Por qué nuestro cine merece la pena

cine español

Muchas personas son las que, a día de hoy, siguen sin consumir cine español y halagan otras ficciones procedentes de distintos países. A pesar de que esta decisión es totalmente respetable, ¿cuántas veces hemos oído eso de que el cine español no merece la pena? Pues bien, hoy vengo con la intención de hacer cambiar de idea a todos aquellos que piensan que el cine español no está a la altura de otros como el estadounidense. Porque aunque muchos no lo sepan, nuestro séptimo arte esconde verdaderas razones por las que consumirlo.

España cuenta con un gran número de actores y actrices que cada día consiguen ocupar pantallas de cine. Si a hombres hacemos referencia, actores de la talla de José Coronado, Antonio Banderas, Luis Tosar o Javier Bardem son solo algunos de los nombres que podríamos destacar, aunque por suerte el panorama español esconde muchas más promesas como Álex García, Quim Gutiérrez o Dani Rovira. Si hablamos de actrices también podemos estar orgullosos de las que representan los personajes femeninos de nuestro cine. Mujeres como Maribel Verdú, Carmen Machi o Belén Rueda son, sin lugar a dudas, los iconos que demuestran que en nuestro país hay un nivel alto en el mundo de la interpretación femenina. Ellas no son las únicas, ya que hay actrices más jóvenes como Blanca Suárez o María Valverde que pisan fuerte y han conseguido reconocimientos por su buen trabajo.

No sólo delante de las cámaras observamos la calidad de nuestro cine, y es que si de algo podemos presumir es que nuestros directores son aclamados fuera de nuestro país. Aunque los que más destacan por su larga trayectoria son Pedro Almodóvar y Álex de la Iglesia, es importante mencionar a algunos más por las verdaderas joyas que han proyectado en nuestras salas. Entre los 40 y 50 años rondan las edades de otros tres directores que están a la altura. Alberto Rodríguez (La Isla Mínima, El Hombre de las Mil Caras), J.A.Bayona (Lo imposible, Un Monstruo Viene a Verme) o Alejandro Amenábar (Mar Adentro). Por si estos profesionales fueran pocos, a algunos actores como Paco León y Raúl Arévalo les entró la curiosidad de trabajar detrás de las cámaras y el resultado no pudo ser mejor.

Además de lo evidente que observamos cuando vemos una película española, hay datos que reflejan que nuestro cine merece mucho la pena. Sin tener en cuenta los años anteriores —que también fueron positivos para este arte—, los datos del 2017 corroboran nuestra calidad cinematográfica. En lo que llevamos de año nuestras películas cuentan con un total de 24.349.512€ recaudados y 3.920.526 espectadores que han decidido sentarse en una butaca y disfrutar. Teniendo en cuenta que en pocas semanas la esperada fiesta del cine vuelve, estamos seguros de que estos datos van a crecer.

Aunque muchos españoles sí que aprecian este, no solo en nuestro país tiene reconocimientos, y es que cada vez se habla más de él fuera de España.  El último hecho que reafirma esta realidad es el Festival de Cine Español en Australia, que daba el pistoletazo de salida el día 18 con la última comedia de Paco León, Kiki, el amor se hace. El hecho de que fuera de nuestro territorio existan premios para nuestro cine confirma que entre existen verdaderos genios en nuestro territorio.

Si aún no has quedado convencido no te preocupes, tengo otro motivo más por el que debes valorar el cine español. Aunque por desgracia haya sido un arte de los no premiados en la bajada del IVA cultural, nuestro cine es cultura, le pese a quien le pese. No entraré en si los beneficiados por el IVA responden a esta definición, lo que sí está claro es que el cine es una herramienta de expresión inmensa en la que tanto directores como actores reivindiquen cosas y cuentan hechos que quizá nadie se atreve a contar. Porque nuestro cine merece la pena y porque supone abrir otra ventana al mundo que, en épocas como la que vivimos, es necesario.

Mireia Sánchez

Valenciana pero viajera por el mundo. Periodista. Colaboradora en varias revistas online. El micrófono, mi pasión, la cámara amiga con derecho a roce, y un papel y un bolígrafo, mis mejores aliados. Persiguiendo un sueño pero con los pies en la tierra.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top