Dani de la Orden, Berto y Buenafuente: El buen humor de dos cómicos y un director en ‘El pregón’

La labor de director puede ser complicada o sencilla, pero cuando tienes en tus manos a dos cómicos con tan buena química entre ellos la cosa puede resultar más fácil todavía. Eso es lo que le ha pasado a Dani de la Orden con Andreu Buenafuente y Berto Romero en su próxima película, El pregón.

El largometraje nos presenta a los hermano Juan y Richi Osorio, Buenafuente y Berto respectivamente, glorias olvidadas de la música de los años noventa que aceptan dar el pregón de su pueblo, Proverzo. Al llegar allí tendrán que superar una serie de obstáculos para lograr sobrevivir a una situación «de dos urbanitas que van al pueblo y por intentar quedar bien la lían más todavía», como expresa el director.

Para Dani de la Orden esta suponía su primera película tras Barcelona, noche de verano y Barcelona, noche de invierno. La química entre los tres es palpable desde el momento que entran en la sala, una química que ya venía desde el rodaje.

«Sabían que yo tenía mi peli en la cabeza y se pusieron bajo mis órdenes. Eso sí, son dos cómicos, les gustan las ironías, y la confianza lo bueno que da es que nos cachondeábamos los unos de los otros y yo recibí como el que más», expresa de la Orden, aunque remarcando que «en el buen sentido».

Todo son anécdotas de los días de rodaje en los que Buenafuente pensaba que si acababas el rodaje antes de tiempo te podías ir, todo por su «inexperiencia», como señala el propio Andreu, y en las que Dani le lanzaba «técnicas de evasión» para que entendiese que no, que «se rodaba hasta las 12».

El pregón desprende, además de risas, un ritmo que mantiene al espectador entretenido. Una tarea que, como los tres explican y están de acuerdo, no es sencilla porque el largometraje «necesitaba mucho ritmo todo el rato».

«La transición durante una escena a la otra, cómo introduces momentos musicales, cómo ruedas algunas escenas de acción aunque la palabra acción se limite a Andreu con una cabra. Entonces, siempre narraba las escenas como creo que el drama las merecía», explica Dani provocando las risas de Berto y Buenafuente.

Pero si en algo destacan los dos cómicos es precisamente en eso, en hacer reír. Ambos son expertos en la improvisación, como se puede ver en sus programas de televisión y radio, y en la película no podían ser menos y dejar su toque. Eso sí, dejando la improvisación ya pactada de antemano.

«Si improvisas y haces las dos tomas diferentes las va a montar tu abuela porque no va a encajar en ningún lado», señala Berto. «La improvisación se hizo cuando se debía hacer, es decir, durante el ensayo, durante los procesos del guion. Ahí le aportábamos cosas a Dani», sentencia el cómico y actor.

Aunque también explica que llegó un momento durante el rodaje en el que Dani les pedía que dijeran algo a pesar de la insistencia de ambos cómicos en que si no hablaban no pasaba nada, que «a ver si vamos a estar hablando toda la peli», cosa que sacaba una sonrisa a los dos protagonistas.

La otra labor que tenían los tres entre manos era quizás la más complicada, y consistía en separar a Berto y a Buenafuente de sus personajes de televisión y que en la gran pantalla no parecieran ellos. Un trabajo que ha dado sus resultados en la película, y en la que solo se vislumbra la buena relación entre ambos actores.

«Conseguir el equilibrio entre hacer una peli, que funciones como peli y que la puedas ir a ver si no nos conoces, y yo creo que si no nos conoces es una comedia con dos cómicos. Y si nos conoces pues te cae ese plus de que han logrado armar una historia en la que son cómplices, en la que ves esa dinámica que ha formado la pareja», comenta Berto, aunque añade que tenía el temor de que la gente les viese en la película y saliese diciendo que «para eso los veo en casa».

Ambos se sienten cómodos en la comedia y aunque, como dice Buenafuente, «siempre hay una puertecita que te dice que vengas al drama», no se sentirían tan bien. Por eso, de momento se quedan en las películas cómicas, aunque quizás, «después de realizar quince comedias juntos», sorprendan a los espectadores y hagan un drama. Pero hasta que llegue ese momento, los podremos disfrutar primero en El pregón.

Daniel San Juan

León. Periodista. Me fui a Madrid para realizar el Máster en Comunicación de El Mundo. El cine es una de mis grandes pasiones y me encargaré de traer las novedades más recientes respecto al mundo de los largometrajes.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

ENTRADAS MÁS VISTAS HOY

Último en la galería

    CONTACTA CON NOSOTROS

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Top