Las mujeres toman las riendas de los Feroz

mujeres premios feroz desigualdad lucha feminismo

Carla Simón, directora de Verano 1993, posando con el Feroz a mejor dirección

La quinta entrega de los Premios Feroz trajo consigo una gran expectación y no solo a lo que galardones se refiere. Después de la diversidad de opiniones que supuso el hecho de que las mujeres fuesen las que llevaban las riendas de esta gala, aún quedaban muchas cosas por ver y oír. A pesar de la iniciativa de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España de que fuesen ellas las que llevasen la voz cantante, la diferencia entre hombres y mujeres y los discursos feministas siguieron en boca de todos. «Ojalá no tuvieran que pasar estas cosas, porque querría decir que todo está normalizado» manifestaba Belén Rueda instantes antes de comenzar la noche.

A esta afirmación también se unía una de las jóvenes actrices de nuestro panorama cinematográfico. Anna Castillo, quién repetía que «hay que hacer ruido como sea» y confiaba en que este pequeño movimiento que se ha generado «se empiece a notar y a calar. Ojalá después de un tiempo la presión sea suficiente para que haya un cambio». Aunque en el film en el que participa, cuatro de los cinco papeles protagonistas están interpretados por mujeres, «queda mucho por hacer», aseguraba su compañera Belén Cuesta, quien recalcaba que «van cambiando las cosas, aunque falta ver a muchas mujeres representadas».

Por otra parte, actrices reivindicativas como Itziar Castro —que se convertía en protagonista por su molestia ante el famoso desnudo de los nominados a los Goya— apoyaba la iniciativa de la noche afirmando que «han dado un gran paso. Que seamos mujeres y todas tan diferentes es un avance». Su compañera de entrega de premio, Macarena García, matizaba que «poco a poco se va generando un movimiento y está pasando algo real, pero creo que falta mucho».

A pesar de ser uno de los nombres que optaba al premio a mejor dirección —la única mujer— Carla Simón quiso incidir en la brecha que sigue existiendo. «No se está cerrando para nada», destacaba la catalana, que mantiene la esperanza de que «es un tema que aún podemos resolver. Hay que seguir hablando y luchando». Además, animaba a todas esas mujeres que quieren escribir y contar sus historias a que lo hiciesen: «es necesario que haya más mujeres produciendo y dirigiendo».

No solo ellas aprovecharon la alfombra para mostrar su opinión sino que también ellos quisieron apoyarlas. Javier Cámara subrayaba que si la presencia acentuada de las mujeres en la gala servía para algo era bienvenido aunque «no solo es suficiente con ese detalle sino con cosas mucho más serias». Desde otro punto de vista, el presentador de la gala, Julián López —que durante el desarrollo de la misma tuvo comentarios para todo el mundo— mantenía la posición de que «son pequeños movimientos, pero grandes y a la vez necesarios para cambiar de una vez por todas esto y que se produzcan cambios de verdad».

Ellas también cambian

No solo nuestros actores y actrices tienen voz y voto sobre este tema, sino que también sus personajes hacen fuerza para que esta desigualdad vaya cerrándose con el paso del tiempo. Desigualdad no solo en lo que a visibilidad se refiere sino también en cuanto a las diferencias salariales que el género provoca.

Ana Polvorosa remarcaba la necesidad de personajes como el que ella misma interpreta en Las Chicas del Cable. «Es necesaria ya no solo la libertad de la mujer sino también la libertad de expresión, de poder decir y de expresar la identidad sexual que tienes, esa libertad que todo ser humano debe tener». Así de rotunda se mostraba la actriz ante una situación que «está de siempre».

Por su parte, Berta Vázquez apuntaba que en series como Vis a Vis se muestra a la mujer en un papel más fuerte y más empoderado de lo habitual, cosa que es necesaria. «Realmente las mujeres sacamos adelante muchas cosas. Es importante no solo la parte de mujer sumisa sino la de mujer fuerte que se enfrenta a la vida».

Respecto a la brecha salarial también se intercambiaron pensamientos como el de Anna Castillo, que mencionaba que a pesar de que el sueldo no es un tema que se hable entre compañeros, resulta molesto que las mujeres cobren menos si hacen el mismo trabajo que los hombres. «No tiene ningún tipo de sentido. Basta ya».

Si de algo quedó muestra en la gala de los Premios Feroz es que las mujeres y hombres de nuestro país siguen peleando para conseguir romper las diferencias entre ambos sexos. «Nosotras estamos poniendo cara y voz a todas esas mujeres que sufrirían represalias si lo hiciesen individualmente» aclaraba Belén Rueda que, como bien revelaba «la única manera de que las cosas se sepan es diciéndolas y la única manera de que al final calen es no olvidándolas».

Mireia Sánchez

Valenciana pero viajera por el mundo. Periodista. Colaboradora en varias revistas online. El micrófono, mi pasión, la cámara amiga con derecho a roce, y un papel y un bolígrafo, mis mejores aliados. Persiguiendo un sueño pero con los pies en la tierra.

1 Comentario

  1. Mari Carmen 24/01/2018 at 23:50 -  Responder

    Cuando algo gusta y deseas, el resultado es un buen trabajo como este. Toda una profesional. Enhorabuena.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top