ESPECIAL OT 2017 | ¿Por qué Ana Guerra debe ir a Eurovisión?

ana-war-eurovision

La carrera por Eurovisión ya ha comenzado y en tan solo tres días sabremos cuál de las nueve propuestas resulta la más votada por el público para hacerse con el billete a Lisboa.

Tras ver las virtudes y defectos de Amaia, Alfred, Miriam y Aitana como posibles candidatos a representarnos en el famoso festival, terminamos este repaso con la concursante que el pasado lunes se convirtió en quinta finalista de OT 2017: Ana Guerra.

La canaria ha sido una de las participantes más carismáticas del concurso. Con unos inicios dudosos en los que comenzó pasando desapercibida, el paso de las semanas le fue reportando más y más alegrías dentro de la academia, aunque también fuera de ella, donde los fans del programa le han rebautizado como Ana War, convirtiéndola en una de las revelaciones del formato.

Los pros de Ana Guerra: presencia escénica y espíritu de superación

Si algo caracteriza a Ana War es su innegable espíritu de superación. Su evolución ha sido la más destacada de todas las vividas en la academia y el fenómeno que ha desatado fuera a su alrededor es uno de los más representativos de la verdadera esencia de Operación Triunfo. Su capacidad de trabajo es un punto muy a su favor, porque con más de tres meses por delante para pulir todos los detalles de su actuación —en caso de resultar la seleccionada— podemos confiar en que estará más que preparada para el momento cumbre.

También destaca en Ana su presencia escénica. A lo largo de las galas son muchas las ocasiones donde la canaria ha demostrado su potencial para llenar el escenario y ofrecer auténticos shows sobre el mismo. De los cinco finalistas es la única donde destaca su capacidad para dar espectáculo y hacer de una actuación todo un videoclip o escena de musical, lo que le dota del mayor elemento diferenciador frente a sus compañeros.

De esto último se desprende otro de sus puntos fuertes: la actitud interpretativa. Actuaciones como Lágrimas negras, Cabaret, La negra tiene tumbao o Havana son el ejemplo de la mejor Ana War. Pocas veces hemos contado en una preselección eurovisiva con una candidata capaz de levantar al público de sus asientos para ponerles a bailar, y no debemos olvidar que Europa ya ha demostrado en varias ocasiones que está deseando ver ritmos más latinos por parte de España en el festival.

Los contras de Ana Guerra: inseguridad y conflicto de estilo

Si hablamos de los defectos artísticos de Ana War, el primero que hay que destacar es su inseguridad. Durante OT 2017 hemos podido observar cómo, semana tras semana, esta inseguridad iba mutando en números memorables, gracias, como ya hemos comentado, a su esfuerzo y también al trabajo de los profesores, pero la canaria aún no termina de creerse todo su potencial y eso desemboca a veces en desajustes vocales que deslucen actuaciones que, de otro modo, estarían en lo más alto. Tanto si viaja hacia Lisboa como nuestra representante como si no, es necesario que termine de adquirir confianza en sí misma para explotar por completo todas sus cualidades.

También juega a la contra una aparente falta de concordancia entre su gusto musical y lo que ha demostrado durante el programa ser el perfil idóneo para ella. Ana comenzó el concurso definiéndose como una cantante de boleros y es por esa línea por donde afirma querer llevar su carrera después del programa; sin embargo, una mayoría comparte la opinión de que su futuro está ligado a propuestas más contemporáneas y su público objetivo parece preferir la faceta más showoman de la concursante. Este conflicto de criterio repercute en cómo Ana pueda identificarse con una canción alejada de su estilo predilecto. Hasta ahora, en OT 2017 ha defendido con bastante soltura estos retos, pero el tema que llevaría a Eurovisión no sería un cover de una gala de un concurso sino la primera canción de su discografía como intérprete, algo que cambia las reglas del juego y que la canaria debe querer hacer para poder estar cómoda con el proyecto.

La propuesta ideal: ritmo y frescura

Ana War se postulará este lunes en solitario con el tema El remedio, compuesto por Nabález, e interpretará Lo malo a dúo con Aitana, compuesta por Morgan y Will Simms, cuya adaptación al castellano ha corrido a cargo de Brisa Fenoy.

Ambas canciones son de corte bailable, que es justo el perfil que más puede explotar las cualidades de Ana sobre el escenario. Lo malo es un tema de estilo trap, muy en la línea de lo que más arrasa en nuestro país y también en las listas de medio mundo. La candidatura de Ana y Aitana aportaría ritmo, diversión y desenfado a una edición que se prevé más baladista tras la victoria de Salvador Sobral, algo que puede jugar muy a nuestro favor. Además, el mensaje de empoderamiento femenino que lanza la canción y su pegadizo estribillo podrían ser una gran carta de presentación el próximo 12 de mayo.

Poca o ninguna actuación similar ha pasado por el festival, pero la frescura de Lo malo recuerda a la que aportó Ivi Adamou por Chipre en el 2012 con La La Love, un petardazo —en todos los sentidos de la palabra— que puso en pie al estadio y finalizó en el puesto 16 de la tabla.

Algo que también podría haber funcionado con éxito en la voz de Ana War sería un estilo de candidatura como la que ofreció la ucraniana Ani Lorak con Shady Lady en el festival de 2008. Su puesta en escena sencilla pero moderna sumada a la actitud fuerte y poderosa de la artista le colocaron en el segundo puesto de la final. Utilizar el magnetismo interpretativo de la canaria hubiera sido otro camino interesante para haber explorado.

Por otro lado, El remedio es un tema latino con toques urbanos que casa perfectamente con lo que mejor defendería la concursante en Lisboa y que, además, es un estilo con el que España nunca ha probado en el festival y que siempre ha sido muy demandado por los europeos.

En esa línea, una actuación como la de Portugal 2014, con la simpática Suzy a la cabeza de Quero ser tua, podría amoldarse bien a una artista como Ana. Ella puede aportar un toque fresco y novedoso de nuestro país en el concurso y lograr que destaquemos mostrando algo que pocos países más pueden mostrar sin sonrojarse.

Los excompañeros comentan la polémica de Ana y Aitana con Lo malo

La semana de Ana y Aitana no ha sido fácil, y es que, tras realizar varios comentarios expresando sus dudas con Lo malo, Noemí Galera y Manu Guix les echaron una bronca monumental que se ha hecho viral en Youtube y redes sociales. Ricky, Mimi, Raoul, Nerea y Thalía hablaron con nosotros en la premiere de Cuéntame cómo pasó y nos expresaron su opinión sobre esta polémica y también sobre cuáles son sus candidaturas favoritas.

Rocío Muñoz

Me embarqué en YourWay Magazine para vivir desde dentro lo que siempre había seguido desde fuera. Lo mismo te entrevisto que te fotografío. Fuente inagotable de conversación sobre series, música y TV. Tan rara como cualquiera.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top