Entrevistamos a Màxim Huerta: «Detrás de todos los personajes que tengo estoy yo»

maxim1

En el mes de junio saltó la noticia de que el periodista dejaba tanto El programa de Ana Rosa como Mediaset España, pero Máxim Huerta vuelve a estar de actualidad por estar haciendo la mayor gira de promoción literaria del momento con su nueva novela, No me dejes. El escritor ya lleva cinco libros publicados bajo el brazo y su carrera como novelista va creciendo como la espuma con grandes resultados en ventas y críticas que mejoran la anterior.

Después de un tiempo sin encontrarnos, volvemos a entrevistar al autor del Premio Primavera 2014 donde nos cuenta todos los engranajes de su nueva publicación y también hablamos con él del momento profesional en el que se encuentra después de estar alejado de la televisión desde verano.


TITULARES

«París siempre digo que es un estado de ánimo»

«Con este libro creo que he conseguido que todos los personajes sean míos»

«Los recuerdos al final es la única patria que tenemos, da igual de dónde seamos»

«Necesitaba urgentemente parar, respirar y sentir el aire fresco»

«Si consideraban que no encajaba en el perfil de la cadena pues muchísimas gracias porque he conseguido hacer lo que he querido»

«Las batallas las inventan los demás, entre Ana Rosa y yo no la ha habido ni hay»

«A un plató ahora no me apetecería entrar»


P. Dices que esta novela es un homenaje a gente que, como miembros de tu familia emigraron, a Francia, ¿qué recuerdas de entonces?

Con la edad yo creo que los recuerdos no son tan grandes como entonces eran, pero para mí la llegada de mis tías, cuando llegaban al pueblo al final del verano, era la imagen del exotismo, de los perfumes, de los dulces… Era novedad para un niño. Para un niño, que le hablaran de Francia y de las emigrantes era más que exótico, era la única novedad que había a lo largo del año, más que la navidad.

P. Al igual que en tu tercera novela Una tienda en París, el escenario de esta vuelve a ser la capital francesa, ¿qué significa para ti este lugar?

París siempre digo que es un estado de ánimo, y decía Josephine Baker que ella tenía dos amores: uno era su país y el otro París. Creo que a mí me pasa como a ella. Es una ciudad que culturalmente siempre me ha parecido muy atractiva; todas las revoluciones culturales, sociales y estéticas que han surgido allí me han parecido el ejemplo a imitar por el resto.

P. La novela está contada en primera y tercera persona, ¿por qué tienes la necesidad de escribirla desde dos tipos de narradores distintos?

Como el lector cuando te lee, lee solo y cuando el autor escribe también lo hace solo, quería llegar a una complicidad mayor con ese lector, quería hablarle de tú a tú y que los personajes, el lector y el narrador formaran un triángulo en el que la conexión fuera muchísimo mayor. Quería que el narrador interpelara a los personajes y los personajes suplicaran al narrador, y que el mismo narrador también hiciera guiños al lector. Me parecía muy atractivo el juego.

P. Son ya muchas historias las que has contado y sobre personajes sabrás bastante. ¿Detrás de cada uno de ellos se encuentra el escritor en momentos determinados de su vida con sus miedos y frustraciones?

Yo creo que detrás de todos los personajes que tengo estoy yo de alguna manera. No porque yo sea ninguno de ellos, pero sí que en el fondo tienen mi voz, yo los he elegido y los he moldeado con barro y palabras. Al final ellos son como yo quiero; los enamoro, los mato, los visto y los perfumo con las palabras que yo quiero. Tus deseos, tus frustraciones y tus gustos siempre se van colando entre los personajes.

P. Entonces al final, ¿se quiere más a unos personajes que a otros?

En esta novela admiro hasta a la miedosa y adusta Mercedes, al hombre bueno con deseos sexuales Dominique, a la irónica Tilde… Con este libro creo que he conseguido que todos los personajes sean míos, amo a todos los personajes de esta novela.

P. Los personajes de esta novela enfocan mucho sus pensamientos hacia el paso del tiempo y, tras leerte y escucharte en entrevistas, me da la sensación de que tú también estás pensando últimamente en el paso del tiempo…

Yo quería hablar del paso del tiempo y de la necesidad de ser feliz, y me parece que los recuerdos al final es la única patria que tenemos, da igual de dónde seamos. Los emigrantes cuando se van no son de ningún sitio y los recuerdos son su única patria. Al final todos lo único que tenemos son recuerdos, aunque algunos se difuminen porque la memoria es muy selectiva y va dejando los buenos o los malos, que se van endulzando siempre.

maxim2P. No me dejes se presenta bajo el lema de «todos tenemos una historia merece ser contada». ¿Cuál es esa historia que te gustaría que se contase de ti?

A mí me parecen muy atractivos todos los secundarios en la vida, y todos los somos. Siempre pensamos que las cosas importantes y llamativas les pasan a los demás y yo quería hablar de todas esas cosas pequeñas que nos pasan a todos y no nos damos ni cuenta. En este caso, me parece que de tanto esperar se nos olvida lo más importante, que es vivir. Esperamos constantemente que aparezca el capítulo principal y no nos damos cuenta que a lo mejor ese capítulo lo forman varios capítulos pequeños. Todos somos personajes secundarios de los demás.

P. En poco más de cinco años has publicado cinco novelas, ¿qué tipo de disciplina tienes que llevar para ir casi a libro por año?

Ahora me he querido tomar una pausa profesional para disfrutar de la novela, para saber qué es lo que quiero escribir y qué es lo que quiero hacer. Necesitaba urgentemente parar, respirar y sentir el aire fresco como la portada de la novela. Ahora necesito dejarme enamorar, fundamentalmente.

P. Después de la carrera literaria que llevas, ¿sientes que ya has roto con todos los prejuicios que puede haber sobre alguien que escribe y que a la vez se dedica a la televisión?

Creo que la gente es muy cansina, sobre todo los críticos porque solamente les preocupan los periodistas que trabajan en televisión y es que ¿acaso el resto no son periodistas? Si lo escribe el de radio y el de prensa no pasa nada, pero si lo escribe el de televisión parece que ha nacido en un huevo kinder. ¿No es periodista también Jordi Évole o Ana Pastor? El noventa por ciento de los escritores han sido periodistas, desde Larra, García Márquez, la actual premio Nobel… Todos han sido periodistas, con lo cual es el camino natural. Los prejuicios para los que los tengan, no voy a matar monstruos ajenos porque bastante tengo con matar los míos.

P. Tú ya has demostrado que no es tu caso ni mucho menos pero, ¿crees que hay gente conocida que se aprovecha de su fama para publicar un libro de manera banal?

También hay escritores de altísima calidad que hacen bodrios para sacar rentabilidad. La gente que se aproveche de lo que quiera, yo no voy a valorar trayectorias ajenas.

P. Tu marcha de El programa de Ana Rosa ha sido bastante polémica, ¿se puede decir que has dejado el programa por la literatura?

Me has preguntado muy bien. He dejado El programa de Ana Rosa y he dejado Telecinco. Quería dejar el programa para estar libre ahora y ver qué es lo que quiero hacer, preparar nuevas novelas y enfrentarme a nuevos retos. Si de pronto me ofrecen un programa de viajes que es maravilloso lo haré, ya lo hizo Cela y Labordeta con Un país en la mochila. Lo que quería hacer ahora es coger aire, pensar en lo que quiero hacer, disfrutar de la novela, pensar en nuevas historias y escuchar nuevos proyectos que me apetezcan. Lo has dicho muy bien, he dejado el programa.

P. Dices que te ha costado años y años tomar esta decisión…

Salir de la comodidad es muy difícil, y salir de un sueldo muy bien pagado, de un equipo muy bueno y de compañeros que eran amigos también. Sabía que tenía que dar el paso, no puedes estar toda la vida haciendo lo mismo. Quería sentir la sensación de novedad, de evolucionar y de sentirse nuevo; me parece que a los cuarenta y cinco años es sanísimo. Ha sido muy difícil y me ha costado un montón, han sido años dudando y nunca crees que es el momento. Ahora es cuando he sentido que de verdad era el momento para disfrutar de la promoción de la novela.

P. Y ahora que ha pasado todo, ¿te arrepientes de no haber tomado esta decisión antes?

Yo creo que las decisiones se toman cuando llegan. Al principio pensé que debía haberla tomado unos años antes y también pensé que debía haberme ido a París a vivir hace tres años, que era lo que yo tenía en mente. No me arrepiento nunca de los errores y lo considero un acierto. Supongo que ha tenido que ser cuando tocaba.

P. ¿Te sientes decepcionado con Mediaset por no haber apostado por ti para presentar un programa en solitario?

Si ellos no han considerado que yo podía hacer otra cosa, ellos sabrán. Cada uno tiene sus gustos, yo tengo los míos y ellos los suyos. Si consideraban que no encajaba en el perfil de la cadena pues muchísimas gracias porque he conseguido hacer lo que he querido.

P. ¿Qué es lo que más te ha molestado de todo lo que se ha dicho con respecto a tu despedida del magazine de Ana Rosa Quintana?

La polémica es buena. Yo  fui a presentar la novela a Espejo público con Susana Griso porque Antena 3 es Planeta, son el mismo grupo editorial, con lo cual no había ninguna venganza ni nada al respecto, no he fichado por nadie todavía.

P. ¿Crees que muchos de esos comentarios van con la intención de molestar a Ana Rosa?

Esas peleas son más de los periodistas que del espectador porque hay que rellenar mucha página. Cuando llevas once años con una compañera y sales de una manera honesta y leal con ella… Hace poco le entregué un premio después de salir del programa y ella dijo que yo sobre todo había sido muy leal con ella. Las batallas las inventan los demás, entre Ana Rosa y yo no la ha habido ni hay.

P. Con la de años que llevas haciendo programas diarios, ¿en caso de volver a la televisión lo harías en un programa de este tipo?

Ahora ya he descansado, no estoy trabajando en televisión desde junio, acabé la novela tranquilo, he arrancado la promoción disfrutándola y estoy feliz por ello. A un plató ahora no me apetecería entrar, hay muchos tipos de programas y formatos que son perfectos para alguien que le gusta escribir.

P. Porque, ¿lo de volver a la televisión lo concibes como algo más cercano o lejano a este momento profesional que estás viviendo?

No sé si me voy a enamorar al salir de esta entrevista de alguien que esté en la calle, no hago planes, créeme. Me dejo llevar por los impulsos, las corazonadas y la razón. Si suena el teléfono ahora y llama La Sexta o TVE y me dice que voy a recorrer el mundo haciendo cualquier cosa o un programa de entrevistas en trenes, no puedo decir no y ponerme barreras. Si lo puedo compaginar con la escritura será bienvenido.

P. Siempre y cuando no tengas que dejar la escritura de lado…

Mira, justo me compré ayer un libro de viajes de Charles Dickens en el que narra su recorrido por París y toda Italia. Viajes y literatura son una combinación perfecta.

P. Desde hace poco también te podemos leer en Lecturas. ¿Cómo llevas, siendo un escritor respetado, compartir páginas con Ylenia, la madre biológica de Chabelita o las penurias de Rosa Benito?

Dentro de Lecturas no hablo de corazón, y si es por compartir, con Ana Rosa lo hacía con asesinos. Compartes el medio siempre entre lo que entre, desde corruptos a gente del corazón. Prejuicios tengo cero y complejos tampoco. Escribo sobre literatura en Glamour, de viajes en National Geographic, y en Lecturas de lo que yo quiera, me permiten hablar de cine y de música.

P. Al fin y al cabo todo se reduce a escribir…

Claro, ¡qué más da! También escribo en El español. Ahora soy un hombre con maleta y ordenador ambulante.

P. ¿Qué te está aportando esta colaboración reciente con National Geographic?

Es una gozada, porque viajar y escribir son dos de las cosas que más me gustan en el mundo. Como periodista, viajar, observar y narrarlo es todo un regalo.

P. ¿Cuál es el proyecto que ahora mismo no dejarías escapar?

Te lo he dicho ya entre líneas. Te he dicho más de lo que tocaba.

P. Entonces para terminar, a nivel literario después de publicar No me dejes, ¿qué será lo próximo?

Estoy ya con la sexta novela, que estará relacionada con los viajes. También el 1 de diciembre sale con Hidroavión, una editorial indie, un relato ilustrado con el que estoy muy contento y los dibujos son de Javier Jubera. Es la primera vez que hago un relato ilustrado y es muy bonito.

Agradecimientos: Planeta de Libros
Fotografías YourWay Magazine: Mario Temiño

Mario Temiño

Nacido en Madrid. Parte creadora. Entrevisto y escribo sobre libros en YourWay Magazine. Cine. Televisión. Técnico en producción audiovisual y aficionado a escribir y leer en mis ratos libres.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

CONTACTA CON NOSOTROS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top