MAREA CRÍTICA | Una de polis y otra de mafiosos

Tras un lapso temporal y tantos cambios que nunca imaginé, de los que vienen de golpe, vuelvo a sentarme frente al ordenador para provocar una subida de marea como jamás antes se haya visto. De nuevo, quincenalmente hare que las líneas se vuelvan críticas, unas veces positivas y otras negativas.

Quantico, serie emitida en la cadena ABC en USA y AXN en España y protagonizada, entre otros, por Priyanka Chopra, es una serie que se encuentra en continuos flashbacks (vista hacia el pasado) y flashforwards (vista hacia el futuro), que ha sorprendido a todo aquel que la ha visto, entre ellas yo. Debo reconocer que debía elegir una serie de la que hablar para empezar de nuevo aquí, y elegí esa al azar. Hace unos días, desde la pereza más absoluta de empezar una serie con el convencimiento de que no me iba a gustar, la comencé. Y señoras y señores, me vi los 16 capítulos en un mismo día. SI, en un MISMO DÍA. Y tardé 0,2 segundos en mirar la fecha del estreno de final de temporada. Ya que no es una segunda temporada, como se anuncia, sino el final de la primera temporada tras un breve hiatus (pausa de la emisión de una serie dentro de una temporada).

Serie brillante donde las haya, con vuelcos de trama a cada capítulo, enlazando el presente a los sucesos del pasado que dan pistas para resolver lo que va ocurriendo. Tiene unos personajes que esconden multitud de historias de su pasado y que además hace que la trama se enrede más aún a medida que se van conociendo. Y eso sin contar el final de la primera mitad de la temporada, que provoca que el corazón se pare.

Gusten o no gusten las series policíacas o inspiradas en el FBI, esta serie está totalmente recomendada para aquellos amantes de la intriga. Sin duda una obra maestra de la cadena americana ABC, que esperemos continúe con el mismo tono y con las mismas vibraciones durante el final de temporada, que se estrenará este mes de marzo en USA. Por cierto, ¿quién morirá en ese último capítulo tan «explosivo»? Hagan sus apuestas.


Y pasamos de los buenos de las películas y series a los malos del cartel mexicano de la mano de Cartel Land, documental basado en los carteles de México y que nos muestra las diferentes perspectivas en torno a ellos.

Durante más de hora y media nos cuentan quiénes son los que vigilan las fronteras, cómo se crean los grupos vecinales que acaban siendo policía rural, entre otras cosas. En mi opinión, es un documental recomendado para aquellos que no lloran con facilidad, dado que algunas de las historias relatadas ponen la piel de gallina; incluso cuando enseñan imágenes de sus seres queridos asesinados y narran, por ejemplo, cómo de quince personas de una familia que van a trabajar a una granja, trece son asesinadas porque el dueño de la granja se niega a pagarle dinero al cartel. Además, nos muestra las motivaciones de algunos de los que se supone que «velan» por la integridad de las personas a ambos lados de las vallas. Y, como siempre, nos lleva a la reflexión de por qué los gobiernos no luchan de forma activa contra la corrupción, contra los carteles, hasta que el pueblo no se junta y se arma de valor.

Cierto es que a medida que pasa el documental los buenos dejan de ser tan buenos, aunque sí, los malos siguen siendo malos. Nos ofrece también el relato de un líder de un cartel que cuenta los motivos por los que se dedica a vender droga. No llega a obra maestra, para eso le queda bastante, la verdad. Además, hay que reconocer que hay momentos que resultan algo pesados, pero el documental es pasable —lo puntuaría con un seis— y para aquellos que les gusten los documentales, los dramas policiales, o simplemente ver la realidad de otros países, lo recomiendo. Ahora, una persona a la que no le guste nada de lo mencionado anteriormente se acabará cansando de escuchar relatos de un país que le pilla a miles de kilómetros. Ya sabéis que escuchar los dramas ajenos es algo que no es deporte nacional en este país.

Alazne Villar

De un lugar parecido a Invernalia, animadora sociocultural y turística de profesión, voluntaria de trinchera y 2.0 por vocación, snob seriefila y geek por diversión; a ratos humana y a ratos zombie, seriéfila a jornada completa y horario flexible. ¿Qué hago aquí? El día que lo averigüe dejaré de escribir… (en busca de la perfección).

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

CONTACTA CON NOSOTROS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top