tres meses de vacaciones para poder llegar a ver todo, y en definitiva pasan meses y meses y siempre están con «ya lo veré…» frase que suele ir acompañado de un «cuando tenga tiempo».

• CLASE 2, O LOS LLAMADOS «YALOHARÉLUEGO»

Son, bueno, somos aquellos que decidimos que este año dejamos las series, que vamos a cambiar las priorida…JAJAJAJAJAJAJA. Mentira, somos aquellos que llegamos a casa y nos ponemos ese capítulo que nos quedó pendiente del verano porque claro, ahora empiezan las nuevas temporadas y no podemos permitirnos tener nada a medias. Somos de esas personas que nos levantamos a las 6AM aunque no nos acostamos hasta que termina ese estreno y tuiteamos lo maravilloso o nefasto que ha sido. Somos aquellos que nos seguimos enganchando a series nuevas (o finalizadas) porque a la hora de comer no tenemos nada para ver… En definitiva, somos aquellos que siempre decimos «ya lo haré luego…» aunque, al final, tardamos una semana en hacerlo porque no podemos dejar de ver ese capítulo.

Si te encuentras en la clase 1, durante esta temporada, quincenalmente, tu lista de series irá aumentando hasta verano gracias a esta sección; si por el contrario eres de la clase 2, sabrás por qué comentamos, qué comentamos y a qué viene lo que comentamos quincenalmente, y por supuesto, llegarás a verano con una lista interminable de series europeas y americanas —de esas que no se emiten en España— por ver. Además, te diré que si eres de la clase 1 tienes un remedio muy fácil para que no se te acumulen las series: olvidarte del mundo y darte a la vida del seriéfilo, es decir, volverte de la clase 2.

Y si perteneces a la clase 2, tranquilo, no tienes remedio; no sufras por lo que tienes que hacer. Tírate en el sofá y piensa la cantidad de tiempo que tendrás en verano para ver aquellas series que aún nadie ha visto y lo mucho que podrás spoilear a tus amigos cuando dichas series lleguen a España.

Y, como diría la escritora Lucia Taboada, recordad que existen más series que las que vemos en televisión o Internet. Existen las series de sentadillas, por ejemplo… :P

¡Hasta la próxima!

Alazne Villar

De un lugar parecido a Invernalia, animadora sociocultural y turística de profesión, voluntaria de trinchera y 2.0 por vocación, snob seriefila y geek por diversión; a ratos humana y a ratos zombie, seriéfila a jornada completa y horario flexible. ¿Qué hago aquí? El día que lo averigüe dejaré de escribir… (en busca de la perfección).

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top