Entrevista a Curro Cañete: «La gente dice que he sido muy valiente exponiéndome y creo que es verdad»

curro cañete

Curro Cañete lleva ya mucho tiempo dedicando su vida al periodismo, pero es justamente ahora cuando ha dado el salto a la literatura debutando con su libro “Una nueva felicidad”, publicado por la editorial Destino. En este trabajo el autor habla y da las claves sobre cómo encontrar la felicidad y lo hace contando una historia autobiográfica que seguramente te hará removerte por dentro.

Aprovechando este hecho importante en su vida, nos reunimos con él para charlar sobre cómo ha sido todo el proceso hasta que el libro ha llegado a las estanterías de las librerías y hacer balance sobre el periodismo, que él tan bien conoce, en estos últimos tiempos.


TITULARES

«Lo más difícil es, cuando tú tienes un sueño, seguir creyendo en él»

«Siempre he escrito sobre mí y sobre lo que veo y, de alguna manera, creo que por ahí va mi camino»

«Creo que la felicidad es una elección diaria»

«El hecho de tener que hacer titulares continuamente para que enganchen con las redes sociales es algo que, en mi opinión, perjudica al periodismo de calidad»


curro cañeteP. Antes de nada, Curro, ¿cómo llega a ti la oferta de escribir y publicar un libro?

Se me ofrece un poco desde dentro. El libro habla bastante de la sabiduría interior que todos tenemos y que no siempre hacemos caso o no escuchamos. Mi sabiduría interior fue la que me llevó a Lanzarote aquel verano del 2010 donde empezó esta aventura en la que yo no sabía muy bien qué es lo que quería escribir. Sentí esa necesidad y decidí irme un verano, aunque no tuviese ni pies ni cabeza porque tampoco es habitual que alguien se vaya a un sitio solo, en el que no hay diversiones ni estímulos externos, a escribir un libro. Más tarde entró una editora que se llama Silvia Sesé y, de alguna manera, el proyecto de búsqueda de la felicidad que había iniciado en Lanzarote se unió a esta gran ayuda del destino que hizo que fuese posible este proyecto.

P. ¿No es arriesgado debutar con un libro autobiográfico antes de darte a conocer al público literario?

Sí que lo veo arriesgado, pero yo quería hacer un libro que fuera único y lo mejor que podía hacer era atreverme a contar lo que yo quería contar, para mí era muy importante. No porque yo quisiera contar mi vida sino porque me di cuenta de que lo que yo había vivido y lo que yo tenía para aportar era mucho e importante, entonces le di más prioridad a eso que al miedo de lo que pudiera pasar o al qué dirán.

La gente dice que he sido muy valiente exponiéndome y creo que es verdad, uno es valiente cuando hace algo que le da miedo y no hace falta que sean actos muy heroicos para serlo. Claro que me daba miedo exponerme y contar mi historia. En la nota previa pone que es un salto al vacío y en cierto modo era verdad, porque en ese momento ni mi familia, ni mis amigos, ni mi expareja habían leído el libro.

P. Como en toda novela, imagino que habrás tenido que darle forma a la historia, ¿hay algo de ficción en ella?

Sí que hay parte de ficción, y al fin y al cabo, el libro está en ficción en las librerías. Tuve que unir todos los elementos para hacer una historia que fuera atractiva para el público usando los saltos en el tiempo, y eso fue lo que hice, pero lo fundamental es todo real.

P. ¿Tiene consecuencias el escribir sobre uno mismo y la gente que le rodea?

Me ha traído consecuencias positivas. Yo asumí que podía haber consecuencias y reacciones que no me gustaran tanto, o gente que no me comprendiera, pero en este caso no ha sucedido eso, todo el feedback que he recibido por parte de todo el mundo ha sido positivo.

P. De todo el proceso de creación del libro, ¿qué ha sido lo más difícil?

Yo creo que lo más difícil es cuando tú tienes un sueño seguir creyendo en él. Si tú sigues creyendo en tus sueños no hay nada que vaya a impedir que ese sueño se haga realidad, porque si sigues creyendo en él va a tener la energía suficiente como para ponerte a construirlo. Yo tenía que seguir creyendo en mi sueño pese a los miedos que me entraban a diario. Eso ha sido lo más difícil, combatir mis temores o los fantasmas que me atormentaban.

P. Después de este debut, ¿vas a seguir escribiendo o esto era una única necesidad de desahogo?

Sí me gustaría. Yo me considero escritor, más incluso que periodista, porque el periodismo que he hecho siempre ha sido escrito y mis crónicas siempre han sido muy literarias. Lo que me gustaba, y me gusta, es el periodismo creativo. El nivel de esfuerzo también ha sido muy grande y estoy muy atento a que un proyecto me enamore tanto como para poder darle lo que corresponde. No me gustaría escribir libros como churros por el mero hecho de escribirlos. Ahora mismo hay un proyecto que me gustaría, que es el dar la vuelta al mundo y contarlo, pero ese proyecto es muy caro. Me gustaría escribir sobre mi experiencia. Siempre he escrito sobre mí y sobre lo que veo y, de alguna manera, creo que por ahí va mi camino.

P. ¿Podemos decir, entonces, que la ficción es algo que dejas más apartado?

Bueno, al contar la realidad siempre va a estar la ficción presente. Me gusta esa mezcla porque en el fondo no sabemos dónde queda la realidad en sí, porque la realidad que yo veo no es la misma que ves tú, entonces pienso que voy a escribir siempre con una base de realidad importante y permitiéndome algo de ficción.

P. ¿Hay un boom ahora de periodistas que os animáis a publicar libros?

Sería muy bonito porque yo pienso que ya va siendo hora de que el ser humano se atreva. Aquí estamos todos de paso, nos vamos a morir y en este libro la muerte está muy presente; eso me hace relativizar las cosas y no darles tanta importancia a asuntos que no lo merecen. Mientras más nos atrevamos a ser sinceros con nosotros mismos y con los demás, mejor será, así que si eso empiezan a hacerlo los periodistas me parece genial. A mí me interesan mucho las novelas reales porque, de alguna manera, son historias que está viviendo esa persona.

curro cañeteP. ¿Te has sentido bien acogido en el mundo de la literatura llegando a ella a través del periodismo?

Me he sentido muy buen acogido por los lectores.

P. Y las redes sociales, ¿han ayudado o distorsionado el periodismo?

En mi opinión las redes sociales ayudan mucho y para dar a conocer mi libro han ayudado muchísimo porque han sido los propios lectores los que han conseguido que esté entre los más vendidos de La Casa del Libro. Cuando eres un autor famoso sales con una campaña de marketing, de promoción o de publicidad, y en mi caso no ha sido así. Los lectores y algunos medios como vosotros han sido los que se han ido sumando a ese efecto de bola de nieve. Con respecto al periodismo no estoy tan seguro, porque el hecho de tener que hacer titulares continuamente para que enganchen con las redes sociales es algo que en mi opinión perjudica al periodismo de calidad, que es en lo que yo creo.

P. Parece que los grandes referentes del periodismo son gente de hace ya tiempo, ¿cuáles serían para ti los referentes actuales?

Maruja Torres, desde luego. También me gusta mucho Rosa Montero, que justamente ha dado una frase para el libro, o Elvira Lindo. Me interesa ese tipo de periodismo porque es literario. El mundo de la política no me interesa absolutamente nada ahora mismo porque me parece un escándalo todo lo que hay alrededor de la política en estos momentos.

P. ¿Cuál dirías que ha sido el momento periodístico más importante del año pasado?

Para mí, lo más importante con respecto al periodismo ha sido la esperanza y un retorno al periodismo de calidad, en el que los periodistas están bien pagados, en el que se pueden dedicar más de dos días a un reportaje, en el que se pueden revisar los textos… y yo pienso que este año ha habido cierta apuesta hacia esto que estaba en decadencia.

P. ¿Y el libro del año?

“La carne” de Rosa Montero.

P. Para terminar, Curro, ¿después de publicar “Una nueva felicidad” has encontrado ya tu verdadera felicidad?

Yo creo que la felicidad es una elección diaria y sí que la he encontrado. Tengo un tatuaje que me lo recuerda cada día, pero soy muy consciente de que la puedo perder en cualquier momento porque es una elección diaria pero también un trabajo diario. He asumido que eso va a ser así siempre hasta el último día de mi vida y he asumido que estoy subido a esa tabla de surf en la que me puedo caer en cualquier momento pero que, si me caigo, me subo otra vez rápidamente.

 

Fotografías: Rocío Muñoz

Mario Temiño

Nacido en Madrid. Parte creadora. Entrevisto y escribo sobre libros en YourWay Magazine. Cine. Televisión. Técnico en producción audiovisual y aficionado a escribir y leer en mis ratos libres.

¿Algo que añadir? ¡Déjanos un comentario!

DESTACADOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top