ESPECIAL OT 2017 | ¿Por qué debe ir Miriam a Eurovisión?

Miriam Eurovisión 2018

La tercera entrega de este conjunto de artículos de cara a analizar qué papel pueden jugar cada uno de los cinco finalistas de OT 2017 si nos representasen en Lisboa este año continua con Miriam. Tras analizar a la pareja formada por Amaia y Alfred, le toca el turno a la tercera finalista que se ganó su pase directo gracias a las puntuaciones del jurado.

Los pros de Miriam: trabajadora y perfeccionista

Si algo siempre se le ha dicho siempre a Miriam es que es la alumna perfecta. Su constancia, perfeccionismo y tesón han conseguido que gala tras gala se haya librado de las nominaciones finales sin haber sido elegida como favorita por el público en ninguna ocasión.

Es trabajadora lo que hace que, si es elegida como nuestra representante este año, nos quede la tranquilidad que se va a dejar el resto esforzándose día tras día para hacer una actuación lo más completa posible. Por otro lado, este trabajo hace que en el escenario transmita seguridad puesto que lleva la lección más que aprendida y normalmente no percibimos gestos en ella que denoten que un error cuando se sube al escenario. Es importante ser inconformista en una plataforma con Eurovisión, aportar tus ideas y luchar por crae el mejor pase que puedas en los tres minutos que tienes para ganarte el televoto, por lo que en este aspecto esta concursante tiene un punto muy a su favor.

Miriam también nos ha demostrado que es capaz de hacer actuaciones buenas con coreografías y transmitiendo lo que siente como pudimos ver en la gala once con el tema What about us de P!nk. Si que es cierto que, a niveles generalizados, le cuesta llegar a traspasar la pantalla, pero no me cabe duda que con un tema a medida y trabajo pueda llegar a conseguirlo.

Por último, tiene dos puntos que pueden ser tanto pros como contras dependiendo del prisma desde donde se mire. Por un lado, su estilo parece centrarse en algo más enfocado al pop moderno con sonidos comerciales e internacionales (lo que podría ser más afín a los gustos europeos), pero no llega a estar definido del todo. Por el otro, tiene una aparente fachada de seriedad y frialdad de la que mucha gente habla y critica. Su parte buena es que ésta también expresa carácter, lo que podría llegar a transmitir esa fuerza y seguridad que caracteriza al perfil denominado diva.

Los contras de Miriam: estilo sin definir

Como decía esta concursante tiene dos características que pueden jugar a su favor o en su contra según se mire, y éstas son su fachada y su estilo musical. ¿Que qué tienen de malo en Eurovisión?

Su fachada, si bien puede ser utilizada para transmitir fuerza y carácter, puede dar la impresión de altanería y prepotencia si no se conoce realmente a Miriam. Muchos han sido sus detractores en el concurso debido a su personalidad tan marcada… ¿Podría llegar a transmitir lo mismo en Lisboa?

Por otro lado su estilo, al no estar definido, carece de un sello personal tan obvio como puede de el caso de otros de sus compañeros. Las actuaciones que están ganando en estos años se nota que son apuestas distintas lejos de aquellos números de divas con purpurina que todo el mundo relaciona a simple vista con el festival. Salvador Sobral, Lena, Alexander Rybak o Emmelie de Forest son solo algunos de los últimos ganadores que llevaron su voz y escenografía acordes a un sello personal muy marcado.

En cuanto a las actuaciones, esta concursante ha dejado la sensación generalizada de ser correcta sin llegar a destacar en alguna de ellas. No existe entre el público el concepto “numerazo de Miriam” y quizá necesite arriesgar más en todos los aspectos para entregarse al completo y crear esa sensación. A parte de su peculiar vibrato, que ha ido controlando con el tiempo, se le suma que suele tener poca conexión con la cámara y en ocasiones llegar a parecer fría en expresiones. No dudo que son aspectos que se solventan con trabajo y de eso Miriam va sobrada, pero… ¿Llegaría a tiempo para Lisboa?

La propuesta ideal: fuerza y carácter

Es difícil buscar una actuación eurovisiva que a simple vista pueda pegar con esta concursante ya que el aparente estilo en el que se puede desenvolver no ha dado buenos resultados por regla general. Volviendo a que esta concursante es capaz de tener una coreografía, una voz potente y una apariencia de fuerza y carácter, podría tener perfectamente una algo parecido a la ganadora en el año 2003 y su Wild Dances, Ruslana. Sin embargo, si nos ceñimos exclusivamente a su voz, le quedaría perfecta una canción como es la que representó en 2014 a Reino Unido, Children of the universe de Molly.

En el caso de los aparentes dúos (que sabremos mañana a la vez que las canciones para cada uno), podría ir con Agoney. De sobra es sabido que ambos concursantes tienen complicidad debido a su amistad, sus voces empastan perfectamente como pudimos ver en la primera gala con Runnin’ y ambos se desenvuelven bien si han de llevar coreografía. ¿Por qué no preparar algo como la actuación de Rumanía en 2014 de la mano de Paula Seling & Ovi con el tema Miracle?


Hablamos con Ricky y Mimi sobre Eurovisión y la expulsión de esta noche

Esta mañana, en la ruda de prensa de los Premios Dial, hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Ricky y Mimi sobre la expulsión de esta noche y quién creen que irá a Eurovisión. ¿Por quién se decantará cada uno de ellos?

Raúl Núñez

Diseñador Gráfico, Seriéfilo y Gamer en Youtube. No concibo una vida sin música, por ello canto y compongo.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top