MAREA CRÍTICA | El auge de las ficciones no estadounidenses

peaky blinders ficción británica

Estamos acostumbrados a ver de forma constante en pantalla series y películas de origen estadounidense, sin tener en cuenta la calidad europea y latina que en este momento baña en muchos casos a los americanos. Es cierto que en Europa se hace un formato más largo que en EE.UU., al menos en cuanto a series se refiere, ¿pero jugamos con la calidad o con la cantidad? Esta es una pregunta sin respuesta, al menos de momento. Lo que está claro es que el gigante americano siempre va a aplastar al resto de formatos y orígenes, porque una producción de dicho continente suele ser sinónimo de calidad y lleva la marca «popularidad» pegada al trasero, mientras que el continente europeo hasta hace bien poco no era considerado competencia nata ni para ellos mismos. Debemos reconocer, tanto latinos como europeos, que, por unos u otros motivos siempre, en lo que a cultura se refiere, vamos tres pasos por detrás del gigante yanqui, o eso es lo que parece en muchos casos.

happy valley ficción británicaPeaky Blinders es una de las series más populares en la actualidad, tanto en su país de origen (Reino Unido), como en otros. Un ejemplo es España, donde esta serie está en boca de gran parte del sector seriéfilo. Otra serie popular entre los amantes de la ficción televisada es Happy Valley, serie también británica cuyos finales de temporada se hacen eternos dado el gran espacio que existe entre temporadas.

Las series latinas, a diferencia del resto, tienen por defecto los cambios de duración. Hay muchas series o telenovelas que comienzan con una duración, después pasan a otra, más tarde vuelven a la original y luego la modifican de nuevo. Parte «positiva» es que la mayoría únicamente tienen una temporada, aunque de mil capítulos (las famosas telenovelas). Volviendo a la calidad y dejando la cantidad de lado, las producciones yanquis tienen más presupuesto, por lo general, que las europeas, por lo que debemos elogiar el gran trabajo de estas últimas. Con menos presupuesto y actores menos conocidos están ganando terreno a las series reconocidas en todo el mundo. El cine, por desgracia, aún se sigue quedando atrás en cuanto a repercusión. Al final, una película no deja de ser algo puntual, mientras que una serie o telenovela puede pasar de boca en boca durante un largo periodo de tiempo y continuar en emisión para, por tanto, hacerse más y más popular.

En definitiva, la cultura europea comienza a imponerse (por fin) sobre la cultura americana que tanto ha marcado a varias generaciones, incluida la mía. Por fin podemos decir que fuera de EE.UU. se hacen series y películas de calidad, y ha llegado el momento de reivindicar el lugar de Europa en la cultura seriéfila. Por ello, desde este humilde rincón os animo a que pongáis en el mando «Europa» en vez de «América», pongáis por delante la calidad a la cantidad, y disfrutéis durante estas fiestas de otro tipo de cultura que no sea la estadounidense.

Alazne Villar

De un lugar parecido a Invernalia, animadora sociocultural y turística de profesión, voluntaria de trinchera y 2.0 por vocación, snob seriefila y geek por diversión; a ratos humana y a ratos zombie, seriéfila a jornada completa y horario flexible. ¿Qué hago aquí? El día que lo averigüe dejaré de escribir… (en busca de la perfección).

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

ENTRADAS MÁS VISTAS HOY

Último en la galería

    CONTACTA CON NOSOTROS

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Top