CRÍTICA DE TEATRO | “5 y… ¡acción!”, de Javier Veiga

crítica 5 y... ¡acción!

Tengo que reconocer que me llevé un «zasca» bien merecido por la idea preconcebida con la que entré al teatro a ver 5 y acción. Pensé que sería otra comedia de relleno, con presentadores venidos a actores y el todo queda en casa, pero qué va, salva bastante más que los muebles. El mejor making of que se ha visto en mucho tiempo.

La historia gira en torno a los sueños y caprichos de cada uno de los personajes. Sueños que se convierten en pesadillas por momentos y caprichos que resultan más difíciles de complacer a medida que avanza la acción.

Max (Javier Veiga) aspira a ser un gran director de cine de la mano de su fiel y leal ayudante, Antonia (Ana Rayo); en la cabeza de este un guion perfecto, el casting perfecto. Eso hasta que se cruzan en su camino las ansias de Adolfo (Carlos Sobera) por satisfacer la fantasía de su novia Marisol (Marta Hazas) de ser actriz, joven que lo que se dice dotes de artista, no tiene. Por si fuera poco quebradero de cabeza tener que lidiar con una mujer a la que le viene al pelo ser rubia, entra en escena la mujer de Adolfo, Pilar (Marta Belenguer) para terminar de enredarlo todo.

El resultado de meter a todos estos personajes en una coctelera que ellos mismos se encargan de agitar es esta obra de teatro, vorágine de mentiras y excusas en los que unos salvan el pellejo a otros por «solidaridad».

Dentro de lo, quiero pensar, surrealista de la situación, el personaje que más me llegó fue el de Antonia, no sé si por ser el más cercano a lo que sería el trabajador común o porque hace reír desde la resignación en la que vive sumida.

Digamos que el punto fuerte de la obra de Javier Veiga está en conseguir que todos los nubarrones contribuyan a formar la borrasca, el guion agudo y la interpretación inteligente de los actores no brillaría si la original combinación entre decorados, luces y sonido no sumase, y los elementos multimedia no serían lo mismo sin la colaboración estelar de los invitados virtuales. Colaboraciones que, por cierto, se llevaron una sonora ovación.

Esta comedia promete, apostaría a que va a ser uno de los éxitos de la temporada, da igual que los chistes sean chistes fáciles, que los personajes rayen el absurdo… todo eso da igual si los actores mueren para que el espectador no pare de reír, y eso es morir por una causa muy grande.

 

MÁS INFORMACIÓN

Venta de entradas

Margarita Pérez
Me apasiona que me cuenten historias desde las tablas, desde la gran pantalla o desde la caja lista. ‘Mary Poppins’ me enganchó al cine, ’10 negritos’ al teatro. Nací con una tele debajo del brazo y un lápiz en la mano izquierda. «Librívora» desde la cuna. Escribo porque no sé vivir de otra manera. Ingeniera de Telecomunicación. Madrid, Madrid, Madrid…

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top