Álex González e Hiba Abouk nos dan las claves de la temporada final de ‘El Príncipe’

Principe 506-2 (Copiar)

Ha sido una de las series más esperadas de la temporada. El Príncipe volvió el pasado 14 de abril a Telecinco como se fue: en plena forma de audiencia, pese a la brutal competencia del resto de cadenas.

Hace unos días volvimos a encontrarnos con sus protagonistas: Alex González e Hiba Abouk, o lo que es lo mismo Morey y Fátima, que nos dieron algunas claves para vivir esta temporada final con más intensidad que nunca, porque ya sabéis el lema de la serie: «En El Príncipe nada es lo que parece».


Principe 434-2 (Copiar)

ÁLEX GONZÁLEZ: «Para Morey antes de Fátima no había nada y después tampoco lo habrá»

- ¿Qué va ser más complicado para Morey destapar a Khaled o recuperar el amor de Fátima?

Pues va ser más o menos igual de complicado, porque para recuperar a Fátima lo primero que tengo hacer es destapar a Khaled. Todavía no sabemos el final de la serie y todos los compañeros especulamos sobre qué pasará. Yo espero que Morey consiga ambas cosas.

- ¿En esta temporada descubriremos algo más de la vida familiar de Morey?

Él es una persona muy introvertida que además, por el trabajo que ha elegido, tiene que proteger a su círculo más cercano que son familia y amigos. Eso hace que tenga una vida pobre a nivel social y que nunca se haya enamorado hasta que conoce a Fátima, de la que se enamora en contra de su voluntad. En la primera temporada iba a visitar a su padre; en esta segunda temporada habrá una visita muy parecida. Va a visitar a su padre para pedirle consejo sobre una cosa que sucede, pero se sigue viendo que la relación entre ellos es muy fría y casi inexistente.

- ¿Cómo va afectar el personaje de Nerea Barros a Morey?

A la agente Hidalgo la mandan básicamente para vigilar a Morey; es un personaje que le incordia mucho. Además, Morey va a tener que tener relaciones sexuales esporádicas con ella y lo viví con cierto malestar, tanto como actor como en el personaje. Lo hablé con los guionistas porque no entendía por qué mi personaje se tenía que acostar con ella, pero es necesario para conseguir una información que destapa la trama Al-Afraf, y claro, destapando esa trama conseguir a Fátima, entonces no me quedaba más remedio que acostarme con ella. Y digo más remedio porque para Morey antes de Fátima no había nada y después de Fátima tampoco lo habrá. Él no desea tocar otro cuerpo, ni oler otro pelo, ni escuchar otra voz ni estar con otra mujer que no sea ella.

- ¿Cómo te gustaría que fuera el final de la serie?

Como espectador de la serie creo que sería interesante, dado que siempre suele morir el héroe, -dentro de que en la serie todos somos héroes y Fátima es una heroína-, que muriera el personaje de Fátima y de esta forma Morey quedaría muerto en vida. También me gustaría que tuviera un final feliz.

- Ya solo os queda un capítulo para acabar de rodar esta temporada final de la serie. Han sido meses de grabaciones muy intensos… ¿Estás cansado de interpretar a Morey?

Por una parte estoy cansado porque llevamos muchos meses sin parar y metidos en lo mismo todo el rato; son muchas horas interpretando. El otro día estaba comiendo con mi hermana y debe ser que puse una cara rara y me dijo: «tienes doble personalidad, eres bipolar» (risas). Le expliqué que no soy bipolar pero que no puedo desconectar. Y es verdad que puedo estar hablando con alguien y de repente se me cruza un pensamiento de una escena que tengo que rodar dentro de poco y ya estoy metido en el personaje de Morey.

Sí tengo ganas de terminar y recuperar mi verdadera personalidad (risas). Aunque también sé que echaré mucho de menos mi personaje porque ha sido muy importante y lo voy a recordar siempre.

- ¿Qué método usas antes de salir a grabar para meterte en tu personaje?

Depende la secuencia, pero generalmente intento relajarme. Cuando me estoy cambiando en el camerino me pongo música, suelo escuchar una canción, Adagio for Strings, que me inspira mucho con Morey y mientras me voy poniendo la ropa de él voy respirando y concentrándome en el personaje. El minuto antes estoy pensando de dónde viene el personaje, hacia dónde quiere ir y qué quiere conseguir. Me ayuda mucha una cosa que leí de Meryl Streep; ella dice que la ultima respiración que hace antes del «¡acción!» se mete en el personaje y la verdad que me lo he quedado y lo hago con Morey.

- ¿Piensas cómo va ser el último día de rodaje?  ¿Lo echarás de menos?

Todavía nos quedan grabaciones hasta finales de mayo o principios de junio. Normalmente, cuando termina el rodaje para un compañero de la serie el equipo le aplaude, y el otro día soñé con que había terminado de grabar y empezaba a dar un discurso muy emocionante. Cuando me desperté pensé que por qué no me había levantado nada más terminar el sueño para apuntarlo (risas). En el discurso me emocionaba mucho, y venía a decir más o menos que El Príncipe ha sido un regalo para todos. A mí esta serie me ha cambiado mucho mi vida, tanto personal como profesionalmente.

- ¿Cómo habéis llevado que Telecinco enfrente El Príncipe contra Allí Abajo?

Cuando nos contraprogramaron con Allí Abajo tenía mucho miedo porque decía: «una serie que ha tenido mucha audiencia en el primer capítulo y ahora nos contraprograman contra ellos» y de repente descubrimos que pueden convivir las dos series y hacer muy buena audiencia ambas.


Principe 482-2 (Copiar)

HIBA ABOUK: «Me gustaría que al final muriéramos todos»

- ¿Cómo afrontas esta última etapa de la serie?

Da muchísima pena que se acerque el final de la serie porque cada día que vas a trabajar te despides de compañeros del equipo, de tu personaje, de las tramas… Lo vives todo con muchísima más intensidad y muchísima más emoción sabiendo que es final. También tengo ganas de terminar esta etapa y pasar a otra.

- ¿Va a ser difícil la relación con Morey esta temporada?

En un primer momento bien, porque como Fátima no le cree, o no quiere creerle, no le va a tener mucho en cuenta. Pero cuando empiece a creerme un poquito más la versión que tiene Morey sobre mi marido empezaré a dudar más de la versión de Khaled.

- ¿Qué crees que le atrae de Morey y Khaled a Fátima?

De Morey se supone en esta temporada que no le atrae nada, porque le ha hecho mucho daño. Pero cuando Fátima va a verle le da un vuelco al corazón y empieza a sentir cosas que pensaba que nunca más iba a sentir por él. De Khaled le atrae todo ahora mismo: que le ha tratado muy bien, que supo perdonarla lo de Morey y que la cuida y le da estabilidad emocional.

- ¿Cómo va a llevar Fátima la relación de Khaled y Faruq que parece que va a ser un poquito mala esta temporada?

Es un personaje que siempre intenta mediar y no causar males para nadie, pero también es verdad que Faruq tendrá sus motivos para comportarse así con Khaled.

- ¿Tienes pensado qué objetos te gustaría quedarte de Fátima cuando terminéis de grabar?

Me gustaría quedarme de recuerdo las joyas. De la primera temporada me quedaré con un anillo que tenía que lo compramos la estilista y yo en uno de los viajes que hicimos al barrio de El Príncipe; luego nos bajamos a Tetuán y lo compramos allí. De esta temporada una joya, que es una manita de oro que lleva mi personaje, también me lo voy a quedar.

- ¿Cómo te gustaría que fuera el final de la serie?

Lo más honesto es que Fátima muriera. Me encantaría ver la muerte de mi personaje desde mi casa como espectadora. Aparte de este final, también me gustaría que muriéramos todos, porque El Príncipe es una historia muy Romeo y Julieta y como buena tragedia sería un buen final.

- ¿Qué te parece que muchas musulmanas estén copiando la forma de ponerse el velo de Fátima?

Es maravilloso. Cuando concebimos el personaje de Fátima tenía que ser musulmana, pero no una musulmana al uso, teníamos que conseguir que cuando vieras al personaje la vieras como una musulmana mas díscola, más libre… Para eso era importante tener otra manera de ponerse el velo. El velo normalmente tapa todo el pelo, así que decidimos que a ella se le pudiera ver un poquito de pelo. Es bonito que las chicas en Ceuta se lo hayan tomado al pie de la letra y que se pongan el velo así. Me hace mucha ilusión porque creo que es un paso para la emancipación de la mujer árabe-musulmana.

Fotografías: Rocío Muñoz

Víctor Navas

Amante del buen humor, realizador de espectáculos y audiovisuales. En constante aprendizaje en YourWay Magazine como redactor y CM.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top