«Las Campos», más allá de la telerrealidad

Noticias, Televisión | 0

las campos

El pasado viernes durante la emisión en directo del programa Deluxe, Telecinco estrenaba la cuarta entrega y más conciliadora del docu-reality protagonizado por “Las Campos”. María Teresa, Terelu y Carmen Borrego, en un episodio de lo más enternecedor, se reencontraron con un pasado común en la provincia de Málaga, donde las hijas y la madre vivieron su infancia y fue el lugar que la matriarca de las Campos tuvo que abandonar para continuar con su carrera exitosa de periodista.

El programa de “Las Campos”, aparte de su contenido, nos ofrece una exquisita realización a la que no estamos acostumbrados en televisión, unos planos bastante más modernos de lo común y una fotografía que se adapta al formato dándole una calidad de imagen que varios programas y reportajes de otras cadenas deberían tener en cuenta. Y eso es gracias a La Fábrica de la Tele, su productora.

Después de cuatro capítulos sin ningún tipo de desperdicio, es hora de analizar a cada una de sus componentes desde una perspectiva no tan sangrante e hiriente como los propios compañeros de Terelu en “Sálvame”.

A lo largo de estas entregas y sus posteriores debates, creo que se ha podido ver una ligera modificación en el comportamiento de María Teresa Campos. La presentadora me transmite cierta pena con su mirada que, desde luego, no es agradable de percibir. Veo a una María Teresa que posiblemente se encuentre en uno de los mejores momentos a nivel personal, pero no veo lo mismo con respecto a su momento profesional. A pesar del éxito, tanto de su programa de los fines de semana “Que tiempo tan feliz” como con el docu-reality, me da la sensación de que lo que para ella era una novedad, un aire fresco en el que poder lucirse junto a su hija, ha pasado a ser algo que no le hace tanta gracia, incluso me atrevo a cuestionar la felicidad que le deben dar los buenos datos de audiencia. Me pregunto si, en el caso de depender de ella, le daría más continuidad al programa.

A la vez, podemos ver a una Terelu que, en cuanto a éxito se refiere, y a pesar de no tener un programa que presentar, se encuentra en un momento que televisivamente le está dando mucho a ella y, por qué no decirlo, a nosotros también. Terelu se ha convertido en un claro referente humorístico sin ella pretenderlo y posiblemente sin ser consciente. Con una profesionalidad exquisita y una entrega a su carrera indudable, la también colaboradora del programa de las tardes de Telecinco es claramente una figura que hipnotiza y que hace que no puedas despegar los ojos de la televisión durante sus intervenciones en telerrealidad. Ahora, durante su corta estancia en la casa de “GH VIP 5”, hemos podido ver claramente cómo Terelu es un claro ejemplo del costumbrismo español, y seguramente en ello resida la clave de su éxito en esta temporada. Lo que tengo claro es que gusta verla de manera sencilla, sin grandes adornos y de una forma muy espontánea. Nos gusta ver cuando Terelu saca carácter, cuando es cómica sin darse cuenta y, por qué no añadirlo, nos gusta hasta verla comer sin preocupaciones.

La última integrante de uno de los clanes más famosos del panorama nacional es Carmen Borrego, toda una revelación para la cadena, que desde su primera intervención en “Las Campos” no ha dudado en meterla de forma fija en cada capítulo y hacer de él también su programa. Aun así, me cuesta percibir que ella se sienta totalmente integrada a nivel mediático en el programa, veo cómo es consciente de que las dos principales figuras de él son su madre y su hermana y que ella a veces se siente en un segundo plano. De todas maneras, la cadena no ha dejado de contar con ella para ninguna de sus intervenciones en programas como “El programa de Ana Rosa” o “Sálvame Deluxe”. El tercer vértice de “Las Campos” ha tardado muy poco en hacerse con el cariño del público, aportando un carácter diferente con respecto a sus otras dos componentes. Desde que el actor Brays Efe me dijo que Carmen Borrego sería totalmente amiga de “Paquita Salas” no me puedo quitar esta amistad de la cabeza, y desde aquí pido a la directora de televisión que, por favor, se deje ver, aunque sea un poquito, por la segunda temporada de la webserie.

No sé vosotros, pero desde luego yo no me canso de ver las distintas entregas de “Las Campos” y creo que, tanto Telecinco como La Fábrica de la Tele no han podido acertar más reinventándose con este nuevo formato que tantos momentos buenos nos está dando y que, seguramente, nos seguirá dando las próximas semanas en la cadena privada.

Mario Temiño

Nacido en Madrid. Parte creadora. Entrevisto y escribo sobre libros en YourWay Magazine. Cine. Televisión. Técnico en producción audiovisual y aficionado a escribir y leer en mis ratos libres.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

CONTACTA CON NOSOTROS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top