CRÍTICA DE CINE | «Deadpool», un superhéroe totalmente incorrecto

La primera película de superhéroes del 2016 llega por todo lo grande a las salas de cine. Será este viernes en las españolas, ya que en las estadounidenses ya se ha estrenado convirtiéndose en un inesperado éxito de taquilla. Todo ello gracias al carisma y al humor irreverente que Deadpool desprende por todos sus desfigurados poros.

El personaje de cómic creado por Rob Liefeld y Fabian Nicieza se traslada a la gran pantalla de una manera muy fiel a la vista en las viñetas. Se vuelve salvaje e irreverente, vislumbrando ingenio en cada toma con interesantes diálogos que rompen la cuarta pared al dirigirse el protagonista directamente al propio público.

Pero lo primero que hay que destacar es que Deadpool no es un superhéroe al uso. Como él mismo se define en la filmación es un «cabrón que jode a otros cabrones aún peores», algo totalmente alejado del sentido heroico al que estamos acostumbrados en otras películas de superhéroes, tanto de Marvel como de DC.

La película nos contará una historia «romántica» y de venganza. Wade Wilson, el hombre bajo la máscara de Deadpool, sufre un grave revés en su vida al descubrir que padece cáncer en casi todo su cuerpo. Decide abandonar a su amada y someterse a un experimento que puede salvarle la vida. Pero no sale del todo bien, y aunque se cura del cáncer y adquiere un poder de curación más potente que el de Lobezno, acaba totalmente desfigurado y loco. Este es el punto de partida que le lleva a vengarse del «cabrón» que le hizo esto y rescatar a su chica, convirtiéndose en Masacre (nombre que le dieron al cómic en España).

Desde el minuto uno la película se reirá de sí misma. Pero cuando digo desde el minuto uno es desde el minuto uno, pues los créditos de inicio ya harán prever al espectador cómo será el tono de la película. A partir de ahí la historia se desarrollará intercalando la acción en el presente con flashbacks que explican la historia de Wade Wilson, pero eso sí, con unas buenas dosis de violencia humorística.

Este ingenio que desprende el largometraje por sus cuatro costados se ve agudizado por la falta de presupuesto. Gracias a ellos veremos momentos de lo más hilarantes como la autocrítica a la propia película: «Menuda mansión para tan poca gente. ¿Solo había dinero para pagar a dos X-Men en esta peli?». Esta frase se refiere a los dos únicos miembros de los X-Men que salen en el film, Coloso (Stefan Kapicic) y Negasonic (Brianna Hildebrand).

En cuanto los actores, Ryan Reynolds es el actor que se enfunda los leggins rojos de Deadpool, un traje que le sienta como anillo al dedo, al igual que el personaje, y que puede hacer olvidar el desastre de película que supuso Linterna Verde. Junto a él están Morena Baccarin (Homeland) como la novia de Wade, Ed Skrein (Transporter Legacy) interpretando al villano de la película Ájax, Gina Carano (Fast and Furious 6) como secuaz de Ájax y TJ Miller (Transformer: la era de la extinción), en el papel de amigo estrambótico de Deadpool.

Todos ellos dirigidos por Tim Miller, quien consigue llevar la trama de una manera entretenida con esas mezclas de humor y violencia. Y no, no me he olvidado. Stan Lee también hará su cameo habitual, pero para verle tendréis que ir al cine, y no es mala opción, ya que las risas están aseguradas.

Daniel San Juan

León. Periodista. Me fui a Madrid para realizar el Máster en Comunicación de El Mundo. El cine es una de mis grandes pasiones y me encargaré de traer las novedades más recientes respecto al mundo de los largometrajes.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

CONTACTA CON NOSOTROS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top